Publicidad

Suzuki Burgman

Publicidad
Publicidad

Noticias de Suzuki Burgman en Motorpasion Moto

Como ya ocurrió hace un par de semanas con la Kawasaki J300, unos días atrás tuvimos la oportunidad de asistir a la presentación en el Café Velázquez por parte de Suzuki Gijón de la nueva Suzuki Burgman 125 2014, además de la también renovada Suzuki V-Strom 1000 de la que hablaremos en unas horas. Tras haber probado hace unos meses el modelo anterior, tenía ganas de ver en directo el nuevo scooter que ya se fabrica en Tailandia después del cierre precisamente de la factoría de Gijón. Y es que la última renovación del modelo que nació en el 2002 data ya del 2007. Y siete años en un mercado que evoluciona constantemente son muchos hasta para esta superventas. Si algo funciona, no lo toques Está máxima, cierta como que la noche sigue al día y que remarqué en la prueba del modelo anterior, lo han mantenido a rajatabla. Ser el scooter más vendido es motivo de orgullo pero también de preocupación porque sabes que si con la renovación te equivocas, habrás matado a la gallina de los huevos de oro irremediablemente. En este caso los cambios deben ser mínimos, mejorando aquellos detalles que en muchas ocasiones ha sido el propio usuario el que te ha puesto sobre aviso (de esto sabe mucho Honda con su renovada Scoopy) Por ello y hasta que en los próximos días podamos contar con una unidad de pruebas, hemos intentado extraer algunas conclusiones sobre lo que pudimos ver. Así el mayor cambio se produce en la carrocería, siguiendo las líneas que marcó el año pasado el Suzuki Burgman 650. Pierde la identidad de su frontal, que ahora corresponde más a la imagen de la que dispone la marca en otros de sus modelos. Quizás el mayor cambio que se puede observar son los intermitentes, que dejan de formar parte de ese faro y pasan a estar integrados en el lateral. La pantalla también es considerablemente más alta, aproximadamente 110 mm para aumentar el confort. La postura también ha sido retocada en busca también de ese aumento de la comodidad a los mandos además de haberse rediseñado el asiento, siendo ahora de dos alturas. En el puesto de conducción, un nuevo cuadro de instrumentos incorpora detalles como el ordenador de abordo o un indicador ECO que nos dice cuándo estamos realizando una conducción eficiente y ecológica. Detrás también se ha renovado en profundidad, con una doble óptica que incorpora los intermitentes. Sigue siendo un auténtico scooter de carga, con un cofre bajo el asiento de 41 litros de capacidad en el que nos cogen dos cascos integrales y dos guanteras frontales con otros cinco litros adicionales. En cuanto al motor y la parte de ciclo no hay apenas cambio. Una inyección refinada para una mejor respuesta y un consumo más bajo así como unas suspensiones y frenos revisados. Estos últimos ahora sí pueden incorporar el sistema ABS como opción aunque el básico creo que pierde la frenada combinada a la vista de las fotos y del directo ya que no he encontrado el doble conducto conectado a la pinza delantera. Os dejamos con un vídeo, en este caso con el Suzuki Burgman 200 que es idéntico y os emplazamos a compartir con nosotros la prueba en los próximos días. Por cierto, una pregunta: ¿alguno más ha notado en las vistas tres cuartos, una semejanza en los faros a la Yamaha X-Max? Lo dejamos ahí.

ActualizaciónPodéis leer la prueba de la Suzuki Burgman 2014 en el siguiente enlace: Suzuki Burgman 125 2014, prueba (características y curiosidades)

Nota:Pedimos disculpas por la calidad de las fotos pero en un local oscuro, de noche y con gran cantidad de público no es el entorno ideal para realizarlas. Prometemos traeros buenas fotos de los detalles durante la prueba. Vídeo | Youtube

Publicidad
Inicio