Compartir
Publicidad

Suzuki Burgman 125 Executive, prueba (características y curiosidades)

Suzuki Burgman 125 Executive, prueba (características y curiosidades)
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya iba siendo hora de que catásemos la superventas por excelencia en el segmento de los scooter de 125. La Suzuki Burgman 125 Executive ha pasado por nuestras manos pero gracias a un particular. Pablo, de Talleres Santo Domingo, amablemente nos cedió su moto para que pudiésemos probarla a fondo.

Como habréis podido ver por el apellido Executive, se trata del modelo tope de gama del sempiterno scooter de la marca de Hamamatsu. Este añade varios elementos, sobre todo estéticos, que la diferencian de su hermana más sencilla.

Suzuki Burgman 125 Executive. Execu... ¿qué?

Suzuki Burgman 125 Executive

Executive, o ejecutiva como diríamos los castellano hablantes. Varios son como decíamos los detalles que la diferencian. Empezamos por la pantalla, tintada y más baja pero con un derivabrisas regulable en su parte superior.

Ocurre lo contrario con el color de la instrumentación, que pasa en este caso a ser blanca. Si seguimos bajando la mirada, el faro y los intermitentes delanteros poseen un tono azul muy distintivo mientras que la horquilla y las llantas pasan a ser negras.

Vamos ahora hacia la parte trasera, al sillín que cuenta con un doble cosido. El protector de escape es de color gris titanio y por último los intermitentes pasan en este caso a ser de color rojo. Si hablamos del conjunto, cuenta con una nueva decoración en negro mate metalizado además del blanco perla, color que hemos probado para vosotros. El resto de elementos de la Suzuki Burgman 125 Executive permanecen inalterados entre las dos versiones.

Suzuki Burgman 125 Executive, motor y parte de ciclo

Suzuki Burgman 125 Executive

El corazón de la Suzuki Burgman 125 Executive está animado por un monocilíndrico de cuatro tiempos, con inyección y refrigeración líquida y culata SOHC que proporciona una potencia total de 12 CV. Lógicamente cuenta con una transmisión mediante variador automático que llega a la rueda trasera gracias a una correa trapezoidal.

Es un scooter enfocado a la ciudad, y se nota en sus ruedas. Delante, neumático 110/90 en llanta 13 y detrás, 130/70 en llanta 12. Sobre ellas, una sencilla horquilla telescópica y un doble amortiguador trasero regulable en precarga.

Dos discos de 220 mm se encargan de detener el conjunto. Como ayuda, la Suzuki Burgman 125 Executive cuenta con frenada combinada (cuando frenamos de detrás, también lo hace automáticamente delante). No está disponible con ABS.

Suzuki Burgman 125 Executive, vida a bordo

Suzuki Burgman 125 Executive

La vida a bordo sobre la Suzuki Burgman 125 Executive es muy fácil, sobre todo si eres bajito. El asiento está a tan solo 705 mm del suelo lo que la convierten en una de las más fáciles de llegar, si no la que más. Está dividido en dos zonas, con respaldo lumbar para el conductor.

A pesar del asiento tan bajo debajo hay hueco teóricamente para dos cascos integrales (lo veremos en próximas entregas). Independientemente de si entran o no, el hueco es muy grande aunque no tiene una forma regular.

La plataforma no es plana ya que en el túnel central se encuentra la tapa de llenado del depósito. Se accede a él mediante una tapa y debajo nos encontramos un tapón con llave y sin bisagra. Por encima, dos guanteras (tres si contamos los huecos). La primera, doble, tiene cierre mediante cerradura y toma de 12 V en su hueco izquierdo. Por encima y a la derecha del clausor (con cierre magnético de seguridad), otro pequeño hueco complementa el sitio para dejar objetos. Simétricamente a esta hay otra tapa de acceso, pero no os dejéis engañar ya que por ella se accede al depósito del radiador así que no intentéis usarlo como guantera que no podréis.

Suzuki Burgman 125 Executive

La instrumentación es sencilla y se nota el paso del tiempo ya que encontramos un obsoleto totalizador de kilómetros analógico en la esfera central, donde tenemos el velocímetro. Aquí también cuenta con una pequeña pantalla digital que conmuta sus funciones entre reloj horario y cuenta kilómetros parcial.

A los lados, dos esferas. La izquierda para la temperatura del motor y la derecha para el nivel del depósito de combustible. El resto de testigos (intermitentes, luces, aceite) se encuentran diseminados por el cuadro. El botón de encendido de luces ha pasado a mejor vida y ya no nos tenemos que preocupar de encenderlas ya que se hace automáticamente con la puesta en marcha.

Por último, cuenta con caballete y pata lateral de serie con el que dejarla estacionada aunque no con freno de mano como alguna de sus hermanas mayores.

Poco más ya que contar así que mañana pasaremos a la acción sobre la Suzuki Burgman 125 Executive precisamente por los alrededores de donde hace unos meses vimos nacer la última antes del cierre de la fábrica.

Continuará...

Siguiente artículo | Suzuki Burgman 125 Executive, prueba (conducción en ciudad y carretera)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio