KTM 690 Duke

En cuanto me vieron aparecer por la esquina, la gente de Motormanía echó el cierre a las instalaciones. ¡Fuera! ¡Pesao! ¡Déjate de apropiarte de nuestras motos! Al final y con unas cervezas de por medio (para ellos, yo el alcohol sólo lo echo en las heridas) conseguí que me prestasen durante cuatro días la KTM 690 Duke. Cuatro días que por arte de magia se convirtieron en seis, o mejor dicho, por el mal tiempo que quiso perseguirme durante la prueba.

Con los dos días de prestado que tuve, conseguí que el último día el sol brillase en lo alto del cielo y con ello, acabar de hacer la prueba dinámica como a mi me gusta. Completa y sin dejar nada en el tintero, pudiendo de esta forma acercaros lo más posible las sensaciones que me transmitió.

KTM 690 Duke: el villano Dos Caras que acecha en la ciudad de Gotham

¡Vótalo!

Editores 8,5

Comunidad 9

Actividad de la comunidad