Publicidad

Lo legal frente a lo práctico: los peligros de conducir una moto con el carnet de coche y cómo podemos aprender a llevarlas

Lo legal frente a lo práctico: los peligros de conducir una moto con el carnet de coche y cómo podemos aprender a llevarlas
7 comentarios
HOY SE HABLA DE

La Dirección General de Tráfico permite conducir un ciclomotor inmediatamente al sacar el permiso de coche B y una moto apta para el carnet A1 (por lo general, una 125 cc de hasta 15 CV) a los 3 años de antigüedad. Es una norma que está presente desde 2004 en España Real Decreto 1598/2004 y que significó un cambio absoluto en el mundo de las dos ruedas, generalizando y posicionando a la cabeza de las cifras de ventas a las motos de octavo de litro.

Esta convalidación, que es apta en exclusiva para el ámbito nacional, ofrece la opción a los conductores españoles de ponerse a los mandos de una moto sin prácticamente formación específica en el mundo de las dos ruedas más allá de las sutiles pinceladas que se dan en la autoescuela con el carnet B.

Los motoristas, un colectivo vulnerable con un número de fallecidos en ascenso

Moto Suelo

Los datos de siniestralidad más recientes de la DGT destacan una realidad negativa para los motoristas, en el año 2019 la cifra de fallecidos en vías interurbanas aumento respecto a 2018. 264 personas perdieron la vida en moto en el curso pasado mientras que 217 lo hicieron en 2018.

El histórico de fallecidos motoristas no ayuda. En la línea temporal de 2015 a 2018 la tendencia es al alza. De los 329 motoristas que perdieron la vida en 2015 se pasó a los 343 de 2016 y a los 359 de 2017 y 2018. En los últimos años se ha convertido en un problema de seguridad vial a ojos de la sociedad y también una causa de preocupación para la DGT.

La DGT, consciente del problema, se planteó de cara al curso de 2020 crear un Plan de Medidas Especiales para la seguridad de motoristas. Quieren apostar por la formación con la bonificación de dos puntos en el permiso de conducir al realizar un curso de conducción segura y buscan hacer obligatorio el uso de guantes dentro del equipamiento mínimo.

Llama la atención que la DGT, que permite usar motos de hasta 125 cc sin un carnet específico gracias a la convalidación del carnet A1 con el B+3, ponga ahora el foco en la formación como una de las medidas para reducir el número de fallecidos motoristas. Los cursos de conducción más básicos son muy enriquecedores para los usuarios más novatos, pero en la actualidad son de carácter optativo.

Equipacion

Fernando Solas, responsable de Formación de Pons Seguridad Vial, destaca la importancia que tiene aprender sobre un vehículo antes de ponerse a sus mandos, "la teoría y la lógica indican que el manejo de cualquier vehículo o aparato debe llevar aparejada una cierta formación, aunque sea mínima". Por otro lado sustenta lo positivo que podría ser que la DGT demandase algo de formación a la hora de convailidar el carnet A1 con el B+3, "sin llegar a ser un nuevo permiso, sería aconsejable obtener una cierta formación mínima o alguna certificación que permita indicar que hay una mínima destreza en el manejo de la moto".

Pere Navarro y los suyos no tendrían que volverse locos para implantar un sistema formativo obligatorio para dar el salto desde el carnet B al A1. La obligación de pasar de nuevo por la autoescuela es algo que ya hace se hace con el paso del A2 al carnet A y replicarlo en el caso de las cilindradas más bajas podría ser un movimiento acertado en términos formativos y de seguridad vial.

La DGT no exige formación pero es una autoimposición más que recomendable

La frase popular de "el saber no ocupa lugar" también es válida para la moto. Cuanta más formación se tenga a dos ruedas, mejor. Esto es una verdad ineludible y se llama curso de conducción. Es más si cabe importante en la moto que en el coche, vehículo para el que, por otra parte, también existe una importante oferta de cursos de perfeccionamiento.

Honda Formacion

Saber reaccionar correctamente encima de la moto puede significar salvar una caída y por lo tanto, también sus potenciales consecuencias negativas. El libro "Cómprame una moto", que habla de seguridad vial y está dirigido a los más pequeños de la casa, y por lo tanto, los menos iniciados en el mundo de las dos ruedas, recomienda encarecidamente la realización de un curso de conducción después de salir de la autoescuela. Salvando las distancias de edad, si ponemos el foco en la convalidación B+3, la necesidad de formación es más imperiosa si cabe, pues no existe ese paso previo por la autoescuela como primer acercamiento a la moto.

La opción de convalidar el A1 con el carnet de coche sucede como pronto en España a los 21 años. Es una edad ya adulta y que debe de ser suficiente como para aceptar los límites formativos con honestidad y responsabilidad. Cualquiera que haya adquirido el carnet B en España habrá visto como el tema de la moto se ve únicamente en el apartado teórico y de manera general, algo que es absolutamente insuficiente como para ponerse a los mandos de una unidad. Para más inri hay que recordar que la convalidación llega 3 años después de haber pasado por la autoescuela y lo hace sin la necesidad de refrescar el temario.

Fernando Solas, experto en seguridad vial, considera que los conductores que buscan formación para el A1 de manera opcional lo hacen "conscientes de la necesidad de esa formación para ser conductores seguros y como una herramienta para mejorar". Destaca también un experimento realizado desde Pons Seguridad Vial en el que se realizaba un test tipo examen teórico a casi 20.000 personas que superaron solo el 7%. En la encuesta accesoria "el 98% de los ejecutores de la prueba respondió que es necesario mejorar la formación vial, aunque ellos no hacen nada para mejorarla".

Forza

El catálogo de las motos que se pueden conducir con la convalidación del carnet A1 es bastante amplio y hay monturas que permiten lograr velocidades de crucero de entre 110 y 115 km/h, que ya son respetables. Algunos ejemplos son la Yamaha MT-125 o la Honda Forza 125. Utilizar este tipo de motos, y otras algo menos capaces, sin conocer las nociones básicas de comportamiento de una moto ni haber usado nunca una antes es peligroso (a parte queda la comprensión del cambio de marchas en el caso de las monturas que no son automáticas). Por mucho que la DGT lo permita en España, es algo que por razones de seguridad vial se debería revisar.

Tipos de cursos de conducción: desde el e-learning a la formación presencial

En la actualidad existen varias opciones de cursos de formación enfocados al mundo de la moto. Son compatibles entre ellos y cuantos más se hagan, mejor. Existe la alternativa presencial, que siempre es mejor, pero que requiere de más tiempo y dinero, y la digital, con formación online desde casa, que es más barata y accesible, pero que no acerca al vehículo de igual manera.

Scooter Joven

Una buena idea es la de complementar un tipo de formación y la otra por ejemplo, copiando la estructura de enseñanza que siguen las autoescuelas. Una buena manera de aprender es hacer primero un curso online básico de carácter teórico en el que se aterriza en el mundo de la moto y se aprende lo más general, y después, otro presencial para reforzar y asentar lo aprendido en casa ya encima de la moto.

Empresas como Pons Seguridad Vial ofrecen opciones de formación online con las que se pueden aprender las nociones básicas de la conducción segura a dos ruedas así como tener un acercamiento general al mundo de la moto. Es algo que se puede complementar a la perfección con los cursos de formación presenciales que se pueden dar en las autoescuelas (se puede optar por coger clases del A1 aunque no se necesite pasar por el centro de exámenes de la DGT) o en los centros de formación específicos, como es el caso del Instituto de seguridad de Honda en Barcelona.

En Motorpasión Moto | Los problemas del auge del motosharing en España: hay más de 10.000 motos de alquiler y todas necesitan su aparcamiento

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios