Ducati Desmosedici RR

Lo primero que impresiona de la Ducati Desmosedici RR es su tamaño. Te imaginas una moto pequeña pero nada más lejos de la realidad. Es larga pero esta sensación se acrecienta más debido a que es muy baja en su parte frontal.

Aquí no se piensa en una cúpula que nos proteja cuando circulamos por carretera sino que está pensada para que te tires literalmente detrás de ella, con el mentón pegado al depósito, mientras das gas como un loco por la recta de Mugello… uiss, creo que me he extralimitado.

Una vez subido a ella la misma sensación que te daba desde fuera la notas a sus mandos. Con mi altura cojo perfectamente. Claro que el manillar está bajo, el culo alto y las rodillas flexionadas, pero seguimos hablando de una moto de competición, ¿no? Pienso que nadie espera algo diferente.

¡Vótalo!

Editores 10

Comunidad 9,9

Actividad de la comunidad