Publicidad

Marc Márquez se agiganta en Le Mans mientras Ducati espera su turno en la sombra para asaltar MotoGP
MotoGP

Marc Márquez se agiganta en Le Mans mientras Ducati espera su turno en la sombra para asaltar MotoGP

Publicidad

Publicidad

Marc Márquez sigue jugueteando a su antojo con el mundial de MotoGP de 2019. Su nueva exhibición en Le Mans deja el poso de piloto sin rival y de campeonato abocado a caer en su cesta más pronto que tarde. Por cuarta carrera consecutiva Márquez se escapó en solitario hacia la victoria, y solo la caída de Austin mantiene el espejismo numérico en la clasificación general.

El dominio de Márquez fue apabullante en todas las condiciones del fin de semana. En entrenamientos le daba igual caerse o no haber probado la inestable pista húmeda. El resultado era el mismo: Marc Márquez hacía el mejor tiempo de la sesión en la vuelta siguiente. En carrera su ritmo fue un aluvión imparable.

Mugello y Montmeló, citas decisivas para Ducati

Marquez Le Mans Motogp 2019

Marc Márquez de repente se ha convertido en Mick Doohan. Arranca la carrera y se escapa sin más miramientos, no espera a nadie, como si le hubiera robado el martillo a Jorge Lorenzo, ahora que lo tiene a mano. Ayer Jack Miller hizo la machada de intentar seguirle durante las primeras vueltas, y durante un tiempo hasta le adelantó, pero el ritmo de Márquez era inaguantable.

Márquez parecía especialmente empeñado en sumar esos 25 puntos sea como fuera, igual que pasó en Jerez, lo que lleva a una doble reflexión: o bien Márquez ha madurado, se ha vuelto más pragmático y le importa menos divertir y divertirse, o bien sabe que necesita los puntos, sobre todo tras el traspiés de Austin, ante el rival que le espera en la sombra.

Dovizioso Le Mans Motogp 2019

Y ese rival no es otro que Ducati y Andrea Dovizioso. Después de un inicio de campeonato apabullante en Catar, con la victoria y todo el ruido del deflector del basculante, Ducati se ha hecho gotica de agua, que dicen en Jaén, y está pasando desapercibida en el resto del campeonato de MotoGP.

Pareciera que de repente hubiesen desaparecido del mapa, pero siguen ahí. En concreto Andrea Dovizioso, después de todo el dominio aplastando de Márquez, está tan solo a ocho puntos del español, y con su Desmosedici GP19 preparada para iniciar el contragolpe y empezar a pelear por el mundial de 2019.

Dovizioso Petrucci Motogp Le Mans 2019

Y es que, caprichos del calendario, Ducati lleva cuatro carreras consecutivas remando para minimizar daños en circuitos desfavorables. Termas de Río Hondo, Austin, Jerez y Le Mans, cuatro pistas donde los italianos nunca han ganado y donde, en este mundial dual, con permiso de Suzuki y Yamaha, las Honda eran favoritas.

Sin embargo los resultados en Le Mans fueron los mejores de la historia de Ducati. Nunca una moto de Borgo Panigale se había quedado tan cerca de la victoria en el circuto Bugatti como lo hizo Andrea Dovizioso, a 1,9 segundos de Márquez. Además, tanto él como Petrucci y Jack Miller coparon las posiciones inmediatamente posteriores al español, con un doble podio incluido.

Ducati Le Mans Motogp 2019

Lo resultados de esta travesía en el desierto los hubiese firmado el mismo Gigi Dall'Igna al salir de Catar: dos podios y dos cuartos puesto, y tan solo ocho puntos de desventaja en la clasificación general del campeonato. La inocente caída de Marc Márquez en Austin fue un regalo de 27 puntos, los que perdió él más los que ganó Dovizioso, que en Ducati saben apreciar.

Ahora debería comienzar el contrataque. El calendario se pone cuesta abajo para Ducati. Llegan Mugello y Montmeló, citas donde la moto italiana debería marcar la diferencia en su favor. Después llegará Assen, una pista más neutral, y después de nuevo a minimizar daños en dos feudos de Márquez: Sachsenring y Brno. Es la hoja de ruta de Ducati para conseguir el mundial de MotoGP 2019.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir