Compartir
Publicidad

Con los pies por delante, una alternativa a las motos convencionales

Con los pies por delante, una alternativa a las motos convencionales
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Alguna vez os habéis parado a pensar por qué montamos en moto en la posición que lo hacemos? ¿No sería más cómodo hacerlo tumbados de manera que no sufra más de lo necesario nuestra columna? Pues partiendo de estas dos ideas ya hace unos cuantos años que apareció una tendencia de vehículos de dos ruedas que apostaban por la posición con los pies por delante.

Resulta que si miramos la evolución de las motos la posición de conducción de estas viene heredada de la posición necesaria para pedalear en una bicicleta. Y esto es porque las motos no son más que bicicletas perfeccionadas. De hecho en los primeros años de las motocicletas se trataba de eso, bicicletas a las que se les había adaptado un motor para ayudar en el pedaleo. Pero con el pasar de los años aquellas bicicletas motorizadas fueron evolucionando y mejorando sus prestaciones aunque todavía hoy conservan la postura necesaria para que el conductor pedalee cómodamente.

Llegado este punto vamos a volver la vista atrás para darnos cuenta que ya en 1909 apareció la primera propuesta de una motocicleta en la que el conductor se sentaba con los pies por delante, esta fue diseñada por P.G. Tacchi y fabricada por Wilkinson (la misma marca de las maquinillas de afeitar) El invento no tuvo mucho éxito ni siquiera en una época en la que todavía no tenía que luchar con los prejuicios de toda una vida en la misma postura para conducir.

En la primera mitad del siglo XX se vieron algunos experimentos parecidos, pero ninguno llegó a calar en el público como lo hacían las motos que ya evolucionaban rápidamente hacia lo que conocemos hoy. A mediados de los años cincuenta, la marca NSU se dio cuenta de que sentando en esta posición con los pies por delante reducían muchísimo la superficie frontal de la moto, con lo que la adoptaron para fabricar la Flying Hammock, una moto completamente carenada que batió el récord de velocidad en Utah en 1956 rodando a 241 km/h con un motor de solo 150 cc. Pero esta solución tampoco caló entre el público y quedó limitada a las motos de récord y poco más.

Siete Quasars con sus propietarios

Tuvo que llegar 1975 para que Malcolm Newell y Ken Leaman diseñaran el Quasar, una motocicleta en la que el piloto se sentaba con los pies por delante, carenada y con un enorme maletero en la zona trasera. Por desgracia en todos los años que estuvo en el mercado sólo vendieron unas pocas decenas. A mi el diseño me recuerda mucho al que años más tarde utilizó BMW en el C-1 pero mucho más aerodinámico que el "huevo" alemán.

Para que veáis el diseño en marcha contamos con un vídeo de la época en el que nos cuentan las bondades de estas motocicletas con los pies por delante y algunas de las versiones que se fabricaron en la época. Quizá lo más parecido que hay en la actualidad sean los mega Scooter que se ven por Japón, pero estos no llegan a lo aparatoso de este invento que estamos viendo hoy.

Nota: A partir del minuto 4:50 el vídeo no contiene nada más.

Esto nos viene a recordar que el mundo de la moto es una sociedad cuasi inamovible, en la que cualquier novedad que se salga de lo establecido es prácticamente imposible que triunfe. Sólo hay que echar un vistazo a la historia y ven en que quedaron los esfuerzos de ELF que experimentaba sobre suspensiones alternativas, o las Yamaha GTS, o un poco más cerca el "paso atrás" que dio BMW para asaltar el mundial de Superbikes renunciando a toda la tecnología que utilizan sus motos de calle. Por eso seguimos conduciendo bicicletas motorizadas, aunque algunas sean un auténtico misil con ruedas.

Vídeo vía | Ride the machine; You Tube Fotos vía Wikipedia | Jane Omorogbe Quasar; 7 Quasar Más información | Wikipedia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio