Publicidad

Psicología aplicada a MotoGP, o cómo destruir a tu rival sin salir a la pista

Psicología aplicada a MotoGP, o cómo destruir a tu rival sin salir a la pista
21 comentarios

Mientras estamos esperando a que llegue el próximo GP de Italia, vamos desgranando las posibilidades de si unos u otros cambiarán de equipo, o como encajarán este inmenso puzzle para la temporada que viene. Pero si volvemos la vista atrás, tan solo llevamos tres Grandes Premios y ya parece que hay un nuevo dominador de la categoría, Jorge Lorenzo. Yo nunca me he escondido al catalogarme como Rossista, incluso algunos me lo habéis recriminado en temporadas anteriores. Pero he de reconocer que Jorge Lorenzo está creciendo a pasos agigantados y en estos momentos está un poco por encima de la figura de Valentino Rossi.

En el pasado GP de Francia mientras veía las primeras vueltas en televisión pusieron la comparativa de los mandos de gas y de freno de Jorge Lorenzo y Valentino Rossi. Mientras el italiano iba delante se podía apreciar que no abría el gas a tope ni frenaba a tope como se veía que hacía Jorge Lorenzo. En mi apasionada lectura de la carrera pensé;

Eso es que Rossi está guardándose algo para que Lorenzo se confíe.

Incluso en algún momento llegué a pensar que las trazadas que estaba haciendo Rossi eran fruto de una técnica defensiva, ya que cerraba un poco menos las curvas que el español.

Pero en cuanto Jorge Lorenzo lo adelantó me dí cuenta de que Rossi no estaba practicando las tácticas que tan bien se le han dado en temporadas anteriores, en las que siempre ha ido capaz de “marear” a sus rivales antes de salir a la pista. En estos momentos parece que Valentino Rossi está recibiendo una buena dosis de su propia medicina y el que está, o parece, nervioso es él.

Hoy, me he tropezado con un articulo en Asphalt & Rubber en el que se habla sobre otro “manejo” psicológico, pero en esta ocasión es Jorge Lorenzo el que lo utiliza para enviar un mensaje a Valentino Rossi. Todos vimos que nada más acabar la carrera de Le Mans, Jorge se bajó de la moto y se sentó en una silla para ver en una pantalla gigante las carreras mientras disfrutaba de un refresco y unas palomitas. ¿Pero a que no os fijasteis que la silla era amarilla flúor? Pues en Asphalt & Rubber si y dicen que esto lo que significa es que Jorge se sentó en el trono de Valentino. Esto puede ser un mensaje muy ladino para el piloto italiano;

Mira, te he ganado y además me siento en tu silla.

Ahora ya podéis empezar a pensar que esto está traído por los pelos y que puede ser fruto de la casualidad, pero con dos estrategas tan finos como Valentino Rossi y Jorge Lorenzo podemos esperarnos casi cualquier cosa. Jorge aprende rápido y desde que está en el equipo Fiat Yamaha también está aprendiendo a hacer las cosas de otra manera. Como diría un personaje de El Padrino, Hazlo, pero que parezca un accidente…

Vía | Asphalt & Rubber
En Moto22 | Mundial MotoGP 2010

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios