Publicidad

Valentino Rossi y Marc Márquez ¿Es el comienzo de otra gran rivalidad en MotoGP?
MotoGP

Valentino Rossi y Marc Márquez ¿Es el comienzo de otra gran rivalidad en MotoGP?

La temporada 2015 del Campeonato del Mundo de MotoGP no terminó con el banderazo de cuadros que coronó campeón a Jorge Lorenzo. En cierto modo, este año 2015 ni siquiera ha terminado ahora que han comenzado los primeros entrenamientos de pretemporada del año 2016.

Los coletazos de lo que nació en Malasia y todo lo que ha sucedido estas últimas semanas previsiblemente van a tener un resultado que nos dure durante muchos meses o incluso años. Lejos de quedar todo aclarado, la rivalidad manifiesta que se ha fraguado entre algunos de los pilotos más rápidos del mundial no se van a disipar a corto plazo.

La evaporación de la falsa amistad en MotoGP

El resultado de la carrera del pasado domingo en Cheste ya lo conocemos todos, hemos hablado sobre ello, algunos lo han celebrado y a otros se les han abierto las carnes. Los debates desatados entre aficionados más amigos de uno utro piloto aunque hayan podido ser acalorados son flor de un día.

Con el paso de los días los moteros de verdad se reconocen los méritos y olvidan estúpidas rivalidades mientras que los aficionados de palo se terminan evaporando una vez se diluye la polémica.

Yfr Editorial Use Pictures 15

Lo que va a perdurar sin duda durante mucho tiempo es el desagradable poso que se ha creado dentro de la pequeña familia que forman los pilotos de MotoGP. Los cruces de declaraciones se han multiplicado y las caretas de algunos han pasado a mejor vida para dejar ver la peor faceta del motociclismo.

Protagonista de excepción, Valentino Rossi, leyenda viva del motociclismo, este 2015 ha perdido algo tan importante y tan sano como ganar con deportividad: perder con dignidad. Y esto lo dice alguien que no sabe perder, pero que entiende que como poco Rossi debería haber invertido algo de su tiempo en felicitar a Jorge Lorenzo, dentro de la pista o fuera, aunque sólo fuera por ser su compañero de equipo.

Yo no se perder y soy consciente de ello, pero no soy un deportista profesional. Un deportista de élite que vive de su pasión y da el máximo de sí mismo dentro de la pista por intentar ganar carreras y campeonatos, debería hacer gala también de una deportividad de élite, o al menos dejarlo estar para no liar aún más la madeja. Algo que queda realmente lejos de las palabras que utilizó el domingo:

Hemos trabajado esta temporada desde la primera carrera, y al final ha sido igualmente una gran temporada. Siempre he sido competitivo y nunca hemos cometido un solo error. Creo que después de Motegi tenía el potencial para ganar el campeonato pero, desafortunadamente, desde la carrera en Phillip Island algo cambió y en estas tres últimas carreras he visto cosas que jamás había visto antes en nuestro deporte.

Creo que la situación ya era mala, pero hoy era vergonzoso para todo el mundo porque ha sido increíble; el comportamiento de Márquez ha sido malo en todos los sentidos, especialmente para el deporte. Es algo que nadie esperaba, porque que un piloto de Honda haya hecho ganar a un piloto de Yamaha y dado el máximo para dejar fuera al compañero de equipo de éste, es algo que nadie esperaba y creo que es una pésima noticia. De todas formas, ha sido así y hay que aceptarlo.

No entiendo el comportamiento de Márquez, pero espero que entienda lo que ha hecho en estas tres últimas carreras

Estoy satisfecho porque ahora todo el mundo ve lo que yo dije en Australia. No entiendo el comportamiento de Márquez, pero sinceramente para mí es muy difícil decirle nada porque espero que entienda en el futuro lo que ha hecho en estas tres últimas carreras.

Seguro, los pilotos de Honda eran hoy más rápidos. Sabíamos que en la segunda parte de la carrera la Honda tenía un mayor potencial, pero Márquez simplemente ha protegido a Lorenzo como hizo en Phillip Island y Sepang. Al final creo que Lorenzo no debe estar muy feliz, ya que no es un campeonato que haya ganado en la pista.

Valentino Rossi Motogp Valencia 2015

Después de estas declaraciones el veterano de MotoGP, en señal de protesta, tampoco acudió a la ceremonia de clausura esa misma noche a recoger su premio como segundo clasificado en el Campeonato del Mundo de MotoGP. En su lugar recogió el trofeo su hombre de confianza dentro del equipo Movistar Yamaha MotoGP, Massimo Meregalli.

Puede ser que fuera por el mismo enfado, o puede que no, pero durante la primera jornada de entrenamientos de pretemporada en Cheste Valentino Rossi tampoco apareció en pista mientras el resto de pilotos aprovechaban al máximo el tiempo para poner a punto todas las novedades técnicas de 2016.

Y lejos de enterrar el hacha de guerra de 2015, en la segunda jornada de entrenamientos de pretemporada volvió a echar leña al fuego sacando el tema de la telemetría de Honda. Cosas que no aportan nada más allá de enturbiar el ambiente más lejos de donde muere su alcance, la temporada que acabó el pasado domingo.

Todo son risas mientras no hay campeonatos de por medio. Cuando sí los hay aparecen los muros y las (no) patadas

Lo que sí es cierto es que a partir de ahora es muy complicado que las cosas vuelvan a ser como antes. El buen rollo que había reinado durante toda la temporada 2015 voló por los aires durante las tres últimas carreras del año en una espiral de acontecimientos a cada cual más absurdo.

Durante las últimas décadas hemos podido ver otras intensas rivalidades entre Valentino Rossi y otros rivales. Todos recordamos la tensa relación que el italiano tuvo con Sete Gibernau, la fuerte rivalidad con Max Biaggi que incluso les llevó a llegar a las manos y el intercambio de pareceres que protagonizó más recientemente con Casey Stoner. Todo son risas mientras no hay campeonatos de por medio. Cuando sí los hay aparecen los muros y las (no) patadas.

00valenciamgptest16repsol Joc0029

En contraposición, Marc Márquez respondió al italiano pero de una forma muy distinta intentando quitar hierro al asunto, queriendo pasar página y tratando que todos (pilotos, equipos, medios y aficionados) nos centremos en el 2016 dejado a un lado las polémicas.

Marc Márquez:

Creo honestamente que de aquí a dos o tres meses, cuando Valentino esté en casa sin la tensión del campeonato, se terminará dando cuenta un poco de todo. Al final yo tengo la conciencia muy tranquila; siempre he dado el cien por cien y hecho lo que creía debía hacer en Phillip Island, en Japón o en Aragón. Siempre he intentado estar en lo alto del cajón.

Cuando digo que se dará cuenta de todo, me refiero a sus últimas ruedas de prensa. Más que lo que haya ocurrido en la pista, al final es lo que (Valentino) ha hecho fuera de ella; atacando tanto, haciendo creer a la gente cosas que no son y que ningún otro piloto ha visto excepto él. Hay mucha gente que le cree y yo lo respeto, pero al final yo sigo como siempre, a la mía. Pero ya lo he dicho, no me gusta nada esta situación. Después de Malasia sufrí bastante y era el primero que quería llegar a Valencia para ganar la carrera, simplemente porque sabía que, si por cualquier razón estaba en esa situación, entonces pasaría todo lo que ha pasado.

No soy tonto tampoco y sabía que terminaría pasando; y esto me hizo estar nervioso antes de empezar la carrera, más incluso que en 2013 cuando me jugaba el campeonato porque, por una parte quería hacer mi trabajo y acabar la carrera lo mejor posible pero, por otra, quería ganar porque sabía que podía pasar esto. Por eso hice una carrera tan precisa, aunque me encontré un Jorge que hizo el récord del tiempo de carrera aquí en Valencia. Yo siempre intenté estar ahí para el ataque final pero, como se vio, cuando llegó Dani y nos pasamos, perdí ese medio segundo y creo que se vio por la tele. Era una de las veces que estaba más serio en el corralito porque sabía que esto iba a venir, pero era una situación que yo el primero quería evitar y ganar la carrera.

Esta claro que Valentino es el crack de este campeonato; es el piloto que tiene más currículum y que el que más ha ganado. Es el piloto leyenda de este campeonato hoy en día. Pero al final uno tiene que mirar por lo suyo, pero siempre pensando en los demás y dónde estás. Estamos en un campeonato muy bonito, a algunos pilotos les quedan más años, a otros menos pero al final lo que hay que hacer es disfrutar del motociclismo y, ya lo dije en su día, para mí y para cualquier piloto, que cargues contra un piloto u otro, el organizador, un equipo, nos es bonito para el campeonato y en esto hay que intentar pasar página, aunque será difícil de olvidar.

Pero las cosas no son blancas o negras. Después de todo lo ocurrido no creo ni que Valentino Rossi sea tan malo ni que Marc Márquez sea tan bueno. Todos han aportado en algún momento su granito de arena a que de aquí en adelante vayamos a ver casi con total seguridad batallas más agrias que las que nos tenían acostumbrados.

Tampoco he sido nunca seguidor de Jorge Lorenzo, no me cae bien, pero reconozco que es un pilotazo. Y aunque tenga sus salidas de tono al final ha sido un perjudicado y beneficiado a partes iguales. Por un lado ha ganado un campeonato que de no ser por el lío que se ha montado no habría ganado y por otro se ha visto inmerso en una polémica en la que no debería haber entrado al trapo. Ahora él también forma parte de esta rivalidad en la que el único de los cuatro fantásticos que parece quedar al margen es Dani Pedrosa.

¿Cuánto durará esta situación? No lo se... quizá hasta que Valentino se retire. Rossi sabe que en 2015 ha perdido quizá la última oportunidad de ser Campeón del Mundo de MotoGP, quizá por eso le ha jodido tanto perder el campeonato y quizá por eso su guerra psicológica se desatase y terminase volviéndose contra sí mismo.

Aunque confío en que las cosas puedan volver a su cauce no puedo eviar tener la impresión de que el Gran Premio de Malasia 2015 es el comienzo de una gran rivalidad.

Tócala otra vez, Sam...

Vía | MotoGP
Fotos | Valentino Rossi, Movistar Yamaha, Repsol Media
En Motorpasión Moto | GP Valencia

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios