Publicidad

Cuando conquistar los 500 cc y la Fórmula 1 se convirtió en seducción: siete pilotos que se pasaron de las motos a los coches
MotoGP

Cuando conquistar los 500 cc y la Fórmula 1 se convirtió en seducción: siete pilotos que se pasaron de las motos a los coches

Hubo una época en la que ser campeón del mundo de la categoría reina del motociclismo no era el límite para un piloto de motos. Había algo más allá, la Fórmula 1. Dos mundos muy separados, que a veces se miran de reojo con recelo, pero que a todos les gustaría dominar. Muchos lo han intentado, pero solo uno lo consiguió, John Surtees.

En estos tiempos de dedicación plena y perfeccionismo, pasar de motos a coches parece algo exclusivo del Dakar. Es casi imposible dar el salto desde MotoGP hasta la Fórmula 1. Valentino Rossi y hasta Max Biaggi lo intentaron con escaso éxito. Pero hubo quien sí que pudo dejó aparcada la moto, se puso al volante de un Fórmula 1 y dejó su huella en el otro gran mundial.

John Surtees, el único campeón del mundo de motos y Fórmula 1

John Surtees Mv Agusta 500 Cc

Toda ciencia tiene su pionero, y en lo de pasar de motos a coches lo fue John Surtees. Sí, hubo quien lo intentó antes que él, pero con éxito incomparable. Y es que Surtees es el único piloto de la historia que ha ganado el mundial de motociclismo y el de Fórmula 1. De hecho, Surtees es, sin más miramientos, uno de los mejores pilotos de motos de la historia.

Ganó siete mundiales, cuatro de ellos en 500 cc y otros tres en 350 cc, todos con MV Agusta. Pero surgieron los problemas con la marca. Surtees acostumbraba a participar en carreras en Gran Bretaña con una Norton de su propiedad. Poco a poco, a MV Agusta le fue gustando cada vez menos ver a su estrella con otra moto. Hasta que se lo prohibieron.

Surtees Ferrari F1 1964

Surtees, rebelde como pocos, encontró una forma de dejar de correr con MV Agusta sin romper su contrato con ellos: marcharse a los coches. Ya había hecho sus pinitos, y en 1960, su última temporada en las motos, ya fichó por el equipo Lotus para debutar en la Fórmula 1. En su segunda carrera se subió al podio, en la tercera hizo la pole y la vuelta rápida.

El británico tan solo tenía 26 años, era por entonces el piloto más laureado de la historia de las motos y había demostrado ir rápido en coche. Ferrari enseguida puso sus ojos en él, y el resto es historia: ganó el mundial de 1964, además de seis carreras. Es el único piloto de toda la historia que ha sido capaz de ganar en el mundial de motos y en el de Fórmula 1. Y difícilmente le igualarán.

Mike Hailwood sacrificó parte de su carrera en motos por emular a su amigo Surtees

Hailwood 500cc

Mike 'The Bike' es el que más cerca se ha quedado de emular la hazaña de Surtees, pero aún así estuvo lejos. Hailwood tomó el relevo de su compatriota en el mundial de motos. En 1961 ganó el de 250 cc, y ya en 1962 comenzaron a caer los éxitos en las categorías grandes. En total, fueron nueve mundiales de motos: cuatro en 500 cc, dos en 350 cc y tres en 250 cc.

Pero Hailwood tenía en la cabeza emular lo que había hecho su amigo Surtees. Sobre todo cuando éste ganó el mundial de Fórmula 1 en 1964. Precipitadamente, y sin apenas preparación, Hailwood se lanzó al mundial de coches en 1963, con 23 años. Incluso logró puntuar en una carrera, pero el resultado en líneas generales fue malo y tuvo que volver a focalizarse en las motos.

Hailwood Mclaren F1

Sin embargo 'The Bike' no era de darse por vencido. En 1968 se retiró del mundial de motos y se puso en manos de Surtees. Él le ayudó en su paso por las categorías de formación previas a la Fórmula 1, que tan necesarias empezaban a ser ya. Después de tres años, en 1971, Hailwood estaba listo para volver en serio a la Fórmula 1, y además en el equipo del propio Surtees.

El progreso fue evidente. Hailwood estuvo cerca de ganar en Monza, pero terminó segundo tras Emerson Fittipaldi. También hizo una vuelta rápida en Sudáfrica. Tras dos temporadas y media bastante decentes en el equipo de Surtees, lo fichó McLaren, pero aunque empezó bien y hasta hizo otro podio, luego la llama se apagó y ni siquiera acabó la temporada. Un octavo puesto fue su mejor resultado en la general del mundial de Fórmula 1.

Bob Anderson, el otro motero capaz de subirse al podio de la Fórmula 1

Bob Anderson Brabham F1

Otro que se apuntó a la moda de pasarse de las motos a los coches fue Bob Anderson, pero éste incluso con menos base que Hailwood. Otro piloto británico, corrió tres temporadas con Norton en 500 cc e incluso consiguió terminar segundo en su debut, en el TT de la Isla de Man. También sumó un par de podios en 350 cc, pero con 29 años sacrificó su carrera para pasar a los coches.

Llegó a la Fórmula 1 en 1963, ya con 32 años, en el equipo de Brabham. Consiguió un podio, en el Gran Premio de Austria de 1964. Es uno de los tres pilotos de motos que también han hecho podio en la Fórmula 1, junto a Surtees y Hailwood. Pero su carrera no dio para más, y en 1967 falleció tras un grave accidente en Silverstone mientras probaba su Brabham. Undécimo fue us mejor puesto en la general.

Johnny Cecotto llegó a la Fórmula 1 con 37 años y no desentonó

Cecotto Yamaha 500cc

El primero que pertenece a otra época y a otra nacionalidad. El venezolano Johnny Cecotto es un mítico del mundial de motos de los años 70. Su irrupción en el campeonato fue espectacular, ganando sus dos primeras carreras en Francia, en 1975, tanto en la categoría de 250 cc como en la de 350 cc. En esta última, también fue campeón del mundo esa misma temporada.

En su segunda temporada ya dio el salto a 500 cc, compaginándola con 350 cc, donde esta vez fue subcampeón. Llegó a ganar un par de carreras consecutivas en la categoría reina en 1977 y se postulaba como un piloto que podía ser una apuesta seria por parte de Yamaha. En 1978 quedó tercero en el mundial, detrás de Kenny Roberts y Barry Sheene.

Johnny Cecotto F1

Pero sus aspiraciones eran mayores. Llegaron las lesiones y en 1980, con 34 años, Cecotto decidió apostar por los coches. Pese a su edad, se embarcó en la aventura de formarse para la Fórmula 1. Estuvo en la Fórmula 2, donde consiguió ser subcampeón con 36 años. Eso le valió para conseguir un asiento humilde en la Fórmula 1 para el año siguiente, en el equipo Theodore.

Allí, en su segunda carrera consiguió su primer punto. Acabó sexto en el Gran Premio de Estados Unidos Oeste. Pero la aventura no duró mucho más. Fichó por Toleman y abandonó la Fórmula 1 al final de 1984. Aún así, junto a los tres anteriores, es uno de los cuatro pilotos de motos que han puntuado en la Fórmula 1.

Nello Pagani, el precursor en esto de pasarse de motos a coches

Nello Pagani

Si tenemos que hablar de un pionero, ese fue Nello Pagani. El italiano fue campeón del mundo de 125 cc en 1949 e incluso ganó un par de carreras de 500 cc con Gilera. Pagani nunca dejó las motos, pero fue el primer piloto del mundial que hizo un pinito en la Fórmula 1, y no le fue nada mal. Fue en el año de debut del mundial de Fórmula 1, 1950.

Pagani se presentó en el Gran Premio de Suiza de ese año con un Maserati y logró terminar en la séptima posición. Por entonces solo puntuaban los cinco primeros, así que Pagani se fue de vacío, pero su actuación fue deslumbrante para un piloto de motos. Aún así, su carrera en la Fórmula 1 se quedó ahí y siguió centrado en su Gilera.

Kunimitsu Takahashi, el primer japonés que ganó una carrera de moto, también tuvo su paso por la Fórmula 1

Kunimitsu Takahashi F1 1977

Kunimitsu Takahashi es otro mítico dentro del mundial de motociclismo. Él inició la andadura de Japón en el campeonato, consiguiendo la primera victoria para un piloto del país del sol naciente. Ganó en 250 cc el Gran Premio de Alemania, y después consiguió tres victorias más en 125 cc y algunos podios.

Sin embargo el primer japonés ganador de una carrera de motos también tenía inquietudes con los coches. En 1977 se apuntó para una única carrera de Fórmula 1, el Gran Premio de Japón en Fuji. Corrió con un Tyrrell y, aunque salió penúltimo, consiguió terminar noveno. Una posición que con el formato actual le hubiese dado dos puntos, pero que en aquella época le dejó de vacío

Paddy Driver, el único que no tuvo un papel digno

Paddy Driver 500 Cc

La importancia de Paddy Driver en el mundial de motos es mayor de lo que su palmarés apunta. Nunca ganó una carrera, pero terminó tercero en el mundial de 500 cc de 1965. Consiguió nueve podios en su carrera, y solo la tiranía de Giacomo Agostini impidió que el sudafricano ganase alguna carrera en el mundial de motos.

Lo curioso de Driver es que se retiró en ese 1965 con 31 años, pero nueve temporadas después, en 1974, se presentó a disputar una carrera de Fórmula 1, el Gran Premio de Sudáfrica, su país. Su actuación fue paupérrima. Clasificó penúltimo y en la sexta vuelta se le rompió el embrague de su Lotus. No volvió a la Fórmula 1, pero formalmente llegó a participar.

La tragedia de Gary Hocking dejó a las motos sin un gran campeón

Rossi Ferrari F1

Además de estos siete, otros muchos pilotos pusieron su empeño en correr en Fórmula 1, pero no pudieron. Ken Kavanagh, que ganó una carrera de 500 cc con Norton y cuatro de 350 cc, trató de disputar varias carreras de Fórmula 1, pero nunca logró pasar la dura preclasificación de finales de los años 50.

Lo mismo le pasó a Tino Brambilla, que hizo un podio en 350 cc con MV Agusta. Luego trató de dar el salto a la Fórmula 1, intentó clasificarse dos veces en Monza, una incluso con un Ferrari, pero fue incapaz. Otros como Max Biaggi, Mick Doohan, Valentino Rossi, Marc Márquez, Barry Sheene o Franco Uncini hicieron pruebas con la Fórmula 1, pero no pasó de ahí.

Gary Hocking

Pero el caso más doloroso es el de Gary Hocking. El rodesiano ganó el mundial de 500 cc el año después de que John Surtees se marchase a la Fórmula 1. Tenía tan solo 24 años y el mundo del motociclismo a sus pies. Pero decidió sumarse a la ola de la época. A la de cambiar las motos por los coches, y allí encontró la tragedia.

Se inscribió para el Gran Premio de Sudáfrica de 1962, justo un año después de ganar su mundial de 500 cc. En los entrenamientos libres el Lotus de Hocking se salió en plena recta, se estrelló contra el muro y el piloto murió. El accidente estuvo envuelto de mucho misterio. Personas cercanas a Hocking dicen que debió perder el conocimiento por el calor. El motociclismo perdió a otra leyenda en la Fórmula 1, y ésta de la manera más cruel.

En Motorpasión Moto | ¡Imperdibles! Diez películas con motos míticas y dónde verlas online durante la cuarentena del coronavirus | "El gran objetivo es el Dakar pero ahora con GasGas igual cae algún Trial": Hablamos con Laia Sanz, dakariana incombustible

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios