Compartir
Publicidad
Publicidad

Tritón T120R una auténtica moto inglesa

Tritón T120R una auténtica moto inglesa
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Siendo yo más joven la gente motera con la que me movía eran bastante entendidos en motos inglesas, y prácticamente todos echaban las mismas pestes de esas motos en general. Unos cuantos años más tarde me he encontrado este articulo publicado en Bike Exif en el que un usuario de una de estas preciosidades explica la de cosas que ha tenido que hacerle a su moto para conseguir que sea fiable y fácil de manejar.

La moto en cuestión es una Tritón T120R, un híbrido que sale de cruzar un chasis Norton Featherbed de 1961 con un motor Triumph T 120R de 1967. Pero no os penséis que este es un cruce como el de dos perrillos que se conocen en la calle y ya está. Las Tritón han escrito una buena parte de la historia de las carreras en Inglaterra y tienen tanto pedigrí como sus componentes por separado. La idea inicial consistía en juntar los mejores componentes de la época para dar cómo resultado una moto de una calidad excelente (para la época)

Tritón T120R

Volviendo a centrarnos en la moto que nos ocupa, esta fue comprada en una subasta de e-Bay en 2007 por el australiano Colin Cox. La compra parecía interesante porque la moto había sido restaurada en 1990 y aparentemente no tenía muchos problemas. Pero desde el primer momemto en el que Colin salió a rodar con ella lo que se encontró fueron problemas y más problemas. Principalmente el motor no funcionaba suavemente y era una fuga de aceite con ruedas.

Así que Colin y su mecánico de cabecera decidieron reconstruir el motor. Empezaron por repasar la culata, a la que se le montaron nuevas guías de válvulas y se mejoraron los asientos de estas. Lo siguiente fue instalar unos carburadores Mikuni de 30 mm de difusor. Los cilindros crecieron hasta los 750 cc gracias a un kit de transformación, también se instalaron unas bielas Carrillo y unos árboles de levas E3134 de perfil más deportivo que los originales. El apartado de lubricación se mejoró con una bomba de aceite de más presión. El embrague se mejoró también y el encendido fue sustituido por uno electrónico digital.

La suspensión delantera se trataba de una unidad Norton Roadholder con muelles Manx acompañada de un tambor de freno procedente de una Suzuki GT750 que permaneció en su sitio, pero el basculante trasero fue reemplazado por otro de sección rectangular firmado por Dresda. En el apartado estético, la moto se pintó de blanco perla (depósito, colín y depósito de aceite) y gris perla (chasis) En palabras de su propietario, tras 12 meses de trabajo y de resolver problemas la moto ahora funciona perfectamente.

Tritón T120R

Seguro que más de uno pensará si merece la pena invertir tanto esfuerzo y dinero en conseguir que una moto antigua funcione correctamente. En mi opinión basta con ver el resultado final para convencerse que es una opción interesante. Aunque en el intervalo que va desde que el propietario se compró la moto hasta ahora que la ha conseguido tener a su gusto estoy seguro que habrá pensado en más de una ocasión en tirarla a la basura e ir a por algo más moderno o que simplemente de menos problemas. Pero como decía aquel ¿Que sería de nuestra vida sin estos retos?

Vía | Bike Exif
Fotos de Barry Mitchell

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos