Compartir
Publicidad

La primera vez de nuestros lectores: "V7er" y su flechazo con Guzzi

La primera vez de nuestros lectores: "V7er" y su flechazo con Guzzi
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como siempre recordaros que aún estáis a tiempo de contarnos vuestra primera vez…. enviando vuestra redacción y fotos al correo laprimeravezenmoto@motorpasionmoto.com. Por nuestra parte seguiremos leyéndolas atentamente y seleccionando las más interesantes para vosotros.

En esta ocasión Xavier o como es conocido por Motorpasión Moto con su Nick V7er nos cuenta su primera vez con una moto de las de siempre, como él dice. Y la verdad es que compartimos gusto por la Moto Guzzi V7 Sport que me parece realmente bonita. Ya hubiera yo podido tener esta moto cuando saqué el carnet en vez de mi Honda CB450X. Pero vamos con la primera vez de V7er.

Xavier en Monforte

En mi pueblo no se veían muchas motos, y las que había eran las tipo Bultaco de 50 cc, y como mucho alguna Ossa 250. Por eso recuerdo vivamente la primera vez que vi una moto de verdad, una moto grande, la Moto Guzzi V7 Sport. Eso lo supe después, por aquel entonces sólo era “la Moto Guzzi” negra, preciosa. Esto fue a principios de los 70, y aquella moto se quedó grabada en el fondo de mi memoria como la más bonita del mundo.

Piaggio v7er

El tiempo pasó y aunque siempre me gustaron las motos, nunca tuve ninguna ni hice un gran esfuerzo por conseguirla. Siempre aparecía alguna otra prioridad. No obstante, cuando hace unos años se aprobó la norma que permitía llevar motos de 125 cc con el carné de coche no lo dude. Casi por una confabulación del destino me hice con una Piaggio X9 que vendía un compañero de trabajo. Así que ahí estaba yo, más feliz que una perdiz con mi moto, andando por ciudad y haciendo pequeñas salidas a carretera.

Moto Guzzi Xavier

Hasta que pasados 4 ó 5 años, me apeteció probar una moto de las de siempre, con cambio en el pie y motor entre las piernas, para ver que se sentía. Como por donde yo vivo no hay mucha oferta de segunda mano, le pedí a un amigo motero que vivía en Barcelona que me buscase una 125 de marchas de segunda mano, del estilo Varadero 125 que ya parece una moto de verdad. Pero él, que sabe de qué pie cojeo, en vez de buscarme moto me mandó una foto de la Moto Guzzi V7 Classic.

Cuando la vi me quedé paralizado. Era exactamente como la moto que yo guardaba en mi memoria, sólo que en blanco. Y seguía siendo la moto más bonita del mundo. Así que me fui al concesionario de Moto Guzzi más cercano que encontré a mi casa para verla y para escucharla. Fue como oír a los ángeles: tenía el aspecto, el sonido y el feeling que yo recordaba desde pequeño. Era la misma moto que había guardado en el fondo de mi memoria desde los 6 años y estaba delante de mí, a mi alcance.

Moto V7er

A los dos días volví al concesionario y la compré... sin tener carné para conducirla. Así que a los pocos días me fui a matricular a la autoescuela para sacarme el carné. Todo fue bien, pero al final estuve casi un mes de espera entre trámites, exámenes, plazos y de más. En cuanto aprobé el último examen, me fui a la Dirección Provincial de Tráfico para que me dieran mi carné provisional. El siguiente fin se semana me fui a buscarla con mi papelito que decía que ya la podía conducir. Al final como no hay mal que por bien no venga, como estuvo tanto tiempo en el concesionario esperándome que tuve tiempo para pedir e instalar las maletas (fundamentales, acostumbrado a la capacidad de carga de la X9).

Ese día, de vuelta para mi casa desde el concesionario, fueron los 100 Km. más felices de mi vida. La moto era exactamente como la esperaba. Parece una moto, suena como una moto, se comporta como una moto y se siente como una moto. No es excesivamente potente pero no le hace falta. Desde aquel día, aún no hace un año, la saco siempre que puedo para lo que sea, desde un recado, a dar una vuelta por ahí con el colega (que me “lío”), así hasta los más de 8.000 Km. de felicidad que llevamos juntos.

Xavier v7er

Aunque a veces echo de menos que no sea un poco más cómoda para viajes largos, tengo muy claro que esta moto seguirá conmigo siempre. Otra cosa es que, si consigo convencer a mi santa y ahorrar lo suficiente, en algún momento pueda verse otra a su lado en mi garaje. Pero eso, de momento, es ciencia-ficción.

En Motorpasión Moto | La primera vez …

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio