Publicidad

Jorge Lorenzo, el genio incomprendido que ganó al mejor Valentino Rossi y al mejor Marc Márquez
MotoGP

Jorge Lorenzo, el genio incomprendido que ganó al mejor Valentino Rossi y al mejor Marc Márquez

Publicidad

Publicidad

A la carrera deportiva de Jorge Lorenzo solo le queda un Gran Premio más, y raro será que podamos disfrutar de su talento. El último bandazo de la trayectoria de Lorenzo ha terminado con su carrera. Un fichaje infructífero por Honda del que, probablemente, el propio piloto mallorquín debió arrepentirse bastante pronto.

Se retira en horas bajas, pero se va un piloto de leyenda, el único corredor que ha sido capaz de plantarle cara al mejor Valentino Rossi y al mejor Marc Márquez. Y a ambos les ganó. Nunca sabremos qué habría sido de esta etapa de la carrera de Lorenzo si hace un año y medio Ducati no se hubiese precipitado anunciando su salida del equipo.

Un inicio precoz y rebosante de agresividad

Lorenzo Derbi 125cc 2003

La carrera de Jorge Lorenzo en el mundial ha sido una de las más impactantes de la historia. Debutó en 2002, en Jerez, esperando al día exacto que cumpliese quince años para dar rienda suelta a su talento. Desde el principio, Lorenzo inició una batalla que le ha acompañado toda su carrera entre velocidad y agresividad.

El primer Lorenzo fue un piloto extremadamente agresivo. Asombró al mundo con su primera victoria en Pacarepaguá con tan solo 16 años y a los mandos de una Derbi. Fueron tres temporadas en 125 cc en las que le empezó a fraguar su primera gran rivales, con un Héctor Barberá que por entonces le batía en la clasificación general del mundial.

Lorenzo Aprilia 250cc 2007

Con cuatro victorias en la categoría intermedia Lorenzo pasó a 250 cc en 2005, un año que serviría de aprendizaje para el balear. Con Honda, Lorenzo comenzó sus batallas con Dani Pedrosa, pero su agresividad todavía superaba a su talento. El punto de inflexión fue la carrera de Motegi, en la que Lorenzo tiró al suelo a Alex De Angelis y fue sancionado con una carrera sin correr.

El toque de atención le vino bien a Lorenzo para enfocar su talento en lo único que importa: ganar. Ya en Aprilia, el piloto de 2006 parecía otro Jorge Lorenzo. Agresivo pero contenido, el balear ganó el campeonato de 250 cc pero aún así se quedó para repetir en 2007, esta vez arrasando, como había hecho antaño su admirado Max Biaggi. Era la hora de MotoGP.

Tricampeón de MotoGP con Yamaha

Lorenzo Rossi Cataluna Motogp 2009

Yamaha apostó por Jorge Lorenzo sin miedo a los celos que pudiera tener su prima donna, Valentino Rossi, que enseguida se encargó de poner un muro para que el novato no aprendiese más de la cuenta. Lorenzo asustaba, y tras su puesta en escena lo hizo todavía más. Pole position en su primera carrera, en Losail, y segundo puesto, delante de Rossi, en carrera.

A la tercera fue la vencida, y en Estoril el joven Lorenzo consiguió su primera victoria en MotoGP. Solo iban tres carreras y Lorenzo ya llevaba tres poles, tres podios y una victoria. Y, por supuesto, era el líder del mundial. Pero el fantasma de las caídas apareció en Mugello. Lorenzo se fue al suelo, y luego repitió en los libres de Montmeló, perdiéndose la carrera.

Pedrosa Lorenzo Motogp 2010

Así se truncó su temporada de rookie, en la que entre costalazo y costalazo vio como Rossi recuperaba la corona de MotoGP. Un año después 'Il Dottore' conseguiría la novena, y de momento última, pero con Lorenzo ya a su rebufo. En su segunda temporada el mallorquín fue subcampeón del mundo, dándole algún susto a Rossi y aprendiendo mucho de él.

Todo ese aprendizaje floreció en 2010. Lorenzo encontró el martillo y lo utilizó para aporrear a Rossi desde el principio. Cuando el italiano se rompió la pierna en Mugello ya estaba claro que nadie iba a poder arrebatarle el título de Lorenzo, que terminó reventando incluso un récord de puntos que se ha mantenido vigente hasta este 2019. Lorenzo era el segundo español campeón de la categoría reina.

Lorenzo Motogp 2012

Pero no se iba a quedar ahí. En 2011, con Valentino Rossi ya fuera de Yamaha, Lorenzo tuvo que ceder contra el empuje Casey Stoner, pero en 2012 pudo repetir título en una batalla cerrada con Dani Pedrosa. Ese año concluía una era de MotoGP y daba comienzo otra: llegaba al mundial Marc Márquez, el reto para Lorenzo era más difícil todavía.

La mala suerte se cebó con Lorenzo en la primera temporada de Márquez en el mundial. Pese al impactante debut del catalán, el piloto de Yamaha lo tenía todo bastante controlado hasta que se lesionó en Assen. Ese día hizo una de las épica más grandes de su carrera, volviendo al circuito un día después de ser operado y terminando en quinta posición. Sabía que necesitaría los puntos.

Lorenzo Marquez Mugello Motogp 2014

Pero ese sobresfuerzo le obligó a saltarse Saschenring y a correr lesionado en Laguna Seca. Tres carreras casi perdidas, las únicas junto a Francia en las que Lorenzo se quedó fuera del podio, que le hicieron ir a remolque de Márquez en la parte final de la temporada. El de Yamaha incluso ganó las tres últimas carreras, pero Márquez fue regular y se llevó el título por cuatro puntos.

Tras una temporada de barrida por parte de Márquez, en 2015 llegaría el tricampeonato con Yamaha. En una de las temporadas más polémicas de la historia, Lorenzo no se puso líder hasta la última carrera en Valencia mientras Rossi, de nuevo compañero pero ahora sin muro, trataba de remontar después de su patada a Márquez en Sepang.

Lorenzo Rossi Motogp 2015

Lorenzo era pentacampeón del mundo, tricampeón de MotoGP, había ganado a Rossi y había ganado a Márquez. Rozaba el cielo con los dedos. La única forma de seguir demostrando cosas era cambiar de moto, así que en 2016 anunció que se emprendería en una nueva aventura con Ducati. El dúo que estaba llamado a darle la réplica a Marc Márquez y Honda.

Muchos pensaban que Lorenzo se equivocaba, que su destino sería similar al de Valentino Rossi cuando fichó por Ducati. Pero lo cierto es que el balear acertó a la hora de ver que el proyecto de Borgo Panigale iba para arriba, mientras que el de Yamaha se estaba estancando. La ilusión era máxima en Lorenzo.

Las lesiones truncaron sus aventuras con Ducati y Honda

Lorenzo Marquez Aragon Motogp 2018

Pero le costó mucho. En la batalla entre la velocidad y la agresividad ésta última había desaparecido por completo porque un tercer componente entró en escena: el miedo. Lorenzo ya sabía lo que era hacerse daño, había comprobado en experiencias propias y ajenas lo que puede pasar si te equivocas en una carrera de motos.

Aún así Lorenzo terminó domando la Ducati. Le costó un año y medio, pero a partir de Mugello el balear fue el piloto más rápido de los de Borgo Panigale. Lástima que éstos ya hubiese anunciado la marcha de Lorenzo. Desde esta oficialidad, el piloto español fue claramente superior a Andrea Dovizioso hasta que las lesiones volvieron a aparecer para poner punto y final a su carrera.

Lorenzo Assen Motogp 201

Después de tres poles consecutivas, Lorenzo se cayó en Motorland y volvió a hacerlo en Tailandia. Solo pudo volver, aún renqueante, en Valencia. Este 2019 trató de poner en marcha su proyecto con Honda, pero Jorge ya no era Lorenzo. Otra lesión en pretemporada le hizo empezar con dificultades de adaptación, y la caída en Assen lo terminó de arruinar todo.

2019 está siendo la peor temporada de la carrera de Lorenzo. Solo 25 puntos, ningún top diez y una undécima posición como mejor resultado del año. Ahora solo queda Valencia de una temporada final que no puede ni debe ser el recuerdo que nos quede de un campeón de leyenda, del coloso que se peleó y ganó con Rossi y Márquez. De Jorge Lorenzo, el eterno 99 del motociclismo mundial.

El fin de la generación que iba a retirar a Rossi

Stoner Lorenzo Pedrosa Motogp 2012

Con la salida de Jorge Lorenzo se culmina el retiro precoz de una generación que estaba llamada a jubilar a Valentino Rossi, y que ha terminado retirándose casi de forma íntegra antes que 'Il Dottore'. Casey Stoner, que ahora tiene 34 años, se retiró con 27 a finales de 2012. El año pasado siguió su camino Pedrosa con 33 años, y ahora se suma Lorenzo con 32.

Al final ha sido Marc Márquez quien ha jubilado a una generación cuyo único superviviente ya es Andrea Dovizioso. Solo el italiano queda de la última quinta que vivió los tiempos de la categoría de 250 cc, que llegó a MotoGP con gran ilusión y allí le tocó convivir con dos mitos vivientes como Rossi y Márquez.

En Motorpasión Moto | 13 mitos absurdos para superar un control de alcoholemia que no sirven para nada | Estos son los seis errores más comunes cuando se usan los patinetes eléctricos, y que son sancionables

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir