Compartir
Publicidad
Tres copazos de mestizaje retro, por favor. Así es la Three Martini Lunch de Icon
Clásicas

Tres copazos de mestizaje retro, por favor. Así es la Three Martini Lunch de Icon

Publicidad
Publicidad

Los trabajos duros y contundentes están muy bien, pero de vez en cuando no está de más dedicarse a hacer proyectos más elegantes, refinados y con gusto clásico. Eso es lo que han debido pensar en Icon al enfrentarse al reto de modificar una Triumph Thruxton y convertirla en una preciosa café racer a medio camino entre los estilos británico y americano.

Ambas influencias se notan, y el resultado como siempre en la copañía americana es espectacular. Es la Three Martini Lunch y sus señas de identidad son ese carenado con forma de misil balístico y unas enormes ruedas Avon sobre llantas de 16 pulgadas.

Three Martini Lunch: café racer para todos

Utilizando como punto de partida una Triumph Thruxton de 2014 y metiéndola en una cocktelera con todas las ideas locas de Icon, el resultado es una moto de aspecto café racer que conjuga el mundo retro con una imagen rompedora y muy contundente. Baja, larga y afilada la Three Martini Lunch es obra del equipo capitaneado por Kurt Walter.

Icon 1000 Triumph Thruxton Three Martini Lunch 2

Normalmente solemos ver trabajos de Icon muy futuristas y agresivos, pero en este caso la moto de Hinckley adopta una línea sutil y elegante. La carrocería pintada en color Verdoro Green, utilizado en los Pontiac Firebird de la década de los '60 es una especie de mezcla de estilos entre las motos de carreras de mediados del siglo pasado y las motos de calle de los '80.

Icon 1000 Triumph Thruxton Three Martini Lunch

Un prolongado y muy bajo carenado frontal que en su día fue de Ducati MH900E cuenta con una cúpula recortada y faro redondo apenas es capaz de cubrir al piloto, pero casa a la perfección con el depósito de combustible modificado de Yamaha FZ600 y con un colín en configuración monoplaza (de Harley-Davidson de carreras) que integra el escape por debajo. El piloto trasero procede de un piloto trasero de camiones madereros.

Icon 1000 Triumph Thruxton Three Martini Lunch 4

Precisamente el escape es una de las piezas que más ha complicado todo el trabajo. Para conseguir ocultarlo decidieron que los colectores subieran hasta el depósito y desde ahí viajase hasta el colín, para ello hubo que trabajar un depósito que pudiera acoger la línea de escape, protegerlo del calor y seguir encajando bien sobre el chasis.

Icon 1000 Triumph Thruxton Three Martini Lunch 6

Mecánicamente nos encontramos con muchos cambios, empezando por una profunda modificación del chasis que elimina su parte inferior para aligerar la imagen y toma ahora al motor como una parte estructural. Los frenos son monodiscos EBC en ambos trenes y en la zaga el doble amortiguador ha dejado paso a un solo Nitron con depósito separado.

Te habrán llamado la atención las ruedas, y es normal porque las llantas de radios proceden de dos traseras de Kawasaki KZ1000 de los '70 modificadas para calzar unos enormes balones de la marca Avon de 16 pulgadas en ambos trenes. Se optó por usar una trasera delante para poder calzar una rueda más ancha que aportase esa primera impresión aún más rotunda.

Icon 1000 Triumph Thruxton Three Martini Lunch 8

Debido al ancho anormal de la rueda delantera hubo que recurrir a unas horquillas procedentes de Harley-Davidson, más anchas, con el avance modificado, y con semimanillares hechos con un simple tubo de acero y una abrazadera. Esto a su vez obligó a modificar toda la parte baja del carenado para que la horquilla pudiera apuntar más hacia delante sin chocar con nada.

La Three Martini Lunch es una mezcla muy extraña, pero propia de Icon.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio