Publicidad

¡Pujen! A subasta una réplica de la Harley-Davidson Capitán América de la película Easy Rider

¡Pujen! A subasta una réplica de la Harley-Davidson Capitán América de la película Easy Rider
2 comentarios

En el mundo de las subastas se ven motos de todo tipo, desde algunas que tienen valor por el año en el que se fabricaron hasta otras por la originalidad, como una Harley-Davidson con sidecar de la I Guerra Mundial de la que te hablamos hace unas semanas.

Luego hay otras monturas que, además de ser clásicas, se han ganado la fama del público por aparecer en series o películas. En este caso, aunque estamos hablando de una réplica, lo tiene todo para que baje el martillo con un más que digno desembolso económico.

Esta Harley-Davidson Capitán América se subastará en Glendale entre los días 11 y 14 de marzo

Réplica Harley Davidson Capitan America 1963 1

Los más jóvenes puede que no asocien la imagen de esta moto con ninguna película pero los colores por los que se denomina 'Capitán América' les resultarán familiares. Una moto igual que esta era la que aparecía en el film cinematográfico 'Easy Rider' o 'Buscando mi destino', que es como se llamó en España.

El estreno tuvo lugar en 1969 y la historia habla de la construcción de un total de 4 unidades exclusivas de la Harley-Davidson Capitán América. Por desgracia, 3 de ellas habrían sido robadas del garaje de Dennis Hopper poco después del rodaje de la película y la otra es la que se destruye parcialmente en una de las escenas.

En 2014 nos enteramos de la subasta de esta última, que fue reconstruida por Dan Haggerty, quien fue parte del equipo de rodaje, y vendida por un total de 1,35 millones de dólares, que al cambio de divisa vienen a ser algo más de 1,23 millones de euros.

En esta ocasión lo que se pone a la venta es una réplica pintada en los mismos colores que las originales y que utiliza un motor Panhead de dos cilindros con 1.200 cc, asociado a un cambio manual de cinco velocidades. Esta moto se construyó para ser expuesta en el Hard Rock Café de San Francisco y luego E.J. Cole la compró para tenerla expuesta en Sturgis entre los años 1990 y 2015.

Aunque hay detalles que no se corresponden con los originales, como la horquilla delantera o la ausencia de una maneta izquierda para realizar los cambios marcha, la realidad es que el conjunto es bastante completo y la casa de subastas Mecum espera que alcance un valor importante, aunque no ha hecho estimaciones de ningún tipo. Si crees que no vas a llegar al precio, siempre puedes conformarte con montar este modelo a escala de Altaya.

En Motorpasión Moto | Probamos la Harley-Davidson LiveWire: la moto eléctrica de Milwaukee es tan sorprendente como demoledora

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios