Publicidad

Esto sí es amor por las motos clásicas: 2,5 millones de euros por cuatro joyas de antes de la II Guerra Mundial

Esto sí es amor por las motos clásicas: 2,5 millones de euros por cuatro joyas de antes de la II Guerra Mundial
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El mundo de las subastas mueve ingentes cantidades de dinero y no solo los automóviles clásicos gozan de gran popularidad, sino que las motos antiguas hacen lo propio y los hay capaces de pagar lo que sea por la que es, sin duda, una pieza de coleccionista.

En este caso se recogen cuatro interesantes monturas, las más caras subastadas por Mecum Auctions el año pasado y que nacieron antes del comienzo de la fatídica II Guerra Mundial. Todas ellas son obra del fabricante Al Crocker, quien puede presumir de haber trabajado anteriormente en marcas como Thor e Indian, y fueron subastadas a lo largo del año 2019 en citas tan importantes como las de Las Vegas y Monterey.

4 - La Crocker Small Tank 61-25 de 1937 alcanzó los 389.916 euros

Crocker Small Tank 61 25 1937

Durante la popular subasta llevada a cabo en Las Vegas en 2019, Mecum Auctions llevó esta Crocker Small Tank 61-25 del año 1937. La unidad se vendió completamente restaurada acorde a los estándares del fabricante, lo que permitió que se alcanzase una suma considerable aunque lejos de las otras tres Crocker que tiene por delante en esta clasificación.

Las motos de Al Crocker eran piezas artesanales en las que las que los clientes podían pedir distintas configuraciones, como en el ajuste del motor v-twin que el artífice, del que tomaron el nombre sus creaciones, hacía a mano gracias a un diseño muy original en el que había trabajado junto a Paul Bigsby. En general, como en este caso, eran bloques de 1000 cc, aunque los hubo que los pidieron mucho mayores para presumir de tener una de las motos más rápidas del momento.

Esta pieza de coleccionista consiguió que su actual y orgullo cliente desembolsara 389.916 euros por ella.

3- Esta Crocket Big Tank de 1939 se vendió en Las Vegas por 648.172 euros

También en la cita norteamericana tuvo lugar la adquisición de una Crocket Big Tank que data del año 1939, una preciosa moto de estilo custom pintada en los colores negro y plata y que fue restaurada por las manos del experto Michael Weigert.

Esta Crocket cuenta con un estilo muy 'americano' y es la única de las cuatro con la particularidad del 'Big Tank' o 'depósito grande', en lugar del 'Small Tank' o 'tanque pequeño' de las otras tres.

Crocker Big Tank 1939

En esta moto con propulsor v-twin de 1.000 cc consiguieron un rendimiento de 61 CV y una velocidad máxima de 177 km/h. La montura era tan rápida que el fabricante prometía devolverle el dinero a todo aquel que encontrara una Harley-Davidson o Indian de serie que fuera más rápida. Esta pieza se subastó por un total de 648.172 euros.

2 – Otra Crocker Small Tank de 1937 superó a la anterior con una puja de 658.300 euros

Crocker Small Tank 1937

Meses después del evento de Las Vegas se celebró el de Monterey, una cita que también goza de gran popularidad y en la que la Crocker Small Tank de 1937 de la foto se vendió por algo menos del doble que la Small Tank 61-25.

Esta unidad se restauró completamente en el año 2013, concretamente por los ingenieros Les y Jolly del taller 1346Venice. El embrague de esta moto con motor v-twin refrigerado por aire de 1.000 cv fue revisado para hacer más agradable la conducción y su apariencia guarda un gran parecido con la de 1939 que se subastó en Las Vegas.

Algo más antigua que la Big Tank, esta moto bajó el martillo en los 658.300 euros.

1 – La Crocker Small Tank de 1936 fue la 'joya de la corona' a una precio de 759.577 euros

Crocker Small Tank 1936

Por último, en lo alto de esta tabla tenemos a la Crocker Small Tank de 1936, precisamente una de las 14 primeras motos fabricadas por Paul Bigsby y Al Crocker. Esta pieza es la número 12 de la historia de la marca y apareció en Monterey de la mano de Mecum Auctions y en el estado original de conservación. De hecho, podría ser la única que hay en el mundo sin restaurar.

La unidad que nos atañe dispone de un bloque motor de 1.000 cc, aunque los clientes podían pedir el propulsor con una capacidad de hasta 1.638 cc. Nadie diría que han pasado 84 años desde que esta moto salió del taller de Al, porque tiene un aspecto bastante decente para los 'tiempos' a los que ha sobrevivido. De ahí que se la llevaran en Monterey por un coste de 759.577 euros, un precio acorde a las estimaciones de los expertos y que su nuevo propietario pagaría con sumo gusto.

En Motorpasión Moto | Siete trucos prácticos para sacar mejores fotos con el móvil a la moto | Estas son las siete mejores motos trail que llegarán en 2020 para el carnet A2 y más allá

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios