Compartir
Publicidad
Gama Adventure de KTM: guía para no perderse
Zona de Pruebas

Gama Adventure de KTM: guía para no perderse

Publicidad
Publicidad

La KTM Adventure es una vieja conocida de la marca austriaca. Lleva con nosotros un buen número de años durante los cuales ha ido evolucionando a medida que su motor también crecía en cilindrada y prestaciones. Junto a esta transformación, el modelo Adventure se ha ido especializando pero a la vez intentando no perder ni un ápice de sus orígenes.

Es por ello que con el fin de buscar un público cada vez más amplio y sabedores de que no todo el mundo tiene las mismas necesidades o el mismo gusto, la gama KTM Adventure está formado ahora por cuatro modelos, similares pero a la vez completamente diferentes con el fin de encajar en nuestra búsqueda de una motocicleta.

Gama KTM Adventure, lección rápida de historia

Ktm 950 Adventure

La primera KTM Adventure llegaba al mercado hace ya más de diez años, concretamente en el 2003. Era la KTM 950 Adventure, con el primer motor gordo de los austriacos, el abuelo de los LC8 y que fue utilizado posteriormente en otros modelos como la Supermoto o la Super Enduro.

A pesar de que contaba con unas buenas actitudes off-road gracias a su relativamente contenido peso (no llegaba a los 200 kilos), las suspensiones de largo recorrido y unas llantas de 21 y 18 pulgadas respectivamente delante y detrás, la gama contaba con una versión más especializada denominada KTM 950 Adventure S. Ésta aumentaba todavía más su recorrido de suspensiones y con ello, el asiento quedaba a unos inalcanzables para muchos 915 mm. Todo ello aderezado con 98 cv de auténtica mala leche que provenían de sus dos perolos.

Ktm 950 Adventure S

Este modelo estuvo en producción hasta el 2006 cuando se incorporó el motor 990, probado antes en la KTM 990 Super Duke aunque limitado en su potencia a unos más racionales 96 cv para una trail que seguía montando llantas de 21 y 18 pulgadas y mantenía su estética dakariana, no estaba nada mal. Era la KTM 990 Adventure y seguía rozando los 200 kilos, corría que se las pelaba, algo que pudimos constatar en su momento en la prueba que le hicimos allá por el 2009.

Estuvo en producción hasta el 2013 y también contaba con una versión más enfocada a la aventura, la KTM 990 Adventure S que de nuevo contaba con un recorrido mucho más generoso de suspensiones y también una mayor capacidad en el tanque de combustible. Éste seguía contando con la peculiaridad en todas las versiones de las dos tomas de combustible, algo que me impactó la primera vez que la vi y que aun hoy en día tiene su encanto.

Ktm 990 Adventure

En la evolución a los largo de los años de la KTM 990 Adventure, su potencia también fue en incremento. Así en el 2013, su último año, ya andaba por los 113 cv y los todavía más importantes 100 Nm de par aunque también había engordado un poco al aumentar su equipamiento. Se situaba ya en los 209 kilos aunque seguía siendo una pluma para los estándares de los modelos trail de aquella época.

Un par de años antes, en el 2010, la KTM 990 Adventure S cambiaba su denominación a una más cañera: KTM 990 Adventure R, que añadía más potencia a su motor, menor peso, un recorrido mayor de suspensiones, y elementos de serie que hasta ese momento sólo estaban disponibles como opción en el catálogo de Power Parts. Su estética combinando el negro y naranja era mucho más agresiva.

Ktm 990 Adventure S

Pero a pesar de que la gama contaba con dos modelos, eran muy similares entre ellas en cuanto a características y rendimiento tanto en carretera como fuera de ella. Únicamente algo más de especialización en los modelos S y posteriormente R peor la versión normal también se defendía más que bien cuando dejábamos atrás el asfalto.

Pero con la explosión de las motos trail, o mejor dicho, de las trail asfálticas, KTM no quería ni podía permitirse el lujo de perder el tren de esta nueva subcategoría que había nacido y por ello tenía que cambiar el chip, dejar un poco de lado sus buenas manos en cuanto a al diseño de modelos trail puros y hacerlos un poco más accesibles para aquellos usuarios que sólo pisan la tierra cuando paran su moto en la cuneta.

Ktm 990 Adventure R

Y ahí es cuando entran en juego las nuevas KTM Adventure y toda su gama disponible en el 2015, con cuatro versiones de la misma moto pero cada una especializada en el uso o necesidades del público.

La actual gama KTM Adventure: ¿qué es lo que tienen?

KTM 1190 Adventure

Pues puede que lo que tienen, visto desde fuera, sea un pequeño jaleo con la gama KTM Adventure, pero nada más lejos de la realidad. Ya veréis como de un sólo vistazo entendéis perfectamente qué es lo que ofrece cada una y cuál es su mejor ámbito de utilización.

Empezamos con la primera en llegar que fue la KTM 1190 Adventure. Aterrizó con nosotros en el 2013 con un desarrollo completamente nuevo. Nuevo motor, chasis, parte de ciclo ya que adoptaba unas medidas de rueda intermedias entre el asfalto y la conducción offroad como son las 19 y 17 pulgadas respectivamente.

KTM 1190 Adventure R

Además contaba con una gran electrónica en su interior algo que en el 2014 aumentó todavía más si cabe tras la firma de un convenio de colaboración en exclusiva con Bosch y con ello, la comercialización del primer modelo del mundo con el sistema MSC de control de frenada en curva (aquí os lo explicamos). Lo pudimos comprobar el año pasado, en la prueba que le hicimos a la 1190 Adventure y que nos dejó muy buen sabor de boca porque sigue teniendo ese tacto que define a todas las KTM, el Ready to Race tan famoso, pero a la vez mucho más refinado.

Para este 2015 presenta pequeños cambios fruto de las críticas de sus propietarios como son un nuevo acolchado de asiento, mayor espacio para el pasajero gracias a un mayor acolchado en su asiento individual y a unas asas más bajos así como nuevas decoraciones.

KTM 1290 Super Adventure

Permanece inalterado su parte de ciclo y el motor aunque se han hecho pequeñas mejoras. Casi 150 cv, 125 Nm de par, acelerador electrónico, suspensiones electrónicas, ABS y control de tracción personalizable, el MSC de frenada en curva que hemos comentado antes, 217 kilos y lo que es muy importante para una moto que se supone que va a hacer muchos kiómetros: unos intervalos de mantenimiento cada 15.000 km y reglaje de válvulas cada 30.000 km.

Paralelamente a la comercialización de la KTM 1190 Adventure y para aquellos que siguen mostrando un espíritu offroad puro, KTM lanzaba la KTM 1190 Adventure R con mayor recorrido de suspensiones (ya no son electrónicas pero sí completamente regulables con barras de diámetro 48 mm), llantas de 21 y 18 pulgadas, barras de protección, diferente manillar más ancho, pantalla más baja, caballete, etc. En el 2015 presenta también pequeñas mejores en el acolchado del asiento y en el espacio para el pasajero.

KTM 1090 Adventure

¿Pero qué pasa si queremos aumentar todavía más su capacidad para viajar, llegando a ser casi como una Gran Turismo pero sin perder la deportividad y agilidad con la que cuentan las KTM? O por otro lado, ¿y si tenemos el A2 y queremos comprar una KTM pero no nos convence ni la KTM 390 Duke/RC ni la KTM 690 Duke? Pues aquí es donde entran las nuevas KTM 1290 Super Adventure y KTM 1050 Adventure que hemos probado para vosotros en Barcelona. Atentos que mañana arrancamos con la primera de ellas.

Siguiente parte | KTM 1050 Adventure, prueba (características y curiosidades)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio