Compartir
Publicidad
Publicidad

KTM 990 Adventure, la prueba (1/4)

KTM 990 Adventure, la prueba (1/4)
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta semana os traemos una moto que, como decimos en mi tierra, es para "paisanos". La KTM 990 Adventure es posiblemente, una de las motos más altas de asiento que existen en el mercado, sólo superada por la Buell XB12XT Ulysses, y por fin me he sentido a mis anchas con mi uno noventa de altura. El concesionario KTM para Asturias y León Motormanía, puso a mi disposición la unidad de pruebas de la que dispone y durante el par de días que la tuve, pude sacar algunas conclusiones.

No es la primera vez que pruebo la Adventure. Anteriormente en los Orange Days ya la había podido catar, tanto en su versión 950 de carburación, como en la primera versión del motor 990 con inyección. Es una moto que impresiona, tanto por su altura como por su ancho tanque en el que destacan sus dos bocas de llenado. Este detalle nos traslada inmediatamente a las carreras por el desierto, y lo que en un primer momento puede ser una ventaja en estos terrenos, se hace un poco engorroso en el día a día.

KTM 990 Adventure, primeras impresiones

Subir al asiento puede ser toda una aventura si no superas el metro ochenta, y necesitarás tener bastante flexibilidad en la pierna para no darle una patada al asiento. Una vez sentado, las suspensiones de la moto disponen de bastante recorrido muerto, por lo que su altura descenderá considerablemente, aunque no lo suficiente para ser una moto apta para todos los tamaños. Sus 230 kilos de peso con el depósito lleno se notan bastante al moverla en parado. Sobre todo, se nota que el peso está bastante elevado, algo que será una ventaja en carretera como luego veremos.

KTM 990 Adventure

Ante nosotros encontramos un cuadro de relojes común al resto de las motos naranjas a excepción de la RC8. En él tenemos todo lo necesario a excepción de nivel de combustible, algo que se echa de menos en una moto tan rutera como esta y preparada para hacer grandes incursiones fuera de carretera. El resto de los mandos también son comunes a los otros modelos.

Una pantalla ahumada nos protege del viento, y aunque el resto del carenado no sobresale, nos protege perfectamente. Es una de las pocas trail que no recurren al semicarenado, sino que tapan completamente el motor, quedando protegido en caso de una pequeñas caída.

Aquí encontramos el conocido motor bicilíndrico de KTM de 999cc con el cigüeñal transversal, refrigeración líquida, embrague multidisco en aceite y transmisión por cadena por el lado izquierdo. El escape termina en un doble silencioso elevado que discurren por debajo del asiento. Éste, es de una pieza y de corte endurero, prolongándose hacia adelante por encima del depósito finalizando en una pequeña guantera.

KTM 990 Adventure

Giramos la llave de contacto, y después de correspondiente chequeo, damos la botón de arranque y el bicilíndrico cobra vida. Nos vamos...

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos