Compartir
Publicidad

Bosch MSC, la electrónica definitiva para frenar en cualquier circunstancia

Bosch MSC, la electrónica definitiva para frenar en cualquier circunstancia
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Decía Arthur C. Clark que "Toda tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia". Y viendo como funciona el nuevo sistema que ha fabricado Bosch, y que denomina Motorcycle Stability Control, creo que estamos delante de uno de estos hechos mágicos. Todos conocemos el sistema ABS convencional, que evita que las ruedas se bloqueen en el caso de que las ruedas pierdan adherencia. Sea cual sea la forma de esa pérdida de adherencia, ya sea por un frenazo demasiado brusco, por mal estado del asfalto o similares.

El ABS que conocíamos hasta ahora utilizaba unos pocos sensores para comparar la velocidad de giro de ambas ruedas y en caso de problema lo que hacía era soltar los frenos hasta que la rueda volvía a girar correctamente, para luego volver a frenar. Esto en una rápida sucesión evitaba que la rueda derrapase y permitía que el conductor conservase el control de la trayectoria del vehículo. Hasta aquí lo conocido. Pero ¿qué pasa si los frenos se aplican en medio de una curva? Veamos la magia que hace el Bosch Motorcycle stability control. MSC para los amigos.

En el vídeo que podéis ver a continuación nos explican como funciona (en inglés). Primero el sistema recoge datos procedentes de sensores que le informan de la velocidad de giro de las ruedas, angulo de inclinación de la moto, ángulo de "picado" de la moto, la aceleración que soporta el sistema, la presión aplicada a los frenos y alguno más que no especifican. Con todos estos datos el sistema los evalúa, es capaz de reconocer situaciones críticas y en ese momento inicia las acciones necesarias para que la moto no se caiga.

Tan bueno es que dicen que es capaz de prevenir derrapes de la rueda delantera. Pero quizá lo más "mágico" sea que el Bosch MSC es capaz de distribuir la fuerza de frenada entre las dos ruedas aún cuando sólo se accione uno de los frenos.

Así sobre el papel, queda todo muy bonito, pero veamos unos cuantos vídeos más sobre cómo funciona el mecanismo. Primero vamos a ver cómo funciona frenando con el freno delantero en medio de una curva.

Ahora vamos a ver que pasa cuando frenamos con el freno trasero en medio de una curva.

Y por último, lo que pasa cuando frenas a tope de delante en medio de una curva.

¿Magia? No, tecnología lo suficientemente avanzada para que podamos conducir más seguros por las carreteras. Habrá que enviar la carta a los reyes magos para que nos dejen probar una moto con esta tecnología.

Gracias a Oscar del Pozo por la pista.

Vídeo vía Youtbe Bosch Automotive | Vídeo 1, 2, 3 y 4 Vía | Visordown

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio