Publicidad

Bolsa SHAD SW28, prueba de la gama waterproof de SHAD

Bolsa SHAD SW28, prueba de la gama waterproof de SHAD
Sin comentarios

Hoy os traemos la prueba de una de los nuevos modelos de bolsa que podéis encontrar dentro de la gama waterproof de SHAD o como también se denomina, la gama Zulupack y que hace unas semanas fue presentada por la empresa española.

La gama está compuesta por 12 modelos diferentes, desde la pequeña bolsa de mano SHAD SW05 hasta la bolsa de viaje SHAD SH138, todas ellas con unas características muy similares aunque en algunos casos específicas para algunas actividades como el modelo que en concreto nos ocupa, la SHAD SW28, una bolsa sobre asiento preparada para llevar un equipo personal de fotografía.

SHAD SW28, a salvo de imprevistos metereológicos

SHAD SW28

Algo que nos podemos encontrar en determinadas ocasiones con las bolsas de equipaje para la moto es que, o bien nos pille el agua de sopetón y tengamos que detenernos a poner la funda impermeable o bien, que no lo hagamos de forma correcta y se nos acabe filtrando humedad en el interior. Y no hay nada más desagradable que sacar la ropa que teníamos de cambio húmeda, cuando tú también estás mojado.

La bolsa SHAD SW28 evita este problema al ser ya resistente al agua sin necesidad de fundas ni nada parecida. Está fabricada en Nylon 420D mientras que el exterior cuenta con un forro de doble capa en PVC lo que le da al tacto ese aspecto tan particular.

SHAD SW28

Como vimos con la bolsa de Kriega, la Triumph Performance R30, se recurre a un sistema de cierre superior en el que se prescinde de la cremallera y se opta por un plegado sobre ella misma que asegure la estanqueidad del conjunto. Y después de probarla a fondo, os puedo asegurar que realizando la triple vuelta superior antes de fijarla a los lados como recomienda, el interior estará a salvo de cualquier rastro de agua.

Cuenta con dos bolsillos frontales con cremallera, de diferente tamaño. Estos bolsillos cierran mediante cremallera, también resistente al agua aunque puede que no lleguen a ser completamente impermeables. Por ello, llevan sendos agujeros en la parte inferior para en caso de que se cuele agua, esta pueda salir ya que de otra forma, el exterior de PVC lo impediría.

SHAD SW28

En el interior contamos con un compartimento fabricado en espuma que puede ser distribuido a nuestro gusto mediante tres accesorios que se fijan con velcros. De esta forma, podemos elegir el tamaño de los diferentes espacios interiores para el cuerpo de la cámara, objetivos, papeles varios, etc. Volviendo al exterior, en uno de los laterales vemos sendas correas para fijar y transportar un trípode.

Para el transporte de la bolsa SHAD SW28, esta dispone de cuatro correas que se enganchan en otras tantas hebillas específicas y mediante las cuales podemos fijarlas de forma universal sobre el asiento trasero de cualquier motocicleta. Las correas son suficientemente largas para llegar por ejemplo a las estriberas del pasajero, e incluso se pueden unir unas con otras para hacer correas de mayores dimensiones.

La segunda opción de transporte es como mochila. Para ello cuenta con correas de hombros en espuma y una parte trasera forrada en espuma EVA de alta densidad que aumenta la comodidad y facilita la transpiración. Dos asas en la parte exterior completan un conjunto de dimensiones aproximadas 36x28x28 mm y 30 litros de capacidad.

SHAD SW28, nos vamos de mojadura

SHAD SW28

Como no, hubo que robarle de nuevo la MV Agusta Brutale 1090RR de nuevo a Jose Luis para probar la mochila. Empiezo a ver por los ojos con los que me mira cuando me da las llaves, que se empieza a oler que lo que quiero es darme vueltas con su moto y las pruebas son... una simple excusa!!

Anclar la SHAD SW28 en la parte trasera de una moto no es excesivamente complicado, incluso cuando el modelo con la que lo hemos probado brilla por su ausencia en cuanto a lugares donde anclar y fijar correas. Fue una prueba rápida pero con un par de veces que lo hagamos, ya tendremos la técnica cogida.

Me ha gustado mucho el detalle del sistema de velcro que evita los sobrantes de las correas y que estas queden libres, con el consiguiente peligro de engancharse por ejemplo en una rueda. Una vez enganchadas, enroscamos el sobrante sobre ellas mismas y cerramos con la tira de velcro final. Sencillo y funcional.

SHAD SW28

Lo que ya no me gustó tanto es que las correas de los hombros no son desmontables, y no llevan tampoco ningún tipo de tapa o enganche por lo que fijarlas entre la mochila y el asiento es un poco incómodo. Quizás algún tipo de solapas laterales que aguantasen las correas o algo similar mejoraría la fijación y estabilidad.

Si por el contrario optamos por transportar la SHAD SW28 como una mochila, no habrá mayores problemas. Cuenta con regulación y correa para una mejor fijación sobre el pecho. Únicamente es una mochila muy cuadrada y relativamente corta por lo que no quedará, digamos, estéticamente integrada con nosotros.

El sistema interior de compartimentación es muy cómodo y el velcro se adhiere bien. O mejor dicho, demasiado bien, por lo que no hay problemas de que se nos muevan los bolsillos aunque uno vaya vacío y el de al lado con objetos. Eso sí, son de espuma de no demasiado grosor por lo que protege de impactos aunque hace maleable todo el conjunto.

SHAD SW28

¿Y en cuanto a estanqueidad? Máxima. La prueba de fuego fue arrojarla al mar y ver que flotaba mecida por las olas sin que le entrase agua por a parte superior. No estuvo tampoco una hora pero sí lo suficiente para que cualquier otro tipo de mochila hubiese salido más perjudicada en su interior. En este punto está completamente fuera de cualquier duda.

El precio de la SHAD SW28 es de 86,90 € incluyendo el IVA. Un precio muy ajustado si necesitáis llevar vuestra cámara de fotos con garantías de que no se os mojará por la lluvia y que gracias al enganche universal, podáis llevar de un lado a otro en cualquier tipo de moto. Únicamente destacaríamos como aspecto negativo que las correas de los hombros cuando se van a enganchar sobre la moto no se puedan quitar o fijar para facilitar el manejo.

Nota: La mochila SHAD SW28 ha sido cedida para la prueba por SHAD. Para más información consulta nuestra política de relaciones con empresas.

Más información | SHAD

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios