Recorrer con una Vespa los 110 metros verticales de una chimenea industrial es posible, y da para récord Guinness

Recorrer con una Vespa los 110 metros verticales de una chimenea industrial es posible, y da para récord Guinness
5 comentarios

Cuando pensábamos que ya lo habíamos visto todo llega la realidad y te abofetea en la cara. Si no nos crees sólo tienes que leer este artículo para darte cuenta que la "locura" humana no tiene tope.

El protagonista de nuestra historia es un doble de acción que, cansado de tirarse por las escaleras o quemarse a lo bonzo para los largometrajes, ha decidido batir un récord con su propia Vespa. Ser la primera persona que baja con ella una chimenea empresarial de 110 metros de altura.

Un récord de récords

Vespa 2
Imágenes extraídas del video de YouTube.

A decir verdad la historia viene de lejos. El doble de acción Günter Schachermayr está recopilando una serie de récords para entrar en el libro Guinness como uno de los personajes con más récords locos en su haber que impliquen una Vespa. Entre ellos ya se encuentra el de tirarse en paracaídas con su moto, cambiar la rueda delantera en marcha e incluso tirarse por una montaña rusa.

Para el último truco, el especialista se ha sacado de la chistera el de recorrer los 110 metros cuesta abajo de una chimenea empresarial a lomos de su Vespa. Más concretamente, la chimenea de una empresa abandonada en Pezinok, Eslovaquia, que ya ha sido utilizada infinitas veces como plataforma para hacer puenting pues es una de las estructuras más altas para hacerlo sin "peligro".

Por supuesto, el doble de escenas de riesgo contó con la ayuda de dos ingenieros mecánicos que prepararon la actuación con sumo cuidado. Para realizar la proeza, estos acoplaron el scooter a una cuerda de seguridad sin que afectase a su funcionamiento mientras que dos cuerdas auxiliares actuaban de guías y permitían realizar el descenso sin peligro. Además de esto, Günter contaba con otra cuerda de seguridad atada a la cintura por si en algún momento se soltaba sin querer del manillar.

Por suerte para todos el truco salió bien y el especialista puede contar con un récord más en su haber. En una entrevista realizada nada más terminar el récord el doble de acción austriaco decía: "Este espectáculo no es apto para cardiacos. El viento casi me tira de la torre, me temblaban las rodillas y casi me atasco. Cuando llegué al final, después de unos dos minutos de conducción, tenía un dolor de estómago como nunca antes, pero este truco con la Vespa también ha sido un éxito y estoy extremadamente feliz".

Vespa
Imágenes extraídas del video de YouTube.

Conociendo a Günter seguro que esta no es la última locura que se le ocurre para conseguir un récord del libro Guinness. Sólo tendremos que esperar un poco para que este Evel Knivel austriaco nos sorprenda con otra locura tan divertida y apasionante como esta.

En Motorpasión Moto | Honda, una sequía histórica en MotoGP y batiendo récords de caídas con una moto visceral: "En el garaje están perdidos"

Temas
Inicio