Publicidad

Televisión por pago, el futuro de las retransmisiones

Televisión por pago, el futuro de las retransmisiones
27 comentarios

Durante todo el año hemos rumiado la cifra de espectadores que había atraído la oferta de Movistar TV para la retransmisión del Mundial de MotoGP 2014. Algo que parece ser tan "sensible" como la fórmula de la Coca-Cola o los archivos del área 51, pero si atendemos a un artículo publicado por MasMoto.net en el que citan las palabras de Ernest Riveras en 2014 las suscripciones al paquete de Movistar que incluían los canales de MotoGP, Fórmula 1 y otros deportes han alcanzado las 300.000 personas.

Recogiendo los datos que publica Crash.net, las carreras del GP de la Comunitat Valenciana las siguieron sólo 151.000 personas en el Reino Unido a través de BT Sport, la cadena que las ofreció en directo (a través de un canal de pago). Esas mismas carreras las vieron 518.000 espectadores a través de ITV4 cuando las ofreció esa misma noche en diferido. Pobres resultados cuando el año anterior la BBC Two las ofreció en abierto y cosechó 1.210.000 espectadores. Algo muy similar a lo que pasa en España.

La correlación de los resultados lleva irremediablemente a pensar que con menos audiencia habrá menos patrocinadores interesados en el deporte, con lo que en breve bajará la inversión en el mismo y se verá abocado a volver a las retransmisiones en abierto para atraer audiencia y que los patrocinadores vuelvan a poner su dinero para pintar los carenados. Vale.

Pero si lees este artículo que han publicado en Crash.net quizá entendamos un poco más el movimiento que lleva consigo esta transformación de la manera de ver el Mundial de MotoGP. A grandes rasgos, se cuenta que la propia Dorna ha estado patrocinando algunos equipos a los que les ha faltado apoyo o patrocinadores para seguir corriendo el mundial. Y Dorna, que no es una ONG, ha decidido que para poder seguir con este patrocinio (encubierto o no) lo que hace es optimizar al máximo el rendimiento de su producto.

Esto significa que los derechos de imagen del Mundial de MotoGP cada vez serán más caros, con lo que sólo las empresas que rentabilicen la inversión al máximo serán capaces de comprar los derechos. Esto traducido al idioma de la calle significa que si le vendo a Movistar TV los derechos, Dorna tendrá dinero suficiente para seguir manteniendo a esos equipos que no llegan a cubrir el presupuesto, con lo que no sufrirán merma en sus cuentas y seguirán corriendo aunque nunca vayan a acabar entre los diez primeros. Y yo (Dorna) seguiré teniendo un Mundial de MotoGP para vender a las televisiones.

Con este sistema no necesitamos que las carreras sean en abierto, sino, al contrario, que sean lo más restringidas posibles para que quién pague por los derechos pueda rentabilizar al máximo su inversión. Esto cada vez suena más a confabulación mundial, pero es lo que se lee por ahí.

Esta limitación de acceso a través del pago por visión, supone que mejorará el producto final que nos ofrecen. Pero como si digo que estas retransmisiones de pago son mejores que lo que vemos en abierto me vais a acusar de que me he vendido a Movistar, a Dorna o a dios sabe quién, mejor expongo lo que se lee por ahí y que cada uno decida como va a ver el Mundial de MotoGP 2015. Solamente diré que si por un dinero al mes me puedo quitar de en medio a ciertos comentaristas, narradores mesiánicos y publicidad de un plumazo me lo pensaré dos veces cuando empiece la temporada que viene.

Foto original | MotoGP.com

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios