Publicidad

La revolución satélite de MotoGP o cómo los equipos privados se están subiendo a las barbas de sus marcas

La revolución satélite de MotoGP o cómo los equipos privados se están subiendo a las barbas de sus marcas
1 comentario

Publicidad

Publicidad

En la clasificación del pasado Gran Premio de Andalucía de MotoGP pasó algo que no suele ser nada habitual. Todas las marcas se vieron superadas por sus equipos satélites en la parrilla de salida de Jerez. Podría parecer una simple casualidad, pero es un hecho bastante más significativo de lo que aparenta.

La pole position fue para Fabio Quartararo. El del Petronas ha ganado las dos carreras de la temporada, va líder del mundial y batió por unas pocas milésimas a Maverick Viñales, aunque también es cierto que al español le quitaron su vuelta rápida por pisar fuera de pista. Quartararo es el cabecilla de la revolución de los satélites.

Quartararo, Bagnaia, Nakagami y Oliveira fueron los pilotos más rápidos de sus marcas en Jerez

Miller Bagnaia Jerez Motogp 2020

Quartararo fue la mejor Yamaha en la parrilla de salida, y también en la carrera, de Jerez. Pero hay más. En Honda faltaba el piloto estrella del equipo oficial, Marc Márquez, pero el del satélite, Cal Crutchlow, estaba renqueante. Así que la batalla era entre Álex Márquez del Repsol Honda y Takaaki Nakagami del LCR.

El japonés hizo un fin de semana impresionante. Dadas las circunstancias, Honda le pasó piezas y datos del mayor de los Márquez, y Nakagami las supo hacer valer. Con la moto del año pasado, fue la Honda más rápida todo el fin de semana, lideró dos sesiones de entrenamientos y estuvo a punto de subirse al podio.

Nakagami Andalucia Motogp 2020

En Ducati la verdadera revelación fue Pecco Bagnaia, del Pramac. Ya dio muestras de mucha velocidad en la primera cita de Jerez, pero es que en la segunda fue imparable. Bueno, casi, porque se le rompió el motor a pocas vueltas del final cuando tenía el podio asegurado. Sin esa desgracia, hubiese sido la mejor Ducati en parrilla y en carrera.

Y por último está el caso de KTM. Las motos austriacas fueron muy bien todo el fin de semana, hasta el punto de que el podio parecía factible. Miguel Oliveira, con el Tech3, se metió el quinto en parrilla. Fue la mejor KTM. Pero en la salida su compañero de marca, y el año que viene de equipo, Brad Binder, se lo llevó por delante, así que no pudimos ver su rendimiento.

Oliveira Andalucia Motogp 2020

El caso es que las cuatro marcas de MotoGP con equipo satélite se vieron superadas por él. Y es una tendencia que cada vez se repite más. Pese a que muchos corren con motos desfasadas y peores recursos, los equipos privados cada vez ponen en más apuros no solo a sus marcas, sino también a las otras. Hay quien apunta a que la clave es que al tener menos alternativas para poner a punto la moto es más sencillo elegir un camino de desarrollo y apostarlo todo a él.

Lo que está claro es que cada vez es más urgente la creación de un equipo satélite para las marcas que aún no lo tienen, sobre todo para Suzuki. Los ingenieros de Hamamatsu no paran de insistir en los beneficios de tener cuatro motos en pista y parece que por fin les han escuchado. Ciertas informaciones apuntan a que ya trabajan en esto para 2022 y que habrían contactado con el Tech3 de KTM.

En Motorpasión Moto | Marc Márquez, un piloto de puerta grande o enfermería: la lesión que cambia el escenario de MotoGP 2020 | Fabio Quartararo, el diablo sobre ruedas que persigue el mundial de MotoGP

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios