Compartir
Publicidad
Cómo solucionar el bloqueo a cuatro en el Mundial de MotoGP
MotoGP

Cómo solucionar el bloqueo a cuatro en el Mundial de MotoGP

Publicidad
Publicidad

¿Qué os parecería que los cuatro pilotos punteros de MotoGP estuvieran en cuatro equipos diferentes? Este planteamiento se hacía hace unos días Juan Pedro de la Torre en uno de sus artículos. Una idea que tiene muy buena pinta y que parece que sería el siguiente objetivo de los organizadores del Mundial de MotoGP para garantizarse una audiencia millonaria cada fin de semana.

Porque en 2016 ya hemos visto tres carreras más o menos disputadas que nos han mostrado que el nuevo reglamento que hemos esperado durante tanto tiempo y el nuevo suministrador único de neumáticos pueden hacer disputadas las carreras, pero no lo suficiente. Así que al hilo de las especulaciones sobre si Jorge Lorenzo acabara en Ducati, le sumamos las de si Dani Pedrosa iría a Suzuki, las mezclamos bien con un poco de conspiranoia y el resultado es un reparto interesante.

Está claro que en los últimos años los equipos punteros, léase el Repsol Honda y el Movistar Yamaha, han movido los hilos para hacerse con los pilotos más destacados de la parrilla que, además, garantizan resultados de manera casi perfecta carrera sí y carrera también. Este monopolio redunda en que los aficionados van perdiendo algo de pasión y las marcas que quieren sumarse al escaparate de MotoGP lo tienen muy complicado. Llegados a este punto hay que tener claro que una moto buena con un piloto que no sea uno de esos cuatro magníficos probablemente nunca llegará a pisar el podio y si lo hace nunca será en el escalón más alto de todos.

¿Matamos a la gallina de los huevos de oro? ¡Nunca! si acaso la clonamos para tener dos y así hacernos aún más de oro. ¿Cómo atraemos a las marcas que no están presentes en la actualidad en el Mundial de MotoGP? Redactamos un reglamento que haga tabla rasa con todos y que permita alcanzar un nivel ni demasiado alto ni demasiado bajo para que sea interesante participar. Lo del suministrador único de neumáticos en su día se explicó como una opción para abaratar los costes, igual que el software único, los motores precintados y no se cuantas cosas más. Pero en realidad todo esto sólo ha servido para que la gallina de los huevos de oro siga poniendo huevos, pero cada vez más pequeños y más concentrados en dos equipos.

Así que parece que sólo quedaría la opción de "repartir los cromos" entre las marcas con más opciones a ver si así conseguimos que domingo tras domingo se vean carreras disputadas. Sin duda la labor de los organizadores está siendo titánica para conseguir atraernos, pero el resultado no llega a ser esa máquina perfecta de hacer aficionados que algunos esperan. Habrá que mover el árbol a ver que nos cae.

Probablemente esto nunca llegue a ser así y estas líneas nunca pasen de ser una especulación de domingo por la mañana. Aunque a todos nos gustaría ver carreras disputadas hasta la última vuelta, con pilotos sobre diferentes motos, de diferentes nacionalidades y con estilos personales que hagan atractivo estar sentado delante de la pantalla durante 45 minutos. Por suerte para los organizadores siempre hay gente nueva que viene a ocupar las sillas que dejan vacías los que huyen hastiados. Pero me da que esos nuevos espectadores cada vez están menos tiempo sentados en la silla.

Y todo esto sin hablar de las dos categorías pequeñas, que cada vez ejercen más el papel de comparsas y menos el de escalones de aprendizaje. A ver si las carreras de este fin de semana nos deparan alguna sorpresa interesante mientras llegamos a esta situación ideal.

En Motorpasión Moto | MotoGP 2016
Foto vía | MotoGP Info

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio