Publicidad

Así es jugar al RIDE 4, el GT de las motos, para un novato en los videojuegos
Juegos

Así es jugar al RIDE 4, el GT de las motos, para un novato en los videojuegos

HOY SE HABLA DE

Hace unos meses llegó a las manos de este redactor una edición del RIDE 4, una especie de Gran Turismo para las motos de cuya existencia tenía constancia, pero la interacción había sido nula. No es el tipo de videojuego que a uno le interesa, y puesto que tampoco me iba a encargar de informar sobre él, me lo tomé con calma.

Seis meses después, la experiencia de jugar al RIDE 4, todavía inconclusa, está siendo estimulante. El juego carece de todos los tediosos tics hiperrealistas de los nuevos videojuegos, y ese es su principal fuerte. Fuera burocracia, el RIDE 4 simplemente va de dar gas y andar con la moto. Pura emoción.

Milestone no abandona a nadie con su RIDE 4

Ride 4 20210309175915

La primera toma de contacto fue con mucha cautela. Para alguien más acostumbrado a videojuegos de coches, o más bien de Fórmula 1, que no es lo mismo, pilotar virtualmente una moto no es sencillo. La experiencia con el MotoGP20, también desarrollado por Milestone, fue tortuosa: tenías que ser muy experto para hacerlo medianamente bien.

En realidad, es una dinámica cada vez más acentuada en los videojuegos de motor. La búsqueda del realismo, de la simulación, incluso cuando es a costa de la jugabilidad. No es nada malo que haya un modo ultrarealista en un juego de carrera (servidor bien que lo disfruta en el de Fórmula 1), pero a veces se percibe que o eres muy experto o jamás podrás disfrutar del juego por el que has pagado.

Ride 4 20210309174940

Es un pecado en el que no cae RIDE 4. El juego se deja disfrutar desde el primer momento, desde las ligas regionales en las que te vas acostumbrado a circuitos nuevos y antiguos. Esto no quiere decir que RIDE 4 sea un arcade, en absoluto. Existen modos de dificultad extrema para los que más quemados de las motos se podrán desfogar a gusto, pero no nos excluye a los novatos.

Además, RIDE 4, por simple, calibra muy bien los niveles de dificultad. Aunque lo pongas en el más bajo, no te encontrarás a un rival de la IA parado en mitad de una curva. La forma de facilitarle la vida al que lo necesite es capando las motos de los rivales en las rectas, pero en curva su actitud seguirá siendo beligerante y su nivel estándar.

Ride 4 20210309175859

El RIDE 4 sabe muy bien cómo introducirte en el mundo de las carreras de motos. Es progresivo. Primero te encuentras con una liga regional dividida en Europa, Asia y América en la que vas conociendo algunas de las motos que te vas a encontrar y te vas adaptando a los circuitos. Al menos al principio, será clave que utilices la trazada inteligente para no frustrarte con los trazados.

La liga regional despierta el gusanillo, pero es la liga mundial la que de verdad levanta la pasión. Carreras de todo tipo con motos auténticamente bestiales. A la hora de escribir este artículo, servidor aún no ha llegado a las llamadas ligas finales, donde parece que nos esperan un mundial de Superbikes y otro de resistencia. Las ganas son máximas.

El modo trayectoria de RIDE 4 es su principal baza

Ride 4 20210309174919

Y es que la jugabilidad del juego no solo se limita a lo que pasa cuando estás montado en la moto, que es lo esencial, sino también a todo lo que ocurre fuera. Es muy fácil entender en qué consiste cada modo, cada categoría. En todo momento sabes lo que estás haciendo ahora, algo que, por muy de perogrullo que parezca, no pasa en todos los juegos de este tipo.

Los modos son variados pero simples. Puedes editar tu personaje, tus motos, tus uniformes y tus cascos en el menú Editor de la forma más sencilla. También están los retos semanales y algunos complementos de pago que aportan de forma muy integrada contenidos extra, lujos prescindibles que pueden hacer una experiencia más completa para el que la pague.

Ride 4 20210309175532

No hay motos bloqueadas. En tu trayectoria profesional debes ceñirte a la coherencia del juego, pero fuera de ese menú es posible utilizar cualquiera de las motos disponibles de base en RIDE 4 para disputar una carrera amateur. Del modo Multijugador, el online, es difícil decir algo porque este que escribe no lo ha tocado.

Pero el punto fuerte de RIDE 4 es claramente su modo trayectoria, y en eso el juego no engaña a nadie. Siempre sabes en qué circuito estás, en qué competición y dentro de qué liga. Y todo gracias a un sistema muy claro de minicopas en el que debes ir cosechando puntos para llevarte esos pequeños pero imprescindibles premios parciales.

Las carreras de resistencia son una joya dentro de la jugabilidad de RIDE 4

Ride 4 20210309182316

Modos amplísimos, jugabilidad, sencillez... Todo eso está muy bien, son condimentos importantes, pero si las carreras no emocionan, da igual. No es el caso del RIDE 4. La conducción en este juego es verdaderamente un desafío, tanto para un inexperto como el que escribe como para algunos aspirantes a simracers que nos puedan leer.

Las carreras son pasionales, y gran parte de la responsabilidad de eso la tiene la IA, un sistema llamado ANNA que ha desarrollado Milestone exclusivamente para este juego, con buen resultado. No se trata de una IA viva que vaya aprendiendo de las experiencias, pero sí de una que sabe cómo comportarse en cada momento.

Ride 4 20210309180337

Prepárate para ser adelantado, y tirado, por tus contrincantes. Eso de 'moto alcanzada, moto adelantada' guárdatelo para otro juego, porque en los modos difíciles, en los que tu velocidad en recta sea similar a la de tus rivales, adelantar no es sencillo. Y ser adelantado, una posibilidad muy real.

Por eso, por la verdadera competición, aunque sea con la IA y no contra un competidor real online, las carreras son apasionantes. Especialmente las de Superbikes y las que se efectúan con motos naked. Cuanta más potencia, más adrenalina. RIDE 4 consigue captar casi a la perfección la emoción de una carrera de motos.

Ride 4 20210309182342

A esto colabora el motor gráfico Unreal 4 que permite a Milestone desarrollar su RIDE 4 a resolución 4K y a 60 fps, lo que le da al juego una fluidez exquisita y un realismo visual muy conseguido. Se aprecia mucho que la compañía se haya esforzado en que cada trozo de cada circuito esté perfectamente recreado.

Y no, esto no impide que veamos algún gazapo de vez en cuando. La última curva de Nürburgring o la primera de Suzuka son puntos clásicos de bugeo en los que a veces nos encontramos una pista espejo. Y pobre del físico de los pilotos reales si saliesen disparados en cada caída como lo hacen en el RIDE 4. Pero, al menos para el gusto del que escribe, son problemas perdonables.

Ride 4 20210309181227

Sobre todo, cuando te encuentras con la joya de la corona: las carreras de resistencia. Las pruebas de larga duración, en contra de lo que parecen indicar todos los cánones establecidos sobre los nuevos hábitos de consumo, se están abriendo terreno tanto en coches como en motos, y tanto en la vida real como en la virtual.

Encontrarte con carreras de resistencia en el RIDE 4 fue toda una sorpresa, pero que estuviesen tan bien hechas sí que no entraba en las cábalas. Sí, en RIDE 4 las carreras de resistencia son de resistencia de verdad, porque la tecla que te permite rebobinar cuando cometes un error queda desactivada. Si te caes, te levantas y sigues. Es el espíritu de la resistencia.

Ride 4 20210309182816

Por supuesto, en algunas carreras, RIDE 4 te da la oportunidad de que las pruebas de resistencia no duren lo mismo que las de verdad. Estamos hablando de carreras de 40 minutos sin margen de error. Perder victorias en el último minuto duele mucho, servidor lo puede asegurar por más de una experiencia negativa.

Pero es que hay otras carreras en las que RIDE 4 ni siquiera te permite acortarla. Son pruebas de ocho horas sin margen de error en las que, por una vez, Milestone se merece un tirón de orejas: estaría bien que habilitasen una opción para guardar la carrera a medias, ya que difícilmente alguien con vida pueda correr ocho horas del tirón. O quizá existe y sea que uno no lo ha encontrado.

Ride 4 20210309181934

El caso es que las carreras de resistencia añaden un factor estratégico muy interesante para el jugador. No solo a nivel de planteamiento de carrera (no asumir riesgos en la salida es un mandamiento crucial, aunque pierdas dos o tres puestos), sino porque también influye el desgaste de los neumáticos y el consumo del combustible.

RIDE 4 te permite elegir con qué tipo de neumáticos quieres hacer cada stint, y también cuanta gasolina quieres cargar. Y todo cuenta. Cuanto menos pese la moto, más rápido irás, pero antes tendrán que volver a pasar por boxes. Si corres de noche la goma no se desgasta igual que si es de día, lo mismo que también afecta la carga de combustible. Un sudoku que hay que saber resolver.

Las motos clásicas y la variedad de circuitos otorgan una gran profundidad a RIDE 4

Ride 4 20210309180002

Hemos hablado ya de muchas de las virtudes del RIDE 4, pero otra que no debe pasar por alto, y que tiene mucho mérito, es que después de seis meses jugando de forma bastante regular uno vaya todavía por la mitad del juego y no se haya cansado. Y en eso tiene mucho que ver la inmensa variedad de motos y circuitos de los que dispone.

Por supuesto, contamos con modelos actuales. En Superbikes tenemos bestias como la BMW S 100 RR, la Ducati Panigale V4 R o la Honda CBR1000RR SP, pero también disponemos de motos como la Yamaha YZF-R3, la Triumph Daytona 675R, la Patton S1-R Lightwight o la Kawasaki Ninja ZX-6R. De mayor o menor cilindrada y potencia, motos actuales hay de todas las marcas y colores.

Ride 4 20210309175144

El encanto está en las clásicas. El juego no solo te las ofrece, sino que pone pruebas específicas con ellas, lo que te obliga a comprarlas. Leyendas como la Honda NSR 250R, la Kawasaki Zephyr 1100, la Suzuki GSX-R 750 o la Yamaha TZR 250 R son imprescindibles para poder ir avanzando en el juego. Y se disfrutan.

En cuanto a circuitos, solo por correr en el Nordschleife de Nürburgring o en el trazado de la North West 200 ya merece la pena el RIDE 4. El juego mezcla clásicos como Laguna Seca, Imola, Phillip Island o Portimao con otros circuitos más desconocidos pero apasionantes de América, Asia y Europa. Lo dicho, un juego que no te lo acabas.

El RIDE 4 hace una apuesta valiente y firme por el offline

Ride 4 20210309180943

En los tiempos que vivimos, encontrar el equilibrio en un videojuego no es fácil. Y caer en repetir la nueva fórmula del éxito, muy tentador. RIDE 4 mantiene su personalidad, no se olvida de los que no son expertos y hace una apuesta firme y sólida por el offline. Una línea arriesgada que, al menos en este que escribe, ha tenido éxito.

Tal fue el mono que levantó el RIDE 4 en este redactor que, siendo también apasionado de los coches, se lanzó a por el Gran Turismo, sin ningún interés de su modo online. Lo que se encontró fue muy decepcionante, un juego que ya había abandonado por completo al usuario desconectado, o al menos al de su generación. Pero eso realzó al RIDE 4. Y ahora, si me lo permiten, tengo un juego que terminar.

En Motorpasión Moto | Daijiro Kato, el unicornio japonés de Honda que no pudo ser el gran rival de Valentino Rossi en MotoGP | Los Rossi, los Márquez, los Espargaró y ocho más: Estas son todas las parejas de hermanos que han coincidido en MotoGP

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio