Compartir
Publicidad
La Triumph Thruxton te encanta, y lo sabes. Conócela a fondo con nosotros
Zona de Pruebas

La Triumph Thruxton te encanta, y lo sabes. Conócela a fondo con nosotros

Publicidad
Publicidad

Si la familia Bonneville de Triumph te gusta es muy complicado que resistas la tentación y dejes de leer, porque hoy nos montamos en la que puede ser una de las motos más bellas y puras que hay en el mercado. Las Triumph Truxton y Thruxton R son unas máquinas de acaparar miradas, pero también van de muerte.

Estética 100% british de noble linaje y un motor de 1.200 centímetros cúbicos completamente renovado convierten a las Thruxton en un modelo de lo más apetecible en cualquiera de sus versiones. Un modelo pasa pasar las horas muertas fantaseando cómo personalizar.

Dame un babero, por favor

Triumph Thruxton R 020

Me vais a permitir la licencia, pero hablando mal y pronto se me hace el culo pesicola con las Thruxton. Las motos de corte clásico no suelen ser santo de mi devoción, pero alguna de éstas deportivas entendidas al estilo clásico británico tienen muchas papeletas para estar algún día en mi garaje en algún momento futuro de mi vida.

Estas nuevas Thruxton son mucho más que unas motos bonitas, son unas motos divertidas, agradables de llevar y más agradables aún de contemplar gracias a su estilo café racer que quita el aliento.

Triumph Thruxton 10

El linaje de las Triumph Thruxton se remonta a lo éxitos en el TT de la Isla de Man en las décadas de los 60 y 70

No en vano, las Triumph Thruxton tienen un aura especial a su alrededor. Cuando te paras delante de una de ellas sientes respeto y admiración a partes iguales por un concepto de moto que nació a finales de la década de los 60 e impulsó esa vía que hoy llamamos café racer.

El extenso linaje de las Thruxton se remonta a principios de la segunda mitad del siglo XX cuando se convirtió en una de las deportivas punteras de la época. Su nombre se remonta a las 500 millas del circuito de Thruxton, participaron con éxito en diversas competiciones y consiguieron superar por primera vez los 160 kilómetros por hora de media en el Tourist Trophy de la Isla de Man.

Dos versiones que me dejan el corazón partío

Triumph Thruxton 1

Un paso más lejos se sitúan las Triumph Thruxton R. Con un aspecto más contemporáneo la versión R equipa una horquilla invertida Showa BPF y un doble amortiguador trasero Öhlins. Un equipo de suspensiones completo en color dorado que le dan ese aire tan de carreras.

La horquilla también incorpora otra de las novedades para dejar un tren delantero completamente distinto; dejamos a un lado las pinzas de doble pistón Nissin en beneficio de unas masivas pinzas de anclaje radial Brembo monobloque de cuatro pistones que muerden los mismos discos de 310 milímetros de diámetro.

Triumph Thruxton 2

Thruxton a secas o Thruxton R, una decisión muy difícil de tomar para cualquier enamorado de las motos

En cualquiera de las dos versiones nos encontramos con unas preciosas llantas cromadas de radios que le dan ese toque tan retro al conjunto. En la Thruxton normal los neumáticos que calza son unos Metzeler Sportec M7RR de aspecto clásico, mientras que el cambio es radical en la Thruxton R al montar unos Pirelli Diablo Rosso Corsa.

Las geometrías entre una versión y otra también cambian ligeramente. La R modifica el ángulo de dirección pasando de los 22,7 grados a 22,8, creciendo el avance en 1,2 milímetros. Pero la diferencia más sustancial está en el peso, que pierde tres kilos para rebajar los 206 de la Thruxton a 203.

No se, creo que me gusta más la R, pero la Thruxton tiene ese encanto tan particular con su horquilla convencional y su estética puramente clásica que me enamora. ¡Qué decisión tan difícil!.

Rodando sobre una joya moderna

Triumph Thruxton 9

Al subirnos al estilizado asiento de las Thruxton no puedes evitar que un escalofrío te recorra la espalda. No es una moto grande, no asusta, pero estás montado en un icono y tu subconsciente lo sabe.

El nuevo motor de 1.200 cc en su versión HP (High Power) se tiene un comportamiento muy distinto al HT de las Bonneville de las que os hablamos ayer. El que equipan las Thruxton estira bastante mejor y es capaz de entregar 97 caballos a 6.750 revoluciones y 112 Nm de par motor a 4.950. 17 cv y 12 Nm más con respecto a la Bonnie.

Triumph Thruxton R 029

La postura de conducción recostada sobre su alargado depósito y un motor capaz de ofrecer casi 100 caballos son garantía de diversión. Tendremos potencia de sobra para divertirnos con soltura en cualquier carretera y si nos metemos en faena podremos apretarle las tuercas incluso a alguna que otra deportiva.

¿Cómo es eso posible?. Pues muy sencillo, porque las Thruxton son unas motos tremendamente nobles en las que te sentirás cómodo desde el primer momento y podrás hacer con ella casi lo que quieras. Además sabiendo que cuando apretemos el ritmo tendremos las medidas de seguridad para respaldarnos.

Sistema de acelerador electrónico, ABS de serie, modos de conducción (Rain, Road y Sport), embrague anti-rebote y control de tracción. Las nuevas tecnologías también han llegado a la más deportiva de las Modern Classic como no podía ser de otro modo.

Triumph Thruxton 026

El motor es lineal como pocos, y gracias a su parte ciclo tan noble puedes llegar a ir muy rápido

Su dosificable bicilíndrico en paralelo con el cigüeñal calado a 270 grados es un prodigio de linealidad y una pasada aprovechar en todo su rango útil. Si estáis acostumbrados a motos tetra deportivas puede faltaros un poco de estirada, pero es cuestión de cambiar el chip y cogerle el aire a su relación de cambio. Es un concepto diferente.

Un concepto que te permite llegar a tu destino y pararte, separarte unos metros y sacar el babero de la mochila al mismo tiempo que tuerces media sonrisa al ver a los peatones mirar con curiosidad y deseo (a tu moto, no a ti). Aunque no entiendan de motos saben que es especial.

El precio de estas joyas es subjetivo. En el concesionario cuestan 12.900 euros la Thruxton (en Jet Black, Pure White con franja negra o Competition Green con franja dorada) y 14.900 euros la Thruxton R (Diablo Red o Silver Ice). A partir de ahí y echando un vistazo al catálogo de accesorios puedes dejarte sueldos hasta el infinito, porque hay tantas combinaciones como ideas tengas en la cabeza.

Triumph Thruxton 4

Por ejemplo tenemos un punto radical en una de las versiones normales, la verde que puedes ver en las fotos, que estaba ligeramente preparada. El equipamiento opcional que tenía montado incluía un pequeño parabrisas, espejos en los puños, escapes homologados y unos semimanillares bajos.

Su postura es menos confortable y bastante más deportiva, quizá incluso demasiado, pero como suele decirse "sarna con gusto no pica" y este kit de manillares queda de coña en combinación con el color british green y la parte ciclo convencional con fuelles en la horquilla.

Yo ya tengo la imaginación y las ganas de tener una Thruxton, ¿me dejáis el dinero?.

Valoración - Triumph Thruxton y Thruxton R

7.6

Motor8
Vibraciones7
Cambio8
Estabilidad8
Agilidad7,5
Suspensión delantera8
Suspensión trasera7
Freno delantero8
Freno trasero6
Comodidad piloto6
Comodidad pasajeroN/A
ConsumoN/A
Acabados9
Estética8,5

A favor

  • Estética retro-racing
  • Sonido british
  • Motor
  • Suspensiones en ambas versiones

En contra

  • Demasiado continuista para algunos
  • Postura
Decir bonitas y con clase es quedarse muy corto para definir a las nuevas Triumph Thruxton y Thruxton R. Pero estas deportivas retro entendidas a lo british son mucho más que unas motos pintonas. Van muy bien gracias al nuevo motor, se comportan de maravilla dinámicamente con una parte ciclo a la altura y demuestran que la deportividad no tiene que estar reñida con un aspecto retro.

Tienen lo bueno del mundo clásico y del mundo moderno. Por un lado la estética es espectacular y podemos pasarnos horas mirando el catálogo de accesorios e imaginando cómo podríamos personalizar una de estas Thruxton. Las posibilidades son infinitas y el resultado, casi siempre, espectacular.

Por el otro, la tecnología ha calado hondo también en la gama de clásicas. Desde la instrumentación digitalizada con un ordenador muy completo hasta los modos de conducción, el control de tracción o el ABS que hacen de nuestras rutas una experiencia mucho más segura. Estética de ayer con la calidad de hoy.

Triumph Thruxton y Thruxton R - Ficha técnica

Motor
Tipo Bicilíndrico en paralelo calado a 270º. Refigeración líquida. 8 válvulas. Mono-árbol de levas (SOHC). Bicilíndrico en paralelo calado a 270º. Refigeración líquida. 8 válvulas. Mono-árbol de levas (SOHC).
Cilindrada 1200cc 1200cc
Diámetro/Carrera 97.6 mm / 80 mm 97.6 mm / 80 mm
Compresión 11.0:1 11.0:1
Potencia máxima CE 97 CV (72 kW) 6750 rpm 97 CV (72 kW) 6750 rpm
Par máximo CE 112 Nm 4950 rpm 112 Nm 4950 rpm
Sistema Inyección Electrónica Secuencial Multipunto Inyección Electrónica Secuencial Multipunto
Escape Sistema de escape 2:2 con doble silencioso de acabado cepillado. Sistema de escape 2:2 con doble silencioso de acabado cepillado.
Transmisión final Cadena Cadena
Embrague Anti-rebote. Multidisco bañado en aceite Anti-rebote. Multidisco bañado en aceite
Caja de cambios 6 velocidades 6 velocidades
Parte ciclo
Chasis Cuna de acero de estructura tubular Cuna de acero de estructura tubular
Basculante Doble brazo de aluminio Doble brazo de aluminio anodizado
Llanta delantera 32 radios. 17 x 3,5 pulgadas 32 radios. 17 x 3,5 pulgadas
Llanta Trasera 32 radios. 17 x 5 pulgadas 32 radios. 17 x 5 pulgadas
Neumático delantero 120/70 ZR17. Neumáticos Metzeler Sportec M7RR 120/70 ZR17. Neumáticos Pirelli Diablo Rosso Corsa
Neumático Trasero 160/60 ZR17. Neumáticos Metzeler Sportec M7RR 160/60 ZR17. Neumáticos Pirelli Diablo Rosso Corsa
Suspensión delantera Horquilla Kayaba de 41mm, con 120mm de recorrido Horquilla Showa "Big Piston Fork" de 43mm completamente ajustable, con 120mm de recorrido
Suspensión trasera Doble amortiguador Kayaba ajustable en precarga. 120mm de recorrido de rueda Doble amortiguador Öhlins completamente ajustable con depósito independiente piggy pack. 120mm de recorrido de rueda
Freno delantero Doble disco de 310mm con pinzas flotantes Nissin de 2 pistones y ABS Doble disco flotante de 310mm con pinzas radiales Brembo monobloque de 4 pistones y ABS
Freno trasero Disco de 220mm con pinza flotante Nissin de 2 pistones y ABS Disco de 220mm con pinza flotante Nissin de 2 pistones y ABS
Panel de Instrumentos y Funciones Cuadro de instrumentos multifuncional LCD con velocímetro y tacómetro analógicos, indicador de marcha engranada, indicador del nivel de combustible, consumo medio e inmediato, indicador de autonomía, aviso de mantenimiento, ordenador de a bordo, reloj y control del modo de conducción, el estado del ABS, el TTC y otras funciones desde el manillar. El panel es apto para mostrar el estado de diversos accesorios como el TPMS (sistema de control de la presión de neumáticos) y los puños calefactables, cuando éstos se encuentran instalados. Cuadro de instrumentos multifuncional LCD con velocímetro y tacómetro analógicos, indicador de marcha engranada, indicador del nivel de combustible, consumo medio e inmediato, indicador de autonomía, aviso de mantenimiento, ordenador de a bordo, reloj y control del modo de conducción, el estado del ABS, el TTC y otras funciones desde el manillar. El panel es apto para mostrar el estado de diversos accesorios como el TPMS (sistema de control de la presión de neumáticos) y los puños calefactables, cuando éstos se encuentran instalados.
Dimensiones y pesos
Anchura del manillar 745 mm 745 mm
Altura (sin espejos) 1030 mm 1030 mm
Altura del asiento 805 mm 810 mm
Distancia entre ejes 1415 mm 1415 mm
Lanzamiento 22.7º 22.8º
Avance 90.8 mm 92 mm
Peso en seco 206 Kg 203 kg
Capacidad del depósito 14.5 L 14.5 L
Consumo homologado 4,6 litros 4,6 litros
Niveles de CO2 Euro 4 Euro 4
Precio 12.900 € 14.900 €
Nota:

Los gastos de la presentación de la Triumph Thruxton han sido asumidos por Triumph. Para más información, consulte nuestra política de relaciones con empresas.

El equipamiento utilizado durante la prueba ha sido: Casco HJC R-PHA 10 Plus, pantalón Rev'It Sand 2, botas Alpinestars S-MX 3, guantes Knox Handroid y chaqueta Alpinestars T-GP Pro.

Parte anterior | Te contamos todo sobre la nueva y mítica Triumph Bonneville T120, una moto fiel a sus principios

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio