Compartir
Publicidad

Botas Alpinestars S-MX 3, prueba

Botas Alpinestars S-MX 3, prueba
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy toca el turno de probar un nuevo producto de equipamiento para el motorista, porque no vamos a traerá la zona de pruebas de Motorpasión Moto análisis de motocicletas, ¿no? En los próximos días vamos a desgranar algunos productos que poco tienen que ver unos con otros, y como se suele decir que hay que vestirse de pies a cabeza empezaremos por algo de calzado.

Concretamente vamos a pasar por nuestra lupa particular las nuevas botas Alpinestars S-MX 3, unas botas que estéticamente se encuadran en un punto intermedio entre los calzados puramente de moto y las nuevas polivalentes de la colección Oscar de la que hablamos hace unas semanas. Pero en realidad su corte es bastante deportivo.

Alpinestars S-MX 3: misma protección, menos tamaño

Las Alpinestars S-MX 3 pertenecen a la gama de primavera 2015, una nueva línea que año a año se renueva y no deja de estar repleta de productos con una calidad bien conocida en la marca transalpina.

Más que botas se podría decir que las S-MX 3 son unos botines de caña corta que casi igualan las prestaciones de una bota deportiva convencional pero aportan un extra de comodidad para quienes necesiten usar la moto con asiduidad y no renunciar a la protección.

Botas Alpinestars S Mx3 7

El cierre consta por una parte de la típica cremallera con velcro en la parte interior además de recurrir a un curioso cierre micrométrico de carraca para ceñir de la manera más ajustada al tobillo de cada usuario. Una vez insertada la tira dentada podremos apretar el sistema a base de clicks. Está fabricado en aluminio y anclado sobre una base de material TPU de doble densidad para garantizar una buena durabilidad.

Aunque la primera impresión es que el pie se nos va a quedar suelto (algo que a mí me pasa a menudo y me produce cierta sensación de inseguridad) la realidad es que con el ajuste micrómetro y el generoso acolchado con el que cuenta en la caña y el tobillo el pie se queda bien sujeto.

Botas Alpinestars S Mx3 4

Si pasamos al apartado de las protecciones tenemos zonas rígidas destinadas a salvarnos de los impactos en el talón, lateral del tobillo y suela también fabricados en TPU además de incorporar una pieza termoformada en la espinilla y una protección para los dedos flexible por debajo de la capa externa de la bota. Como es típico en las botas de toque deportivo, en la parte delantera también encontramos una deslizadera intercambiable. En el tobillo también encontramos una serie de refuerzos para evitar hiperextensiones.

De todas estas cosas que podrían sonar tan aparatosas nos olvidamos tan pronto como metemos los pies en las Alpinestars S-MX 3 y damos los primeros pasos. El tacto de bota de moto está ahí pero no es tan claustrofóbico al contar con una caña que nos permite mayor libertad.

Una vez encima de la moto son tan utilizables como cualquier bota normal. La suela está formada por una única pieza de un tipo de goma especialmente desarrollado por Alpinestars con un dibujo estriado que mejora la evacuación de agua, se notan más seguras que una bota racing al echar el pie a tierra y con una pisada más natural. También el apoyo sobre las estriberas al movernos es muy firme.

Botas Alpinestars S Mx3 2

Sobre el empeine tenemos también unas zonas reforzadas con material plástico para no deteriorar prematuramente la piel con las palancas, pero no son demasiado rígidas y no incomodan al flexionar el pie al andar.

De los tres modelos disponibles (negro, negro/rojo y negro/blanco) las negras son las únicas que no cuentan con piel perforada, así que el modelo que hemos probado es utilizable en un mayor abanico de temperaturas. Las otras, obviamente, yo las dejaría para los meses de calor.

En definitiva, que las Alpinestars S-MX 3 son unas botas que valen igual para un roto que para un descosido. Tan pronto las podemos usar para ir a trabajar a diario si nos gusta ir bien protegidos porque se quitan y se ponen con rapidez, como nos vamos de viaje con ellas con el traje de cordura o las usamos con el mono de cuero.

Alpinestars Sm X 3

El único pero que le encuentro para que se vendan realmente bien es que para la conducción deportiva estamos acostumbrados a usar botas altas. Pero por lo que parece hay vida más cerca del tobillo.

También el precio puede ser un handicap. Su PVP es de 198 euros por lo que se pone casi a la altura de sus hermanas mayores de marca, así que en realidad lo mejor será analizar si el uso que le damos a nuestra moto merece la pena gastarse el dinero en unas botas altas o tirar al punto intermedio de las S-MX 3.

Alpinestars S-MX 3 - Valoración

8.68

Acabados9,5
Claridad de instruccionesN/A
MontajeN/A
Manejo8,5
Facilidad de colocaciónN/A
CapacidadN/A
Comodidad10
Protección frente a los elementos8
Protección frente a caídas8
Ajustes9
Relación calidad/precio7,5

A favor

  • Ajuste
  • Comodidad
  • Acabados
  • Protección

En contra

  • Sensación inicial de protección
  • Precio
  • Demasiado deportivas para un uso urbano
Las botas Alpinestars S-MX 3 han sido diseñadas con la última tecnología disponible del fabricante italiano para ofrecer un producto muy seguro. Sus protecciones poco tienen que envidiar a cualquier bota de caña alta al tiempo que ofrecen una sensación menos claustrofóbica.

Con un precio que ronda los 200 euros se antojan un poco caras si se van a tener como segunda bota. En cambio, si las vamos a usar habitualmente y valoramos mucho la comodidad puede ser que el precio esté justificado, porque los niveles de seguridad que ofrecen las Alpinestars S-MX 3 son realmente elevados.


 
Nota:
Las botas Alpinestars S-MX 3 han sido cedidas por Alpinestars. Para más información, consulte nuestra política de relaciones con empresas.

Más información | Alpinestars

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio