Probamos el Ariic 318: un scooter medio asequible para el carnet A2 con cámara frontal pero escaso de potencia
Zona de Pruebas

Probamos el Ariic 318: un scooter medio asequible para el carnet A2 con cámara frontal pero escaso de potencia

Tenemos una nueva marca en el segmento de los scooter medios. Viene de la mano del gigante Qianjiang, el último socio de Harley-Davidson y propietaria de Benelli, Keeway, KSR, Orcal o Generic. Ahora también tienen a Ariic y a este scooter Ariic 318 del que toca hablar hoy.

Hemos hecho muchos kilómetros con este 318 y nos hemos encontrado un scooter agresivo por fuera y cumplidor por dentro. Una apuesta arriesgada que busca matices premium para una máquina del carnet A2 con un precio muy ajustado que se queda lejos de la barrera psicológica de los 5.000 euros.

Ariic 318: estrenándose en el carnet A2

Ariic 318 2021 Prueba 011

No hay antecedentes de Ariic en nuestro mercado. Este Ariic 318 es la primer incursión de la marca en Europa y lo hace de una manera atrevida por partida doble. De un lado el paso lógico sería buscar la aceptación fácil y cifras de ventas altas entrando con un modelo de 125 centímetros cúbicos, pero no. Ariic ha apostado por el carnet A2.

Además, salta a la vista: estéticamente es un scooter con muy buena percha. Se trata de una configuración de estilo GT, dimensiones generosas y diseño vanguardista al que no podemos evitar encontrar ciertos parecidos con algunos de los referentes en el segmento scooter: Kymco Super Dink por aquí, AK 550 por allá, y por supuesto que no podía faltar un aire a Yamaha TMAX.

Ariic 318 2021 Prueba 008

En la vista frontal destaca una mirada con doble faro y tecnología DRL LED que le dan una presencia como de personaje malvado de cómic. El escudo frontal es alcho y cuenta con unos paneles muy marcados en los laterales con buena parte del peso recayendo sobre grandes piezas en forma de rombo.

En realidad todo es anguloso en este Ariic, desde el guardabarros delantero al pico frontal, los retrovisores o las molduras que integran los intermitentes delanteros en la carrocería. En la parte superior una pantalla de buenas dimensiones aunque sin posibilidad de regulación.

El cuadro de mandos guarda un estilo simple y funcional con una doble esfera analógica y una pantalla digital en el centro. En la izquierda tenemos la velocidad y en la derecha las revoluciones, mientras que en el centro la pantalla nos ofrece la información justa: reloj, voltaje, parciales, odómetro y dos gráficos para el combustible y la temperatura del refrigerante.

Ariic 318 2021 Prueba 014

Hacia la zona media del scooter y aprovechando para subirnos a ver cómo se siente, tenemos unas grandes plataformas para el conductor, un asiento amplio con tope para el trasero (situado a 790 mm de altura, se llega bien al suelo aunque no de manera sobresaliente porque se siente ancho) y unas molduras que simunal forma de chasis tipo banana (hola, Yamaha TMAX). El espacio para los pies es correcto pese al gran túnel central.

Para el pasajero hay bien de sitio en el asiento, cuenta con dos asas independientes para agarrarse de tacto firme y las estriberas desplegables se encuentran muy adelantadas y separadas resultando en una posición no demasiado cómoda.

Ariic 318 2021 Prueba 001

La capacidad de carga es correcta. Bajo el asiento cabe un casco integral, un jet y poco más. Viene con alfombrilla e iluminación, además de un estuche de tela para las herramientas. No nos gustó el sistema de apertura con un amortiguador que baila demasiado. También hay una guantera tapizada en el centro del escudo y un portaobjetos en el lateral izquierdo. Ambos sin llave y con un tacto endeble para los sistemas de apertura.

Y llegamos a la parte trasera. Sigue utilizando un estilo agresivo con un gran piloto LED con cristal ahumado que le da un toque sofisticado al que acompaña un silencioso realmente grande por el lateral derecho. Pierde glamour con un guardabarros-portamatrículas exageradamente envolvente.

Estéticamente está curioso. Nos ha gustado cómo Ariic se ha atrevido con unas líneas duras obra del diseñador Alessandro Tartarini (exItaljet), además de con buenos detalles como los retrovisores plegables, las dos tomas USB y las manetas regulables. Nos ha gustado menos que la calidad de los materiales sea un poco justa pese a que han intentado aportar acabados bien escogidos con texturas diferenciadas.

Facilidad de uso con un motor mejorable

Ariic 318 2021 Prueba 006

Nos ponemos en marcha con el Ariic 318. Cobra vida de manera tradicional, con llave, y con un sonido a monocilíndrico de cuatro tiempos de seiempre y emitiendo algunas vibraciones. Simpleza en formato scooter: acelerar, girar, frenar. Manejo intuitivo con una agilidad correcta.

En contra de lo que puede parecer, el Ariic 318 no cubica 318 cc. Esta denominación se ha tomado de una carretera china de 6.000 km en la que se ha puesto a prueba el proyecto durante su fase de desarrollo. En realidad el monocilíndrico de cuatro tiempos Euro 5 que equipa tiene una cilindrada de 276 cc, lo que le sitúa por debajo de algunos competidores directos o referentes del segmento al que pertenece.

Ariic 318 2021 Prueba 019

Sus cifras son de 24 CV y 25 Nm de par motor, por lo que no se encontraría lejos de un Kymco Super Dink 350 (28 CV y 30 Nm). Su entrega de potencia es lineal y consistente, pero con una clara vocación aceleradora: se ha primado la respuesta a baja velocidad y pierde fuelle a medida que se acerca a su velocidad máxima.

En la práctica esto significa que es una muy buena opción para moverse entre el tráfico urbano, con una buena respuesta a bajas vueltas y buenas recuperaciones. A partir de 80 km/h las cosas cambian y empieza a costarle más trabajo ganar velocidad, encontrando la punta de su desarrollo a 120 km/h donde el motor desfallece por completo. Por encima de 100 km/h su capacidad de reacción es muy lenta.

También notamos un escalón de potencia llegando a las 8.000 revoluciones. Algo anómalo ya que pegaba un empujón súbito en determinadas situaciones ya cerca de su régimen máximo antes de abandonar la estirada.

Ariic 318 2021 Prueba 022

A nivel de chasis nos ha resultado complaciente. Con un peso de 189 kg en seco es algo más pesado que un Yamaha XMAX 300. Se sienta ligeramente más grande y menos ágil que su rival de Yamaha, pero eso no quiere decir que sea torpe y pesado. El Ariic 318 se deja mover bien, sobre todo por tener unas dimensiones aptas para todos los públicos: a distancia entre ejes es calcada a su competidor japonés: 1.540 mm.

En movimiento se comporta de una manera similar al Kymco Super Dink 350 TCS. Tiene un chasis neutro que se deja hacer con naturalidad de un lado para otro, algo a lo que también contribuye que Ariic haya decidido montar como equipamiento de serie neumáticos Pirelli Diablo Rosso Scooter en medidas de 14 pulgadas delanter y 13 detrás, unas buenas ruedas que le aportan un tacto decidido en curva y aportando un gran agarre.

Ariic 318 2021 Prueba 018

Las suspensiones por su parte tienen un buen compromiso entre firmeza y comodidad. La horquilla delantera es convencional y el doble amortiguador trasero cuenta con ajuste de precarga, con el tren delantero ofreciendo un tacto más amable que el posterior, que tiende a ser seco.

En el apartado de frenos hay aparentemente buen material con un doble disco lobulado delantero mordido por pinzas de anclaje radial. No hay demasiado tacto en la maneta derecha pero hay mucho mordiente a cambio, tanto que incluso llega a ser demasiado y hace intervenir al ABS firmado por Bosch con relativa facilidad. Incluso si nos pilla un bache frenando fuerte hemos llegado a hacer tope de horquilla.

Ariic 318 2021 Prueba 013

Nos ha dado la impresión de que el Ariic 318 es un scooter inframotorizado. Tanto por chasis como por parte ciclo (con la limitación de la horquilla a la que le falta algo de consistencia), admitiría de buena gana más potencia y de hecho es el punto menos fuerte de este 318.

A nivel de electrónica es un scooter muy sencillo y aparte del ABS y la escueta pantalla del cuadro de mandos no tenemos más elementos reseñables: no hay control de tracción, ni conectividad, ni arranque sin llave... Pero la tecnología es un factor de venta diferenciador, y Ariic ha querido aportar su granito con la implementación de una cámara en el frontal. Se puede vincular con el smartphone para registrar los trayectos. Un gadget que puede ser curioso pero que nos ha resultado de lo más irrelevante.

Una opción interesante, asequible y con buenos detalles

Ariic 318 2021 Prueba 004

El Ariic 318 acaba de llegar y la marca ya ha prometido una segunda generación. Será una buena oportunidad para pulir asuntos como un cuadro de mandos que pide a gritos más información, un motor más musculoso o ciertos acabados que no están a la altura.

A cambio sí tiene guiños que intentan llevarlo al mundo premium como pueden ser los materiales texturizados, el cofre enmoquetado o las manetas regulables, aparte de un diseño con muchos puntos a favor para entrar por los ojos de un primer vistazo.

Ariic 318 2021 Prueba 016

Mientras tanto, el Ariic 318 se convierte en una buena opción para aquellos que busquen un scooter de aspecto moderno, con buena protección aerodinámica, un manejo sencillo pero solvente y, sobre todo, un precio ajustado. Ya está a la venta en dos colores: azul o negro, por un precio de 4.399 euros en ambos casos.

Es difícil encontrar rivales en la esfera de este Ariic 318 más allá del Sym Cruisym 300 y sus 4.499 euros y 27 CV, porque un Kymco Super Dink 350 TCS cuesta 5.199 euros, un Yamaha XMAX 300 se va a 5.799 euros y el Honda Forza 300 son 5.825 euros; estos tres más potentes y mejor acabados, pero notablemente más caros.

Ariic 318 2021 Prueba 005

Ariic 318 2021 - Valoración

6.8

Motor 6
Vibraciones 6
Cambio 8
Estabilidad 7
Agilidad 7
Suspensión delantera 6
Suspensión trasera 7
Freno delantero 8
Freno trasero 7
Comodidad piloto 7
Acabados 6
Estética 7

A favor

  • Estética agresiva
  • Comodidad
  • Guiños premium (USB, moquetado, manetas regulables...)
  • Parte ciclo bien dotada

En contra

  • Motor justo
  • Horquilla blanda
  • Ciertos acabados pobres
  • Sin hueco para dos integrales

Ariic 318 2021 - Ficha técnica

Motor
Tipo Monocilíndrico con inyección electrónica y refrigerado por agua
Cilindrada 276 cc
Potencia 24 CV a 8.000 rpm
Par motor 25 Nm a 5.000 rpm
Chasis
Tipo Tubular de acero
Suspensión delantera Horquilla convencional
Suspensión trasera Doble amortiguador con regulación de precarga
Neumático delantero 120/80-14
Neumático trasero 150/70-13
Freno delantero Doble disco, ABS
Freno trasero Disco simple, ABS
Dimensiones
Peso en seco 189 kg
Altura asiento 790 mm
Distancia entre ejes 1.540 mm
Longitud 2.215 mm
Anchura 780 mm
Altura 1.170mm
Plazas 2
Precio 4.399 euros

El servicio de fotografía ha corrido a cargo de Two Sides. El vehículo ha sido cedido para la prueba por la marca. Para más información, consulta nuestra guía de relaciones con empresas. El equipamiento utilizado durante la prueba ha sido: Casco Bell RaceStar, cazadora RST Warrior, pantalones Spidi Furious Pro, botas XPD X-Village, guantes Knox Handroid Pod.

En Motorpasión Moto | La Triumph Street Scrambler se actualiza al mismo precio: motor Euro5 con 65 CV, mejores acabados y edición especial Sandstorm

Temas
Inicio