Compartir
Publicidad
Una sobre neumáticos Bridgestone, Jorge Lorenzo, la prensa y el Gran Premio de Holanda
MotoGP

Una sobre neumáticos Bridgestone, Jorge Lorenzo, la prensa y el Gran Premio de Holanda

Publicidad
Publicidad

Hemos querido dejar pasar un tiempo prudencial tras la disputa del Gran Premio de Holanda y, sobre todo, por el polémico fin de carrera que se vivió en la última chicane que hizo que casi las demás noticias del fin de semana quedasen en segundo plano. Dirección de Carrera dijo que fue un lance de carrera, Valentino Rossi trazó por donde quiso/pudo y Marc Márquez, a pesar de que en un momento sostenía que había trazado por el asfalto, lo cierto es que hasta a él se le hizo pequeña la segunda curva.

Pero vamos a lo que verdaderamente nos ha traído aquí y que no es otra cosa que la polémica sobre los neumáticos que Bridgestone trajo al Gran Premio de Holanda y posiblemente también lleve al Gran Premio de Alemania que se celebra la semana que viene en Sachsenring. Una polémica que ya arrancó el jueves, primer día de entrenamientos libres.

De nuevo la amnesia del aficionado ataca... y el amarillismo de la prensa

Jorge Lorenzo

Hemos estado tentados de titular este artículo como "Yamaha, los nuevos neumáticos Bridgestone y la amnesia del aficionado fanático (2)", en clara referencia al artículo que hicimos el año pasado cuando Yamaha (y sobre todo Jorge Lorenzo) parecía estar pasando apuros por el nuevo compuesto de los neumáticos Bridgestone. Pero como aquí se ha juntado un factor todavía más importante que es el poder de la prensa, hemos variado el enfoque para poder englobar todos los puntos de vista.

Así el jueves por la tarde, tras los dos primeros entrenamientos libres podíamos leer en muchos medios de comunicación las siguientes declaraciones oficiales que el propio Jorge Lorenzo había hecho:

Ha sido un día difícil. Todavía no me siento muy bien en la moto, así que tenemos que hacer algunas modificaciones para conseguir sentirme más cómodo. No tenemos el neumático con el flanco más blando que Bridgestone trae normalmente. Esto no me permite sentirme cómodo en las curvas, pero es lo mismo para todos. Tenemos que trabajar en ello. Creo que todavía nos queda un margen para sentirnos mejor con el neumático e ir más rápido, pero tenemos que encontrar una solución para llegar a ese punto.

Pero claro, aquí no existe polémica por ningún sitio. Por ello la prensa prefirió publicar otras declaraciones, eso sí, convenientemente recortadas. Porque si horas antes ya habían casi asegurado que a la Honda de Marc Márquez le habían desaparecido los problemas de un plumazo, había que buscar un punto débil en Jorge Lorenzo (al que nadía había podido ni toser en las últimas carreras) para servir en bandeja la búsqueda de cizalla que tanto gusta hoy en día a los fanáticos.

Así Jorge Lorenzo "declaraba":

No sé muy bien el motivo real de la decisión de Bridgestone de traer unos neumáticos que no estaban trayendo. Lograron una buena solución que era hacer los perfiles más blandos, pero aquí no los han traído y puede ser que tampoco los lleven a Alemania. No sé el motivo y, sinceramente, siempre que los traen tengo alguna dificultad. Ése ha sido el problema principal del primer día.

Llorica, ya se está quejando, ahora también carga contra Bridgestone dando a entender que están favoreciendo a Valentino Rossi.... estas eran las lindezas que se podían leer en las redes sociales e incluso dichas por alguno de nuestros lectores. La guinda se la llevaba el siguiente:

Pero es que Marc no llora. Una cosa es opinar y decir que esta moto no va igual de bien que la del pasado año, y que lo que falla es esto, esto y esto, pero bien dice tarde o temprano se arreglará porque confía en su equipo. No llora como otros haciendo ver un complot.

Aparentemente nuestro lector Xavy88 apuntaba a un enfoque diferente en las declaraciones de Marc Márquez y Jorge Lorenzo cuando tienen problemas. Uno dice que sigue trabajando, otro llora... Pero claro, si nos quedamos sólo con lo que nos quieren hacer ver y no vamos más allá, pues es lógico que podamos equivocarnos.

En vez de contestar en ese momento, preferimos hacer una respuesta más elaborada en este artículo. Y es que ya en las declaraciones oficiales de Jorge Lorenzo dejaba claro que tenía que trabajar más en la puesta a punto de la moto. Algo que se reafirmaba en una frase que, sospechosamente, no aparecía publicada casi en ningún lado.

Creo que con este neumático puedo hacerlo mucho mejor y voy a intentar mejorar la moto en diferentes áreas que no me están dando mucha confianza, sobre todo en la salida de curva, que se levanta mucho la moto y pierdo aceleración, y en la entrada, que de momento la electrónica no me ayuda a entrar de manera fluida. Ha sido un cúmulo de cosas. Rossi aquí se encuentra mejor que en otros circuitos y yo me he encontrado peor por lo que hablábamos de los neumáticos. Nada más.

Ya ha cambiado un poco el cuento... pero ahora toca hacer memoria y entender el porqué de este cambio.

Masao Azuma y los problemas de Bridgestone en el 2012

Valentino Rossi

Como decíamos, esta es una polémica que ya tuvimos el año pasado y que zanjamos demostrando que todos, incluso la todopoderosa Honda de aquella con Casey Stoner y Dani Pedrosa a la cabeza, habían tenido problemas con los neumáticos en un momento dado.

Tras el Gran Premio de Holanda, Masao Azuma (Ingeniero Jefe de Desarrollo de Bridgestone) explicaba las razones que hicieron que la marca japonesa sacase de la estantería un año después neumáticos son esa especificación más dura en los flancos:

Assen es muy crítico con los neumáticos debido a sus curvas rápidas y parabólicas. La inclinación aumenta la carga en los neumáticos, de ahí que tengamos que prestar un enfoque especial durante su desarrollo para este circuito con el fin de garantizar la máxima seguridad de pilotos. En otros circuitos hemos probado un neumático trasero con una construcción ligeramente distinta que mejora el grip en los bordes, pero no ha sido posible llevarlos a Assen dadas las características de la pista. En lugar de eso, hemos elegido unos compuestos que proporcionan el mejor equilibrio entre agarre, durabilidad y resistencia al calor. No sólo hemos sido testigos de un ritmo de récord a lo largo del fin de semana, además no hemos encontrado un desgaste anormal: parece que nuestros compuestos han sabido responder a todas las condiciones del fin de semana.

El mismo problema presenta Sachsenring pues desde la curva 4 hasta la 10 son todas curvas a izquierda, descansando en la 11 (una curva a izquierdas muy rápida) y volviendo a machacar el flanco izquierdo del neumático en la 12 y 13. Es posiblemente en circuito más desequilibrado en cuando a número de curvas, contando con diez a izquierdas y sólo tres a derechas. Y por ello Bridgestone también contará con este tipo de compuesto.

El problema no sólo aparece para los pilotos de MotoGP sino también para los de la categoría Open porque la dureza de la goma aumenta para todos. Es decir, el duro es más duro y el blando menos blando. De ahí que en Assen, las Open corriesen con el neumático específico para ellos sin ningún problema, pudiendo acabar la carrera como el propio Aleix Espargaró declarase, "casi sin que el neumático hubiese sufrido un desgaste acusado".

Y ahora es cuando hay que hacer memoria porque nos vamos al Gran Premio de Holanda del 2012. Por aquel entonces Valentino Rossi estaba en Ducati y Ben Spies era el compañero de Jorge Lorenzo en el equipo oficial de Yamaha. Durante la carrera, Bridgestone sufrió problemas muy graves en los neumáticos. Trozos de la banda de rodadura salieron despedidos en varias de las motos lo que obligó a algunos como Rossi a entrar al box y a otros a terminar la carrera con mucho cuidado o incluso abandonar.

Jorge Lorenzo

Bridgestone prometió en aquel momento abrir una investigación para ver qué había ocurrido llegando a la conclusión de que no había sido una partida de neumáticos defectuosos sino un cúmulo de circunstancias concretas que habían afectado a un número determinado de pilotos. Aunque para Casey Stoner, el problema eran las ruedas:

Es simple, tienen neumáticos defectuosos. Fuimos a una pista como Silverstone y eramos fuertes, pero al mismo tiempo, no sabemos si hay problemas en los neumáticos al cabo de las vueltas. En mi opinión en Silverstone, había algo mal en el lado izquierdo de mi neumático, y como hemos visto en Assen la semana inmediatamente después se confirmó que hay problemas con los neumáticos Bridgestone, pero ellos nunca escuchan y no lo admiten.

Siempre se cubren las espaldas, lo han hecho desde que corrí con ellos de nuevo en el '07, que nunca han admitido nada malo en los neumáticos. Ellos siempre dicen: pones demasiada temperatura, haces esto mal, lo hiciste mal; pero nunca realmente va a admitir un error suyo.

Porque por ejemplo, Rossi había tenido problemas y Hayden su compañero de equipo no. De igual forma Spies también los había sufrido pero Dovizioso en el Tech3 tampoco. Por desgracia, Jorge Lorenzo acababa la carrera de forma prematura en un encontronazo con Álvaro Bautista y nunca se sabrá si habría tenido problemas con su forma de conducir, que estresa enormemente el neumático en el paso por curva.

Y es que éste era uno de los principales problemas. Para empezar, la temperatura del asfalto en aquella carrera que fue de 37 ºC en vez de 16 ºC como el año anterior. A esto hay que sumar el cambio de 800 a 1000 que hacía elevar la temperatura de las ruedas. Y este calor, si se produce en la superficie no hay demasiados problemas más allá de ampollas, pero si se genera en el interior, la banda de rodadura se puede desprender, algo que ocurrió.

Assen presenta así mismo otra particularidad que hace aumentar el calor generado, y es que además de las curvas de alta velocidad y los elevados peraltes, el circuito se construyó encima de un pantano de turba y por ello el asfalto presenta leves oscilaciones que hacen trabajar más a la suspensión, y con ello, aumentar el calor de la goma trasera.

Después de aquello Bridgestone aprendió la lección y por lo tanto marco en fosforito en el calendario que en Assen y Sachsenring había que asegurar. En el 2013 con la lluvia del fin de semana además de las caídas de Jorge Lorenzo y Dani Pedrosa junto con las bajas temperaturas no hubo problemas ya que la elección de todos fue el neumático blando. En el 2014, en una carrera declarada en mojado tampoco pero este año, en seco y con relativo calor en pista, Bridgestone siguió apostando por caballo ganador, algo del todo lógico (37º 2012 - 18º 2013 - Mojado con 25º 2014 y 30º este año 2015).

Así que, resumiendo: para los que no entiendan el motivo por el que trae neumáticos más duros, ya no hace falta que hagan memoria. Y no, Jorge Lorenzo tampoco lloraba en sus declaraciones completas.

Vía | Mucha memoria para rebuscar en archivos...

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos