Publicidad

La nueva evolución de las Kawasaki KX250 y KX450 de motocross: embrague hidráulico mejorado y reajustes en el rendimiento

La nueva evolución de las Kawasaki KX250 y KX450 de motocross: embrague hidráulico mejorado y reajustes en el rendimiento
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Uno tras otro los fabricantes van lanzando actualizaciones en sus gamas de motocross y a Yamaha, KTM y Husqvarna, ahora se les ha sumado Kawasaki, que nos trae novedades en sus modelos de 250 y 450 cc.

Mientras que la más capaz de las dos se ha beneficiado de ligeras pero importantes mejoras, la del 'cuarto de litro' ha heredado algunos componentes de su hermana mayor, como el embrague hidráulico y el arranque eléctrico.

Mejorando lo presente en los modelos 2021 de las Kawasaki KX250 y KX450

Tras el parón general por el confinamiento debido a la crisis sanitaria, todas las marcas van lanzando sus novedades y en el apartado de motocross ha habido una importante oleada de revisiones.

Lo que ya hemos visto en otras marcas, la más reciente Yamaha, también ha ocurrido con Kawasaki, que ha revisado sus puntas de lanza offroad, la KX250 y la KX450. En ambos casos estamos hablando de monturas con bloques monocilíndricos de cuatro tiempos, de 249 y 449 cc, respectivamente.

La más pequeña de ellas es la que más ha salido ganando con estas actualizaciones, ya que ahora incorpora el arranque eléctrico, un embrague de tipo hibráulico y una combinación de basculante y chasis de nueva factura, todo ello herencia de la KX450.

Kawasaki Kx250 2021 3 Kawasaki KX250 2021.

Además, la Kawasaki KX250 gana 1,4 CV de potencia y un límite de revoluciones que sube 350 rpm extra, así como un reajuste en la suspensión y en los frenos y el accesorio de calibración para establecer unos parámetros más afinados en la moto.

Kawasaki Kx450 2021 Kawasaki KX450 2021.

La Kawasaki KX450, por su parte, dispone de mejoras puntuales, como un faldón del pistón con un nuevo recubrimiento lubricante de película seca para reducir la fricción, además de un reajuste del embrague hidráulico, con lo que se pretende que tenga un mejor tacto y una mayor vida útil. También gana de serie un manillar Renthal Fatbar, de 28,6 mm de diámetro y terminado en aluminio, que ahora está en una posición 19 mm más baja y 8 mm más cercano al piloto, en un intento de facilitar la carga de peso en la rueda delantera.

En Motorpasión Moto | Probamos la KTM 1290 Super Duke R: la bestia de 180 CV gana en control, pero mantiene todo su carácter

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios