Compartir
Publicidad
Publicidad
Tienes permiso para babear con estas 8 clásicas de ensueño que correrán el Classic TT 2017
Clásicas

Tienes permiso para babear con estas 8 clásicas de ensueño que correrán el Classic TT 2017

Publicidad
Publicidad

Hace poco nos hacíamos eco de que el otro Tourist Trophy estaba calentando motores, el destinado a las motos clásicas, de que es lo que podrías encontrar en él: un evento organizado bajo la misma fórmula y parecido al IOMTT pero más desenfadado y con otro ritmo.

Hoy te traemos ocho motos míticas que hicieron historia dentro y fuera de él. Desde marcas japonesas muy conocidas como Suzuki, Kawasaki u Honda hasta otras europeas como Gilera, Ducati, Norton o la aún menos conocida pero muy fascinante Paton 500. Un total de ocho máquinas de ensueño que todo amante de las motos desearía tener en su garaje.

Suzuki XR69

suzuki-xr69

Si el año pasado te las perdiste, Suzuki repite y cualquier aficionado acabará babeando viendo las tres Suzuki XR69 idénticas que el Team Classic Suzuki llevará al Classic TT. Todas alumbradas a través del programa Vintage Parts de Suzuki Gran Bretaña (que restauraba hace poco la XR14 de Barry Sheen) estas bonitas máquinas basadas en la mecánica de la Suzuki GSX-R1100 serán pilotadas por Michael Dunlop, Lee Johnston y Danny Webb.

Las originales de los años 80 tomaban su mecánica en la Suzuki GS1000, estas en la GSX-R1000 pero modificada. La cilindrada en las tres bestias japonesas ha sido aumentada hasta los 1.216 cc y ahora arrojan 175 cv de potencia, 45 más que las de los años 80. Mecánica pura sin concesiones a la electrónica.

Norton F1 JPS

Norton F1 4

Siendo un evento de clásicas te puedes hacer una idea de la cantidad de motos británicas que van a circular estos días por la famosa isla. Unas de las más exclusivas que lo harán serán las Norton F1 John Player Special, propiedad del equipo Wiz Norton Racing. Una máquina con un motor rotativo de doble rotor de 588 cc y 120 cv de potencia que coronó campeona Steve Hislop en el Senior TT de 1992 en un duelo contra Carl Fogarty.

Mucho más evolucionada, estaba basada en el primer modelo rotativo que la famosa firma británica alumbró en 1974 con el mismo patrocinador, la Norton John Player Special. Mucho tiempo después, en 2009 volverían a evolucionar la Norton F1 al modelo NRV588 para volver a competir en el TT, esta vez la pilotaría Michael Dunlop (quien como curiosidad también tiene otra F1 en propiedad).

Ducati TT1

Classictt 820

La Ducati 750 F1 es una de las creaciones de los años 80 muy codiciada hoy. En ella no hay nada decorativo o innecesario. Se la llama TT1 porque vino justo después de la Ducati TT2 del año 80 y de 597 cc que estaba basada a su vez en la Ducati Pantah y que sólo quería ganar en el Tourist Trophy.

Esta preciosa italiana de resistencia propiedad del Red Fox Grinta Racing que será pilotada por Michel Rutter y está propulsada por un ligero bicilíndrico de cuatro tiempos refrigerado por aire, que cubica 820 cc y rinde una potencia de 80 cv que pueden llevarla a superar los 260 km/h. La Ducati TT1 tiene unos cuantos éxito en su palmarés, entre ellos quedar primera en la 24 Horas de Montjuic de 1984 con Grau y Garriga.

Britten V1000

britten v1000

La obra maestra del neozelandés John Britten se dejará ver también en el Classic TT. Llevarán no una sino dos unidades de la Britten V1000 del equipo CRS Britten, que también han competido con ellas en unas cuantas ocasiones en el TT, la más recordadas en los años 1994 y 1996. La clásica rosa y azul, su imagen más conocida y otra negra y amarilla. Unas motos simplemente épicas que se adelantaron a su tiempo.

Creadas en la propia casa de Britten, sin ningún respaldo, a partir de una hoja en blanco y sólo con los límites de su imaginación, la Britten V1000 tiene un motor bicilíndrico de 999 cc y 166 cv de potencia para 138 kg de peso, se convirtieron en pura historia del motociclismo de esa que nos gusta escuchar a todos. Más aún cuando doblegó en competición a fábricas con recursos casi ilimitados.

brittenv1000

De ella se fabricaron apenas 10 unidades que hoy son una de las más codiciadas piezas de colección. Pese a su escueta tirada, llegaron a cosechar algunos éxitos en las British European Racing Series.

Honda RC166

Honda Rc166

El mito en estado puro. La Honda RC166 era una chillona 250 de seis cilindros en línea con una potencia de más de 60 CV a 18.000 rpm, con velocidades cercanas a los 240 Km/h y que montaba una caja de siete velocidades. Con solo 112 kilogramos de peso, la seis cilindros fue una de las motocicletas de carreras más interesante y técnicamente más avanzada de su tiempo. Su sonido es todo un espectáculo, como su historia.

Con ella, Mike Hailwood ganó el TT de la Isla de Man de 1966 por más de seis minutos de diferencia, el mismo año que ganó las 10 carreras del mundial en las que participó, adjudicándose el campeonato de pilotos y el de constructores. Esta preciada joya del motociclismo es propiedad del Team Obsolete y el privilegio de montarla en el Classic TT recae sobre Steve Plater.

Paton 500 BIC 8v RU

Winfield Paton 500

Otra asidua al Classic TT y menos conocida es la Paton 500 del equipo Winfield, que este año pilotará Josh Brookes. De ella se hicieron 10 unidades por Giuseppe Pattoni, fundador de la marca, que las construyó entre 1965 y 1975, periodo en el que compitieron en más de 150 carreras.

La Paton 500 BIC 8v RU está propulsada por un bicilíndrico en paralelo de cuatro tiempos de 498 cc y 79 cv de potencia, y pesa sólo 135 kg. La moto en cuestión es una de las réplicas basada en la de 1968 que actualmente fabrica su heredero, pero actualizada con materiales modernos y que la empresa etiqueta de reedición más que de réplica exacta. El hijo de Giuseppe Pattoni ha construido cerca 30 para equipos de carreras clásicas. Si tienes los 79.000 euros que cuesta te puedes hacer con una.

Gilera 500 Bob McIntyre

gilera

La Gilera 500 es otra de las réplicas fabricadas por Mark Kay para la ocasión, pues se cumplen 60 años desde que Bob McIntyre hiciese historia en el TT. En 1957, en sustitución del piloto de la marca italiana lesionado Geoff Duke, Gilera ofreció al escocés McIntyre la Gilera 500 tetracilíndrica, con la que llegó y ganó el Tourist Trophy.

Bob Mcintyre On Gilera 500

Michael Dunlop rendirá este año un homenaje a los logros de McIntyre con esta réplica de la Gilera carenada con la que el escocés llegaría a ser el primer piloto en superar el límite de las 100 millas por hora en la Isla de Man (160 km/h).

MV Agusta 500

Agostini Mv Agusta

La MV Agusta 500 es una réplica casi exacta de la moto de carreras de Giacomo Agostini, construida por Mark Kay nuevamente y propiedad del equipo Black Eagle Racing. El modelo original fue fabricado por MV Agusta para competir en el Campeonato del Mundo de Motociclismo en la temporada 1966.

La MV Agusta 500 de tres cilindros y cuatro tiempos tenía un motor de 498 cc con 78 cv de potencia, pesaba 118 kg y podía alcanzar una velocidad máxima de 260 km/h. Esta réplica en cuestión ha sido ligeramente adaptada a los tiempos que corren en el TT con mayor potencia y con mejores frenos y suspensión. Réplica o no, si alguien quiere hacerse con alguna que tenga en cuenta que su precio puede llegar a ser más que obsceno.

Más información | Classic TT

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos