Publicidad

El enfrentamiento definitivo entre coches y motos en circuito

23 comentarios

Publicidad

Publicidad


Hace unas semanas que pudimos ver el enfrentamiento de una BMW S1000RR con un Chevrolet Corvette ZR1 y una KTM RC8 con un Audi R8 V10 y en ellos se podía apreciar claramente que mientras la moto ganaba en aceleración pura por la relación peso/potencia, en las curvas los coches les achuchaban sin problemas al tener un paso por curva mejor que la moto. Unos cuantos comentasteis que lo suyo sería cronometrar a cada vehículo por separado en la pista, así se evitaría estorbos entre ellos. Y, claro, la prueba ya la han hecho en Moto Journal enfrentando un ramillete de motos y coches agrupándolos por países. Representando Alemania están la BMW K1300S y el Audi R8, por Gran Bretaña están la Triumph 675 Daytona SE y el Jaguar XKR, por Italia una Ducati 1198S y un Maserati Granturismo S y representando a Japón una Suzuki GSX-R 1000 y un Nissan GT-R.

El vídeo está realizado en francés, paro como aparecen los datos anotados podemos comparar los resultados aunque nos perdamos parte de los ácidos comentarios del periodista que personaliza la prueba.

Empezando de atrás hacia delante la última posición la ocupa la BMW K1300S, que se tiene que retirar al sufrir un problema técnico. Aunque es una excelente moto no parece que lo suyo sea el circuito puro y duro. A continuación aparece el Maserati Granturismo S que a pesar de su concepción familiar de cuatro puertas plazas es capaz de hacer una vuelta en Spa Francorchamps en 3:01,3. Justo delante del Maserati aparece el Jaguar XKR con un tiempo de 2:58,7, un poco mejor lo hace el Nissan GT-R parando el cronómetro en 2:53,4 y casi dos segundos más rápido que el Nissan, que comparan varias veces con una video-consola se sitúa el Audi R8 con un tiempo de 2:51,5

A algo menos de un dos segundos del Audi encontramos la Triumph 675 Daytona SE que marca un tiempo de 2:49,7. Otro segundo y poco es lo que es capaz de rebajar la Suzuki GSX-R1000 que rueda en 2:48,3 pero el tiempo estratosférico lo marca la Ducati 1198S que es capaz de dar una vuelta al circuito en 2:46,1, aventajando al coche más rápido en 5,4 segundos.

Este tipo de pruebas no tienen mucho valor técnico más allá de poder afirmar que a pesar de que un coche deportivo es más rápido a la hora de pasar por una curva a cambio es más difícil acelerarlo y mucho más difícil ser capaz de sacarla todo el potencial que llevan dentro si no te apellidas Schumacher o Alonso (por poner un ejemplo). Además en su contra también juega el precio, que los sitúa bastante lejos del bolsillo de los mortales.

En el lado opuesto encontramos que con una inversión "moderada" puedes comprarte una moto capaz de rodar en tiempos de campeonato mundial, aunque tienes que aplicar una dosis muy grande de experiencia y habilidad si no quieres convertirte en “piloto estampado” contra las defensas al final de recta. Quizá por eso conducir una moto requiere una mayor madurez que un coche, porque el riesgo está mucho más presente que al llevar un coche al límite. La contrapartida es esa misma, que una moto la puede comprar gente sin experiencia y meterse en problemas a ellos mismos y los que le rodean casi inmediatamente tras salir del concesionario.

Una vez más quiero recordaros que estas pruebas están hechas en circuito, con pilotos profesionales y en condiciones controladas. No se os ocurra hacer nada de esto en la calle ni entre el tráfico real que os meteréis en problemas con la ley en el mejor de todos los casos. En el peor podeis pagar con vuestra propia vida.

Vía | Oliepei.nl

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir