Compartir
Publicidad

Visitando la fábrica Derbi

Visitando la fábrica Derbi
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Incluido en el evento que nos prepararon para la presentación de la Senda DRD Evo 50 SM iba una visita guiada a la fábrica de Derbi en Martorelles. Todo un lujo si te gustan las motos y la mecánica, porque puedes ver todos los "secretos" que reúnen el montaje de una moto.

En este caso íbamos acompañados por Xávi Vilalta, del departamento de marketing, que nos condujo al grupo por todas las diferentes naves que integran el complejo Derbi. Empezamos por el Show Room, donde tienen expuestas motos tan exclusivas como una de las dos únicas Derbi de Trial que se construyeron. O un ejemplar de la Derbi Cabeza de Hormiga. Por supuesto no pueden faltar las Derbi de competición que llevaron a Ángel Nieto a lo más alto del mundial. Y que según nos confirmaron eran motos casi originales, no réplicas. Al otro lado de la exposición podemos encontrar casi toda la gama de motos actualmente en producción, todo un viaje en el tiempo con solo dar unos pasos.

De ahí nos llevaron al departamento de diseño donde nos permitieron entrar en el despacho en el que se elaboran los prototipos en arcilla y se configuran las gráficas que adornan las motos. Evidentemente ahí no nos dejaron hacer fotos, y en cuanto entramos todos los papeles estaban vueltos del revés. En la oficina técnica nos tenían preparado un ordenador con el fichero en CAD de la Senda. Ahí nos comentaron que la moto se diseña completamente en la pantalla, y de ahí se remite a los departamentos respectivos que diseñan los plásticos, el chasis con sus complementos, en definitiva todas las partes que integran la moto por separado.

El siguiente paso fue el almacén, donde reúnen todas las piezas necesarias para armar la moto de verdad. Derbi tiene un departamento propio de pintura, donde se acaban los plásticos y partes pintadas al polvo como los chasis o basculantes. Adjunto a este departamento se encuentra el laboratorio químico, que es el encargado de comprobar que los materiales producidos fuera de la fábrica sean de la calidad adecuada y que lo que se produce allí también cumpla el estándar requerido. El laboratorio cuenta incluso con un espectrómetro de masas que les ayuda a comprobar que los materiales cumplan realmente las características solicitadas.

Una parte que no esperaba ver, porque sabía que los motores se montan en Italia, fue la zona dedicada al mecanizado de cilindros. En unas cajas de cartón pude ver montones de cilindros llegados de la fundición, incluso había cilindros de Derbi Variant por allí. Estos cilindros son mecanizados en el torno, para una vez afinados a su medida necesaria pasar al baño de Nikasil. El Nikasil es un tratamiento superficial que se le da a las paredes del cilindro y que garantiza la resistencia mecánica del motor. Este tratamiento no hay muchas fábricas en el mundo que sean capaces de hacerlo, y menos aun las que lo hacen para sus propias motos.

De ahí ya nos llevaron a la cadena de producción, toda una virguería de organización y productividad. Además con una flexibilidad increíble, ya que pueden cambiar de montar un modelo a otro completamente distinto en minutos, con solo cambiar el operario de lado de la cadena. La curiosidad de este departamento es que al final de la cadena hay un operario que arranca la moto y le hace un test "motor a fondo" para comprobar que todo va bien antes de llevarla al embalado para que llegue al usuario final.

Una vez acabada la visita pusieron a disposición de los asistentes unas cuantas motos tal y como ya os he contado en el post de la presentación de la Derbi Senda DRD Evo 50 SM

Muchas gracias de nuevo al departamento de marketing de la empresa que nos dio un trato excepcional y se atrevieron a enseñarnos sus mas íntimos secretos.

En Moto 22 | Presentación exclusiva bloggers Derbi Senda DRD Evo 50 SM Fuente | Derbi

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos