Joan Lascorz sonríe e Isidre Esteve le dedica una carta abierta

Síguenos

Joan Lascorz

Hace unos días Isidro López, de Solomoto, nos avisaba de una pequeña y emotiva sorpresa en el próximo número de la revista. Puesta hoy mismo a la venta incluye la pegatina de logo de apoyo y fuerza a Joan Lascorz, ahora mismo en el Instituto Guttman. Pero esa sorpresa no era sólo este bonito gesto, sino la carta abierta que el piloto Isidre Esteve había hecho llegar a redacción para su publicación.

Unas líneas escritas del puño y letra de alguien que sabe lo que es pasar por esta situación. Unas líneas que dejan la piel de gallina a cualquiera que las lea. Además, la carta llega después de que Albert Llovera publicara este fin de semana un par de fotografías acompañado de su compañero de la “Escuderia Guttman”, como él dice, en la que por fin volvemos a ver sonreír a Jumbo. Sin más dilación, os dejo con las palabras de Isidre para Joan.


Nunca sabes cómo empezar a escribir en una situación como esta, recuerdo que mientras estuve en el hospital la gente entraba en la habitación sin saber muy bien que decir, cómo actuar, tenían miedo de meter la pata, de no estar a la altura de la situación.

En mi vida siempre he intentado ir al grano, sin rodeos , afrontar las cosas como vienen y actuar, y con esta filosofía encaré mi lesión medular, enseguida quise saber su alcance y así, tener claro el punto de partida.

Evidentemente pasarás momentos muy duros, le darás mil vueltas a la cabeza, lo verás todo oscuro y te sentirás con la impotencia de no poder hacer nada. Llora, grita, desahógate, nadie te lo reprochará.

No podemos controlar todas las cosas que nos pasarán durante nuestra vida, pero podemos decidir cómo afrontarlas. Nosotros decidimos hasta que punto nos afectarán.

En lugar de repasar una y otra vez las cosas que no podrás hacer, haz una lista con todas las que podrás hacer a partir de este momento y empieza a trabajar en ellas.

Hay una ventaja considerable que tenemos los deportistas con respecto a los que no lo son, estamos acostumbrados a la lucha, al trabajo, a la superación, no nos da miedo el sacrificio si con él llegamos a la meta, pues bien, busca una nueva meta, te aseguro que la hay.

La vida es un regalo, a veces nos castiga o nos sacude, pero tenemos la obligación de aceptarla y disfrutarla al máximo dentro de nuestras posibilidades, exprimirla y sacarle lo mejor de ella, vivirla.

Si miras a tu alrededor verás cientos de razones para hacerlo:

Por ti mismo, porque ya has sufrido suficiente y te mereces otra oportunidad.

Tu familia, siempre estará contigo incondicionalmente, te quieren y se merecen lo mejor de ti. Tus amigos, en situaciones así, hay una selección natural de ellos, los que quedan son los buenos, con ellos podrás seguir compartiendo experiencias, cenas, salidas, …

Hay otra razón para salir adelante y cuidarte, no debe convertirse en una obsesión, pero sí en una motivación para el trabajo, hay muchos científicos por todo el mundo estudiando una solución para nuestra lesión, seguro que su propósito no está cerca, pero no es imposible.

Yo he ido descubriendo razones y encontrando motivaciones nuevas durante todos estos años, tu también lo harás, solo debes tener la mente abierta y el corazón fuerte y no perder las agallas que como piloto has demostrado.

Mira el futuro con ilusión, a partir de ahora, todo lo que vendrá será mejor de lo que has pasado en estas últimas semanas.

Sigue pilotando tu vida hacia donde tú elijas.

Vía | Solomoto

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios