Compartir
Publicidad
Publicidad
Probamos la Yamaha XSR900 Abarth, una delicia emocionante limitada a 675 unidades
Zona de Pruebas

Probamos la Yamaha XSR900 Abarth, una delicia emocionante limitada a 675 unidades

Publicidad
Publicidad

Este 2017 nos está trayendo mucho trabajo, pero hay ciertas oportunidades a las que no podemos negarnos, como por ejemplo probar una de las motos más exclusivas y bonitas de la temporada. Por eso hemos viajado hasta Cerdeña para conocer de primera mano a la Yamaha XSR900 Abarth, una bellísima y atípica motocicleta de la que sólo se fabricarán 695 unidades en colaboración con la marca italiana de deportivos Abarth.

Con 115 caballos de potencia, tres cilindros, una estética café racer impresionante y unos acabados fantásticos, esta XSR900 Abarth intentará hacerse un hueco entre las motos más cotizadas. Y no sólo por ser una moto bonita, que lo es, y mucho, sino porque además es una máquina realmente divertida y emocionante como hemos podido comprobar durante esta toma de contacto.

Yamaha XSR900 Abarth, pasión y carácter café racer

Abarth 695 Yamaha Xsr900 002

De un primer vistazo a la Yamaha XSR900 Abarth te encuentras con una moto que no es ni mucho menos una moto cualquiera. El pequeño y bajo carenado con cúpula ahumada que enmarca al faro delantero y la tapa del colín traseras le dan un aspecto café racer muy apetecible, especialmente al fijarnos que son elementos fabricados en fibra de carbono vista. En Yamaha no han querido tapar estos elementos para dar un aspecto aún más classy.

Por otro lado, el depósito constituye la otra pieza fundamental de la carrocería. El tanque es el mismo que el empleado en la XSR900 pero recibe ahora un trabajo especial de pintura con los colores de Abart: gris y negro con una franja roja horizontal. Una decoración que enfatiza el carácter más tumbado de esta moto y que denota su exclusividad.

Abarth 695 Yamaha Xsr900 005

Es bonita, es exclusiva y es refinada, pero lo mejor de la Yamaha XSR900 Abarth es que tiene un comportamiento realmente excitante

No hay tiempo que perder, tenemos los minutos contados y las nubes amenazan lluvia en la costa de Cerdeña así que nos subimos a lomos de esta preciosidad japo-italiana y dentro de la radicalización de la ergonomía con el asiento de nuevo mullido retapizado y los puños colocados infinitamente más abajo que en la moto de la que parte, la verdad es que la postura no es especialmente extrema.

Sí, es cierto que los mandos están varios metros por debajo que el manillar alto de la XSR, pero por compararlo con algo parecido, es bastante más cómoda que la BMW R NineT Racer que probamos hace unas semanas. Las puntas no están cerradas y sigue siendo un manillar ancho aunque tenga la cuna invertida.

Abarth 695 Yamaha Xsr900 001

Los retrovisores penalizan un poco la nueva postura, así como el cuadro de mandos digital esférico que queda cerca de la cara y en una posición muy baja que nos obligará a apartar la mirada de la carretera. Eso sí, en el interior de la esfera hay información a raudales para lo contenido de su tamaño: revoluciones, velocidad, marcha engranada, trip, selección de modos, consumo, estado del control de tracción, autonomía...

Pero basta de preámbulos que hemos venido hasta aquí para conducir a una moto que invita a ser pilotada como en décadas pasadas.

115 caballos de diversión con mucha clase

Yamaha Xsr900 Abarth 2017 012

El reloj sigue contando y las nubes cada vez son más oscuras, así que rápidamente nos subimos a una de las 695 unidades limitadas y nos disponemos a salir a carretera para engañar al tiempo en sus dos acepciones. El asiento es firme pero no incómodo, tiene bastante anchura y no notamos que haya perdido mullido mientras vamos completamente recostados sobre el largo depósito.

Con las manos bajas y las muñecas un poco abiertas comenzamos a movernos entre las curvas de la costa insular italiana y a cada metro nos damos cuenta de que no es una moto para dejar encerrada en una vitrina. La postura invita a hacer curvas, y cuantas más mejor.

Abarth 695 Yamaha Xsr900 006

La postura y la estética recuerdan décadas pasadas en contraposición con un rendimiento dinámico totalmente moderno, suave y contundente

Al motor ya lo conocemos, es el mismo tricilíndrico de 847 centímetros cúbicos estrenado en la Yamaha MT-09 de primera generación, pero adaptado a la normativa Euro 4. Sobre el papel sus cifras son más que buenas con 115 cv y 87,5 Nm de par motor, pero en marcha es aún más exquisito.

Nada más arrancar el sonido que emana el escape de doble salida Akrapovic (homologado) nos empieza a hacer cosquillas en la barriguita. Suena ronco y contundente con ese rasgueo propio de los cigüeñales desfasados. Al arrancar todo es suavidad y finura porque empuja muy bien desde bajas vueltas sin tirones incómodos ni baches de potencia, puedes ir a punta de gas en marchas largas y el tricilíndrico ni tose.

Yamaha Xsr900 Abarth 2017 014

Cuando empezamos a abrirnos camino hacia las carreteras de curvas habrá que estar atento. Se puede llevar perfectamente en los diferentes modos de potencia (ECO -automático-, STD, A y B) sin que necesites más o menos en ningún momento, pero si seleccionas el modo A, el más potente, te darás cuenta de que el carácter del propulsor es de todo menos aburrido.

Al igual que pasaba en la MT-09 la transición entre on y off del puño derecho no es todo lo suave que podría ser, un poco brusca, pero precisamente ahí sale relucir el carácter de la SCR900 Abart y donde nos empezamos a divertir. Tendrás que estar un poco atento a lo que haces con la mano derecha puesto que si no tienes tacto con las marchas cortas la rueda delantera tiende a perder contacto con el suelo. Estos 115 caballos empujan más que la media.

Abarth 695 Yamaha Xsr900 003

Junto con el buen escalonamiento de la caja de cambios con un pedal de recorridos cortos y precisos debemos reconocer también el buen funcionamiento del embrague anti-rebote A&S. En reducciones fuertes, a lo bruto, es capaz de digerir con una finura exquisita la retención manteniendo la rueda delantera con una buena pisada sobre el suelo. Sin rebotes ni brusquedades.

A la hora de echar los frenos, el equipo compuesto por un doble disco delantero de 298 mm mordido por pinzas de cuatro pistones con anclaje radial ofrecen un tacto potente y progresivo. Frenan desde el primer momento y lo hacen con decisión. El freno trasero que resulta un gran apoyo entrando pasado en las curvas, aunque bloquea antes de lo previsto y hace saltar el ABS, al menos sobre un asfalto que no estaba en sus mejores condiciones.

Yamaha Xsr900 Abarth 2017 002

Por 13.199 euros que cuesta la XSR900 Abarth no tendrás una motocicleta barata, pero sí una pieza de coleccionismo que incita a ser disfrutada

El comportamiento en curva es bueno, realmente bueno a decir verdad. Acompañando a la moto con una postura bastante más racing que en la XSR900 normal el resultado es neutro y predecible. Entra por donde quieres, mantiene la trazada y no se menea. La horquilla invertida delantera y el monoamortiguador trasero en consonancia con el chasis de aluminio hacen un trabajo más que correcto del que nos quedamos con ganas de sacar más partido si nos lo hubieran permitido las condiciones climatológicas.

Tuvimos que devolver a la XSR900 Abarth antes de lo que nos hubiera gustado, pero no dudes que volveremos a encontrarnos algún día. Es interesante, divertida, preciosa y relativamente cómoda, así que si se nos presenta la oportunidad nos gustaría pasar el resto de nuestra vida probarla más a fondo para contarte cómo va esta exclusiva Yamaha que tan buen sabor de boca nos ha dejado.

Yamaha XSR900 Abarth - Valoración

8,1

Motor9
Vibraciones8
Cambio8
Estabilidad8,5
Agilidad8
Suspensión delantera9
Suspensión trasera8
Freno delantero8,5
Freno trasero6
Comodidad piloto6
Comodidad pasajeroN/A
ConsumoN/A
Acabados9
Estética9

A favor

  • Exclusividad
  • Estética atractiva
  • Conjunto divertido
  • Motor emocionante

En contra

  • Postura algo incómoda
  • Reloj escondido
  • Precio

Yamaha XSR900 Abarth 2017 - Ficha técnica

Motor
Tipo Tres cilindros, cuatro tiempos, refrigerado por líquido, DOHC
Cilindrada 847 cm³
Diámetro x carrera 78,0 mm x 59,1 mm
Compresión 11,5 : 1
Potencia máxima 84,6 kW (115 cv) @ 10.000 rpm
Par máximo 87,5 Nm (8,9 kg-m) @ 8.500 rpm
Sistema de lubricación Cárter húmedo
Tipo de embrague Húmedo, Multidisco
Alimentación Inyección de combustible
Sistema de encendido TCI
Sistema de arranque Eléctrico
Sistema de transmisión Seis velocidades
Transmisión final Cadena
Consumo 5,2 l/100km
Emisiones CO2 120 g/km
Chasis
Tipo Diamante
Sistema de suspensión delantera Horquilla invertida con regulación
Recorrido delantero 137 mm
Sistema de suspensión trasera Monoamortiguador trasero regulable
Recorrido trasero 130 mm
Freno delantero Doble disco de 298 mm morido por pinzas monobloque de cuatro pistones y anclaje radial
Freno trasero Disco hidráulico único de 245 mm
Neumático delantero 120/70ZR17M/C (58W)
Neumático trasero 180/55ZR17M/C (73W)
Dimensiones
Longitud 2.075 mm
Anchura 815 mm
Altura 1.135 mm
Altura del asiento 830 mm
Distancia entre ejes 1.440 mm
Lanzamiento 25º
Avance 103 mm
Distancia mínima al suelo 135 mm
Peso en lleno 195 kg
Depósito 14 l
Precio 13.199 euros

Nota:

Los gastos para acudir a la presentación de la Yamaha XSR900 Abarth han sido asumidos por Yamaha. Para más información, consulte nuestra política de relaciones con empresas.

El equipamiento utilizado durante la prueba ha sido: casco HJC R-PHA 11, cazadora Icon Oildale, pantalones Knox Richmond, camiseta interior Knox Jacob, guantes Icon Retrograde y botas Icon El Bajo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos