Compartir
Publicidad
Nexx X.R2 Torpedo, prueba (en marcha y galería de fotos)
Zona de Pruebas

Nexx X.R2 Torpedo, prueba (en marcha y galería de fotos)

Publicidad
Publicidad

Extraemos el Nexx X.R2 Torpedo de su funda protectora (una funda de calidad, tacto agradable aparentemente buena durabilidad) y nos preparamos para colocarlo en nuestra cabeza. Lo primero que observamos es que es extremadamente estrecho por la parte inferior.

Incluso al principio pensábamos que no sería nuestra talla correcta pero una vez que hemos hecho una fuerza considerable para encajarlo (llegando a empujar el casco desde la parte superior y no tirando de las correas del cierre como suele ser habitual), nuestras mejillas y el resto de la cabeza queda rápidamente ubicado en su lugar correcto.

La ventaja de su zona tan estrecha por la parte inferior es que en marcha no se nos cuela ni un ápice de aire. Siempre es muy incómodo cuando circulamos, y más en una moto de tipo naked, que el aire que choca contra nuestro pecho o que la propia moto deriva, se nos cuele por la zona inferior del casco y produzca corrientes en la zona de los ojos. La gente que además conduce con lentillas lo acusa más ya que tiende a resecar los ojos además de ser muy incómodo. En este caso, el Nexx X.R2 Torpedo aprueba con una excelente nota ya que conjuntamente con la barbillera de serie crea una magnífica estanqueidad.

Nexx X.R2 Torpedo

Otro aspecto destacable que apreciamos sin tan siquiera poner en marcha la moto es el gran campo de visión que se tiene a través de la pantalla, mayor que en otros cascos integrales de corte deportivo y que aumenta la seguridad activa de este elemento pudiendo tener un mayor campo visual gracias a la visión periférica.

En un primer momento no todo son cosas buenas ya que las dos pequeñas almohadillas situadas en la zona de las orejas y que tapan los encajes para el intercomunicador, no están del todo bien sujetas por el velcro y tienden a moverse al poner o sacar el casco con lo que a veces, se doblan y hay que introducir la mano por el lateral del casco para dejarlas de forma correcta. Más o menos lo llegué a solucionar con un poco de paciencia y encajando las almohadillas con las de la zona de la mejilla, pero un velcro de mayor tamaño u otro tipo de diseño sería perfecto.

El cierre de doble hebilla del Nexx X.R2 Torpedo cuenta con un tirador de generosas dimensiones de color rojo para soltarlo así como un corchete correctamente situado para que lo podamos encontrar con facilidad. La correa sobrante es la justa, ni muy larga ni muy corta.

Nexx X.R2 Torpedo

Ya sobre la moto y en marcha, además de apreciar lo que os decíamos de la ausencia de aire que penetre desde la parte inferior, el uso de las tomas de aire frontales con el casco se realiza de forma sencilla y en el caso de las superiores, se siente rápidamente con el dedo la posición intermedia mediante la cual la toma está sólo semiabierta, para limitar el caudal de aire que nos entra.

Apreciamos que el ruido que llega a nuestros oídos es un poco más elevado que en otros cascos que hemos probado, que eran más silenciosos como el Schuberth SR1 o el Suomy SR Sport, casi con toda seguridad debido al almohadillado de menor grosor que como decíamos, se encuentra en la zona de las orejas y tapa el rebaje para los altavoces del intercomunicador. Pero por otro lado es más silencioso que el HJC R-PHA 10 Plus que probó Jesús.

No hemos notado turbulencias de ningún tipo que afecten a la estabilidad del casco cuando vamos en marcha y que hagan que nuestra cabeza se mueva. Además y como os decíamos ayer, desde un primer momento montamos la visera de iridium dorada (o amarilla) que se ve en las fotos y nos gustó mucho. Primero porque protege lo suficiente cuando hace sol pero ahora, que anochece temprano, nos permite conducir al atardecer o cuando el astro rey ya se ha puesto sin tener que ir a palpo. Está homologada para circular por la calle aunque de noche, tal y como reza el grabado en uno de los laterales, no se puede usar y podrías recibir una receta.

NNexx X.R2 Torpedo

Al principio, se os puede hacer un poco extraño buscar el tirador en la parte frontal en vez de en el lateral izquierdo, que suele ser lo normal en las pantallas de los cascos, pero una vez que te acostumbras no hay mayor problema. El encaje en la posición cerrada, con un sonoro click, permite una buena estanqueidad y si por ejemplo, estamos circulando por ciudad, podemos soltar el enganche para que entre un poco de aire.

El acabado del Nexx X.R2 Torpedo que probamos es, como se puede apreciar en las imágenes, mate y de tacto similar a la goma. No es tan sucio como otros modelos con pintura mate que a la que colocas un dedo, con sólo la grasa corporal ya queda sucio, resistiendo mejor el uso aunque nos llamó la atención dos detalles en los días que lo tuvimos a prueba.

El primero que la pegatina que avisa de la existencia de los tiradores para las almohadillas en caso de accidente, se despega con mucha facilidad. En las fotos podéis ver como los bordes ya estaban despegados, aun usándolo con cuidado. Pero el mero hecho de meterlo y sacarlo de la bolsa ya hace que se vaya despegando. Lo ideal es que estuviese integrado en el diseño para evitar que se caiga.

Nexx X.R2 Torpedo

Por otro lado, en la zona del alerón posterior y como siempre pasa en las aristas (los pintores sabrán de lo que hablamos), el grosor de la pintura es muy delgada y con el uso empezaba a desaparecer (también con el propio roce de la bolsa). No creemos que vaya mucho más allá del propio borde, pero no por ello tenemos que dejar de destacarlo. Quizás otro modelo de pintura lisa no presente el mismo problema.

Por último y como comentábamos ayer, el modelo Nexx X.R2 se encuentra en múltiples diseño y en concreto el Nexx X.R2 Torpedo en cinco colores diferentes. En tallas de la XS a la 3XL, podéis encontrarlo a la venta por aproximadamente unos 269 €, lo que nos parece un precio de lo más acertado para un casco deportivo, agresivo y con muy buenos acabados además de muy cómodo en marcha.

Nexx X.R2 Torpedo

Nexx X.R2 Torpedo - Valoración

8.20

Acabados8,5
Claridad de instruccionesN/A
Montaje de visera9,5
Manejo8
Facilidad de colocación8
Ventilación9
Protección frente a los elementos7
Protección frente a caídasN/A
Sonoridad7
Ajustes8
Almacenaje tras el uso8
Relación calidad/precio9

A favor

  • Relación calidad-precio
  • Diseño
  • Campo de visión
  • Ausencia de corrientes de aire interiores

En contra

  • Sonoridad
  • Almohadillado de la zona de las orejas
  • Pegatina que indica la presencia de la Emergency Strap
  • Deterioro de la pintura en alguna zona puntual
El casco integral Nexx X.R2 Torpedo está situado en lo más alto en cuanto a modelos deportivos del fabricante portugués. Como en el resto de su gama, la calidad es muy alta al igual que muy buena la relación entre la calidad y el precio ya que por menos de 300 euros tienes un casco de aspecto agresivo, con un montón de combinaciones de colores y que tal y como nos comentaban, tiene el aspecto de un modelo mucho más caro.

Únicamente podemos apuntar pequeños aspectos negativos que evitan que sea un casco realmente redondo. Primero la sonoridad, un poco elevada debido al almohadillado de la zona de las orejas que además, tiende a moverse al ponerlo. Elogiable que un casco deportivo cuenta con la posibilidad de llevar intercomunicador, pero no está del todo bien resuelto en este aspecto.

Por otro lado, integrar la etiqueta de las Emergency Strap en el diseño para evitar que se caiga con el uso sería también una buena idea.


 

Nota: El casco Nexx X.R2 Torpedo ha sido cedido por Nexx. Para más información consulta nuestra política de relaciones con empresas.

Más información | Nexx
Parte anterior | Nexx X.R2 Torpedo, prueba (características y curiosidades)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio