Compartir
Publicidad

Suomy SR Sport, prueba: características y curiosidades

Suomy SR Sport, prueba: características y curiosidades
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de que hace unas semanas, nuestro compañero Jesús os trajese la prueba del casco Kabuto Aeroblade III, hoy toca hablar de otro modelo diferente. Será el segundo modelo del fabricante italiano Suomy que pasa por nuestras manos tras el Suomy MX Tourer, concretamente el modelo Suomy SR Sport, que se sitúa como el tope de gama de este fabricante.

Para que os hagáis una idea en la escala de deportividad que nos movemos, el Suomy SR Sport es el modelo de casco con el que corre Andrea Dovizioso en MotoGP. Incluso hay una versión réplica con su decoración para los más fanáticos. Bueno, en decoración y todo porque exceptuando pequeños detalles de personalización, es idéntico al que hemos tenido la ocasión de probar para vosotros.

Suomy SR Sport, ligereza y tecnología

Suomy SR Sport

El Suomy SR Sport es uno de esos cascos que sin recurrir a materiales prohibitivos, es muy ligero. Concretamente en la báscula arroja un peso de 1.200 gramos, lo que no está nada mal. Gran parte de la culpa la tiene los materiales en los que está construida su calota externa. Es lo que ellos denominan el Tricarboco en italiano, y que se podría traducir por Tricarbono.

Se trata de un material compuesto por una combinación de kevlar, carbono y resinas aramídicas como la fibra de vidrio, usado en exclusiva por el fabricante italiano y que dota al casco de una buena resistencia ante los impactos pero sin que por ello el peso se exceda en demasía.

Su curiosa forma ha sido patentada por Suomy. Lo más llamativo son los deflectores integrados en la parte inferior, tanto delante como detrás que impiden que el casco sufra tensión ascensional cuando lo usamos, así como el alerón trasero integrado en la propia forma de la calota.

Suomy SR Sport

El material con el que se ha fabricado la calota interna es poliestireno en varias densidades. Con ello se consigue una máxima absorción tanto en impactos a baja velocidad como a alta velocidad ya que el material tiende a reaccionar de forma diferente dependiendo de la velocidad a la que se sufra el golpe.

En el interior de esta calota se han esculpido los canales de ventilación, que toman el aire de tres entradas frontales de las que luego hablaremos. En la parte posterior, el aire sale gracias a dos zonas de extracción cada una de las cuales está formada por dos conductos. Dos de ellas se sitúan en la parte superior y las otras dos, en la inferior justo en el deflector trasero. Estas cumplen su función gracias al efecto Venturi, reduciendo la temperatura en la parte de la nuca y consiguiendo así un mayor confort durante su uso.

La pantalla está fabricada completamente en policarbonato mediante un proceso de termo-formado a partir de una única pieza de este material, lo que le permite contar con una gran resistencia mecánica y buenas propiedades ópticas que impidan la deformación de los objetos. Desde Suomy aseguran que además de ser resistente a los rayonazos, no es necesario ningún sistema para evitar el empañamiento.

De serie, el Suomy SR Sport se sirve con una pantalla transparente aunque existen varios modelos con diferente grado de oscurecimiento o de tipo iridio.

Suomy SR Sport

Interiormente cuenta con un almohadillado completamente desmontable y lavable fabricado en Coolmax Active con tratamiento Interpower. Este material absorbe el sudor del cuerpo manteniendo la cabeza fresca y seca. Es además transpirable, antialérgico y antibacteriano. Además como accesorio, se pueden adquirir almohadillas laterales de distintos grosores para conseguir un correcto ajuste a nuestra cara.

El cierre del Suomy SR Sport es de tipo anilla o doble D. El propio tirador de una de las anillas para su desenganche hace las veces de corchete para el sobrante, con lo que es muy sencillo de encontrar y de sujetar para que en marcha no nos vaya flagelando.

Para el desmontaje de la visera no es necesario ningún tipo de herramienta. Los propios cierres laterales cuenta con sendas pestañas que se levantan para poder girarlas cuando la pantalla está en su punto de apertura máxima. Una vez giradas, tan sólo hay que tirar de ellas para liberarlas con lo que la pantalla quedará suelta por el extremo correspondiente.

Suomy SR Sport

Tras hacer un par de cambios de pantalla no resulta demasiado complicado. Al principio nos podemos hacer un poco de lío pensando para que lado hay que girar cada uno de los cierres laterales tanto para colocar la pantalla como para quitarla, pero las instrucciones proporcionadas con el casco o que también se pueden consultar en la propia web lo explican de una forma muy sencilla y clara.

Mañana os contaremos cómo se comporta el Suomy SR Sport en carretera, tras haberlo sometido a una intensiva sesión de pruebas con dos motos diferentes: la Honda CB650F que probamos hace unas semanas y otra de la que tendréis la información en breve.

Continuará...

Siguiente parte | Suomy SR Sport, prueba: en marcha y galería de fotos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio