Publicidad

¿Te acuerdas del poco exitoso C1? Pues BMW ha vuelto a patentar un techo para sus scooters, y ahora es modular

¿Te acuerdas del poco exitoso C1? Pues BMW ha vuelto a patentar un techo para sus scooters, y ahora es modular
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Casi nos hemos olvidado de cuando BMW sacó al mercado a comienzos de este siglo el C1, una mezcla entre coche y moto que buscaba un nuevo mercado y que no caló ni por su diseño ni por su concepto.

Años más tarde vimos cómo a pesar de su desaparición había quien seguía reutilizando este modelo para experimentos de conducción autónoma. Lo que nunca nos hubiéramos imaginado es que a BMW le seguía pasando por la cabeza un scooter al que se le pudiese montar una cubierta modular. Una patente da fe de que la marca alemana sigue dándole vueltas de alguna forma a la idea del C1.

La estructura modular valdría para cualquier scooter de BMW

Patente Bmw 1

Los compañeros de Motorcycle han sacado a la luz una patente que BMW presentó en Alemania en noviembre de 2017 y en la que se aprecia un diseño modular para lo que parece el chasis del C-Evolution, el scooter eléctrico de la marca bávara.

Los dibujos muestran cómo un techo se podría añadir a un scooter y así cambiar su diseño, aumentar su seguridad y mejorar la protección contra el mal tiempo. Al parecer, por lo que cuenta el medio citado, esta idea no solo valdría para el C-Evolution sino también para otros modelos de combustión de la marca. Recordamos que actualmente BMW vende el C 650 GT, el C 650 Sport, el C 400 GT, el C 400 X y el mencionado scooter eléctrico.

Patente Bmw 2

Este planteamiento modular está diseñado de tal forma que podría dejarse al desnudo la máquina para poder ver las entrañas del scooter y así hacer las revisiones o reparaciones necesarias de una forma más rápida. Volver a retomar esta idea de un techo en un scooter de BMW tiene sentido si es para mejorar la seguridad ya que el piloto quedaría más protegido y no saldría despedido en caso de accidente, siempre y cuando llevase el cinturón anclado.

A principios del siglo XXI el C1 salió a la venta como un tipo de vehículo muy diferente a lo que estábamos acostumbrados a ver por aquel entonces y que ahora nos costaría entender también desde el punto de vista estético. En su momento no tuvo éxito aunque cuando veíamos alguno por las calles, sin duda, llamaba la atención. Sus características más peculiares eran que no hacía falta llevar casco al existir un techo y que, además, iba con un cinturón de seguridad. Claramente era una llamada de atención para aquellos clientes que querían pasar de los coches a las motos.

Tras poco más de un par de años en el mercado los del logotipo de la hélice no siguieron esforzándose en vender este proyecto de scooter-coche. A pesar de esto, incluso indagaron en el C1-E, un vehículo eléctrico con la misma estructura del C1. ¿Quizás este nuevo diseño sería mejor recibido en el mercado actual? A lo mejor se lo preguntan los de BMW, pero están dando vueltas para ver cómo lo llevan a la realidad. De momento, solo es una idea registrada y plasmada en blanco y negro. ¿Se arriesgarán a volver a sacar un producto parecido al C1 que no gustó?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir