Compartir
Publicidad

Nos ponemos en la piel de un ejecutivo, viajando en el gran BMW C 650 GT

Nos ponemos en la piel de un ejecutivo, viajando en el gran BMW C 650 GT
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Recordaréis que hace unas semanas estuvimos en la presentación de los nuevos neumáticos de Michelin para scooter. Allí tuvimos un pequeño encuentro con dos de los últimos maxiscooter premium que han llegado al mercado. Los hermanos alemanes de BMW nos enseñaron dos caras de una misma moneda, y como nos quedamos con ganas de ver qué son capaces de ofrecer nos hemos puesto a los mandos de un BMW C 650 GT.

Sin duda, el C 650 GT es mucho más que un scooter para ir al trabajo, es casi una moto de turismo repleta de tecnología, calidad y buen espacio de carga. Conociendo su fama, nos hemos puesto manos a la obra para comprobar cómo es en realidad después de una buena tirada de kilómetros.

La gama de scooter de BMW no es nueva, pero este 2016 llegan con cambios con respecto al modelo anterior. Una imagen se ha puesto al día, detalles más cuidados y ajustes en algunos componentes mecánicos hacen que el GT siga en lo alto de la pirámide alimenticia de los maxi-scooter.

Exterior elegante y con calidades premium

Aunque estéticamente parece que hay pocos cambios, son más de los que crees. El carenado se ha retocado con especial insistencia en la zona trasera donde el faro trasero de LED se extiende horizontalmente de un lateral al otro. También incorpora de serie el sistema de iluminación diurna automático. Aun así sigue siendo perfectamente identificable manteniendo las líneas de diseño de BMW.

Para encontrar el punto más diferenciador entre las dos generaciones nos podemos fijar en el escape, que abandona sus formas rectas y compactas para incorporar ahora un silenciador con doble salida circular, con protector y terminales en negro.

Bmw C 650 Gt 2016 009

A nivel personal confieso que no me parece especialmente bonito, su primo-hermano el C 650 Sport está a años luz estéticamente, pero tampoco es feo. Además, entiendo que algunos elementos como los agujeros circulares en el soporte de la matrícula o las amplias zonas carenadas tienen una funcionalidad que veremos más adelante.

El C 650 GT gasta una planta imponente con sus más de 2.200 mm de longitud total que también se reflejan en los 261 kg con todos los llenos hechos. Aunque la verdad que la primera buena impresión la recibes al darte cuenta de que los acabados son precisamente lo que nos podíamos esperar en un producto premium.

Bmw C 650 Gt 2016 031

La calidad de los materiales utilizados deja una muy buena primera sensación, las piñas (son las mismas que las empleadas en el resto de la gama de motos de BMW) pero se nota que no es un producto hecho de retales, sino que se ha diseñado con mucho mimo y teniendo muy claro a quién apunta.

La pintura es de primera calidad, especialmente en este Bronce Metalizado (con sobrecoste de 112,77 euros) que le da un aspecto muy elegante, el tapizado del asiento con el logo GT en el respaldo tiene un tacto perfecto y bien rematado, los plásticos a la vista tienen un acabado genial (incluso en el interior de las guanteras) y el cofre está bien forrado, iluminado y con un retenedor que lo mantiene firme en su posición vertical.

Seguridad

Uno de los apartados que destacan en este BMW C 650 GT es el de la seguridad. Gracias a la experiencia acumulada por el fabricante de la élice en su dilatada experiencia tanto en motos como en coches, los motoristas nos podemos beneficiar de dispositivos como el asistente de visión lateral (SVA).

Bmw C650 Gt

En realidad, el SVA no es un sistema de visión propiamente dicho, sino que actúa más como un avisador. Gracias a unos sensores de ultrasonidos colocados estratégicamente en los laterales de la zona trasera (los agujeros que mencionábamos anteriormente) y delantera, detecta la posición de otros vehículos en nuestro ángulo muerto en un rango de velocidad entre 25 y 80 km/h.

Si el C 650 GT detecta otro vehículo que circula allí donde no podemos verle se enciende un avisador triangular amarillo colocado en los soportes de los espejos para darnos el aviso. Además, en el caso de que queramos desplazarnos lateralmente y conectemos el intermitente hacia ese lado, el avisador comenzará a parpadear para evitar un susto.

Bmw C 650 Gt 2016

Pero hay más cosas, porque sus frenos también incorporan la última evolución del ABS Bosch 9.1 MB con sistema de frenada combinada. Este equipo hace que al presionar la maneta de freno trasera parte de la fuerza se derive hacia el disco de freno delantero y consiga unas frenadas más seguras y estables. Funciona de vicio, tanto que podría contar con los dedos de una mano las veces que utilicé la maneta derecha.

Por último, de serie incorporan también control de tracción ASC típico en BMW que nos mantendrá a salvo incluso en situaciones de muy baja adherencia. Os preguntaréis si este tipo de equipamiento es necesario en un scooter, y la respuesta es que sí. Nunca está de más cualquier elemento de seguridad que te pueda salvar de una caída.

First class para todos los días del año

Bmw C 650 Gt 2016 003

Una vez a los mandos nos encontramos con una postura verdaderamente cómoda. No tenemos un suelo plano debido a la viga central y al depósito de combustible que hay entre las piernas, pero tenemos un montón de espacio longitudinalmente para colocar los pies. El manillar es ancho y está elevado, lo que favorece una postura totalmente erguida y relajada.

Las manos caen en su lugar con naturalidad y me ha gustado que el manillar no sea tan ancho como parece tendencia en las últimas motos de BMW. Ambas manetas de freno son regulables longitudinalmente.

Bmw C 650 Gt 2016 021

Debo decir que me faltan un par de centímetros de altura para conseguir la postura perfecta. Llevando las lumbares hasta el pequeño respaldo los brazos me quedaban totalmente estirados y no alcanzaba con los pies la parte delantera de las plataformas, pero igualmente es un scooter con el que se pueden hacer largas tiradas por su confortabilidad.

El cuadro de mandos continúa con la línea elegante del resto de la moto enmarcado en una pieza plástica en negro brillante. La falsa esfera doble guarda a su izquierda un velocímetro analógico y a la derecha una pantalla digital con toda la información necesaria (nivel de combustible, revoluciones, ordenador de viaje, doble trip, consumo medio e instantáneo, temperatura..).

Bmw C 650 Gt 2016 011

La comodidad no se limita a una postura relajada, también en BMW nos han dejado unos detalles propios de sus productos y nos encontramos con una gran pantalla que protege mucho del viento, pero que además es regulable eléctricamente y nos permitirá viajar a cualquier velocidad sin recibir el impacto frontal del aire. Mucho tiene que ver aquí la amplitud del carenado, ya que no tendremos corrientes de aire directas en ninguna parte del cuerpo.

Esta unidad equipaba también elementos opcionales como los puños calefactables y el asiento tanto del conductor como del pasajero con calefacción. Perfectos para esas mañanas en las que hace más fresco del ideal.

Bmw C 650 Gt 2016 013

Así de entrada, se me ocurre que el BMW C 650 GT es una gran solución de movilidad para gente que viaje mucho en avión y se desplace continuamente al aeropuerto desde casa, deje allí aparcado el scooter con el casco y la cazadora dentro y tome su vuelo cómodamente.

Pero aún hay más que contar, mañana seguimos que pierdo el avión.

Siguiente parte | El lujo se apodera de nosotros en el exclusivo BMW C 650 GT, la gran apuesta alemana para los maxi-scooter

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos