Publicidad

Kalashnikov (el de las AK-47) se atreve con las motos eléctricas retro y el resultado es un acierto

Kalashnikov (el de las AK-47) se atreve con las motos eléctricas retro y el resultado es un acierto
1 comentario

Publicidad

Publicidad

El nombre de Kalashnikov te sonará sobre todo por el arma AK-47 que aparece tanto en las películas, como en los videojuegos y, lamentablemente, también en la vida real. Sin embargo, va mucho más allá del tema armamentístico. El grupo Kalashnikov ya nos suena en el tema de las motos porque hemos hablado de él en varias ocasiones: cuando desarrolló la moto de Vladimir Putin, una mole de 500 kg; cuando se pasó a probar con las motos voladoras o cuando se aventuró a fabricar motos eléctricas para mantener la seguridad y el silencio en Rusia.

Más allá de todas estas anecdóticas creaciones, ahora presenta un prototipo de moto eléctrica que hace un guiño a las primeras Café Racer de origen británico y que demuestra que los rusos pueden hacer una moto donde la estética y la tecnología van a la par.

Una moto rusa que quiere hablar en inglés

Kalashnikov, a través de su filial IZH, ha propuesto una versión naked de una moto eléctrica que hay que reconocer que entra por los ojos y demuestra que una montura de este tipo puede ser llamativa, algo que cuesta ver en muchos de los inventos que hemos visto últimamente y que tienen un motor eléctrico.

La empresa rusa ofrece poca información de esta moto, pero la suficiente para hacernos una idea de las prestaciones que puede tener. Utiliza un motor eléctrico de 50 kW (unos 67 CV) que es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 100 km/h y recorrer hasta 100 km de autonomía máxima. Estos datos nos los dan sin conocer cuál es la capacidad de sus baterías (suponemos que de iones de litio) ni tampoco su peso.

Moto Rusa Electrica 1

Su estética retro con un guiño a las motos clásicas de la isla inglesa es inconfundible con su faro redondo, su falso depósito y sillín planos con un colín casi inexistente que crean una línea continua, las llantas de radios, los neumáticos que recuerdan más una moto tipo bobber, una pequeña alforja de piel con el número 18 integrada en los tubos del chasis y una máquina casi completamente desnuda que hace que destaque todavía más el espacio destinado a las baterías.

Con esta Kalashnikov eléctrica de momento los rusos solo están experimentando las posibilidades de este tipo de vehículos. Eso quiere decir que es solo un prototipo y que no está anunciada su comercialización, aunque quién sabe si en un futuro nos lleguen a sorprender gratamente.

Moto Rusa Electrica 2

Los rusos aún tienen mucho camino que recorrer (o igual es la sensación que quieren dar) si quieren adelantar a su competencia, que alcanza su máximo exponente en la americana Harley-Davidson LiveWire, una moto eléctrica de 105 CV, 235 km de autonomía y 33.700 euros, unas cifras que están muy por encima de este borrador ruso de dos ruedas.

En Motorpasión Moto | ¿Qué es el 'efecto pantalla' y por qué es tan peligroso para las motos?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir