Compartir
Publicidad

¡Electrizante! Alguien ha convertido una Honda MSX125 en una moto eléctrica demencial de 50 CV

¡Electrizante! Alguien ha convertido una Honda MSX125 en una moto eléctrica demencial de 50 CV
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La prometedora empresa Alta Motors ha pasado a mejor vida, pero todavía nos bendice con las bondades de su mecánica. Un youtuber americano llamado ElectroBraap se ha embarcado en un curioso proyecto de retrofit bastante atípico.

Tomando como base una Honda MSX125 (Honda Grom en el mercado americano) como punto de partida y la mecánica de una Alta Motors Redshift MXR como órganos donantes, han conseguido crear una montura eléctrica con aspecto de ser divertida a rabiar, aunque desconocemos sus cifras de autonomía.

50 CV de potencia eléctrica para una moto de serie de 100 kg

Para conseguir su propósito el youtuber ElectroBraap dejó a la diminuta MSX125 en los huesos y comenzaron el proceso de adaptación. Lo primero fue recortar la carcasa del motor eléctrico de Alta Motors y plantear la posición del propio motor, de la batería y crear los soportes para todo el conjunto dejando alineado el piñón de salida de la transmisión secundaria.

Todo el proceso fue artesanal, tirando de torno para la creación de todas las piezas necesarias como los soportes y los separadores, así como los anclajes que deberían mantener el motor bien sujeto al bloque de la batería.

Una vez que el corazón de la máquina estuvo más o menos listo se pusieron con el cerebro, con la electrónica. Para hacerle sitio cortaron la parte inferior del depósito y posicionaron allí el inversor, los controladores y el regulador para la carga de la batería.

Unos pocos ajustes aquí y allá y volvieron a desmontar todo para hacer un trabajo sorprendentemente fino, con acabados bastante buenos y suprimiendo las partes innecesarias de la carcasa del motor. El resultado final es bastante aceptable incluyendo tapas de fibra de carbono y una cubierta del piñón que incluye un soporte con rodamiento para evitar flexiones en el extremo del eje del motor. Y, una vez en movimiento, sorprendente.

La Honda MSX125 tal y como sale de la caja pesa 101,7 kg en orden de marcha. Desconocemos el peso que se añade con el paquete de baterías y el resto de parafernalia eléctrica, pero lo cierto es que tras el llamativo zumbido de la mecánica eléctrica la MSX-ya-no-tan-125 va muy, muy rápido. No en vano se ha sustituido una mecánica de 10 CV por una de 50 CV.

Está claro que en Estados Unidos tienen bastante más libertad que en Europa para realizar este tipo de modificaciones sin tener problemas con la ITV, aunque en cualquier caso lo ideal habría sido dimensionar el resto de componentes (frenos, suspensiones, neumáticos...) en relación a la multiplicación por cinco de la potencia.

Por cierto, que eso de ocultar su identidad con un casco y unas gafas de motocross está bien, pero ya de paso este youtuber podría preocuparse un poco por la seguridad y no grabarse hablando al móvil mientras conduce.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio