Publicidad

Las cinco motos eléctricas más surrealistas que jamás podrás tener en tu garaje
Motos eléctricas

Las cinco motos eléctricas más surrealistas que jamás podrás tener en tu garaje

Publicidad

Publicidad

¿Por qué cuando alguien piensa en las motos del futuro normalmente se imagina un diseño extraño, incómodo y de dudoso sentido estético? Quizás sea para llamar la atención de futuros inversores (queda mejor ahora decir business angels) que sueltan sus billetes para que un ingeniero pueda cumplir su sueño y fabricar lo que alguna vez se le ha pasado por la cabeza, aunque al final se quede en papel mojado.

Hemos traído cinco ejemplos de motos eléctricas que difícilmente podríamos ver en su garaje, ya sea por su estética, por el sentido con el que están hechas o porque se adelantan a su tiempo.

¿Moto ladrillo o memoria USB?

Polestar Slr

Este diseño de moto ha sido el causante de que hayamos acabado haciendo esta lista. ¿Es una moto? Sí porque cumple con la definición de la RAE: "Vehículo automóvil de dos ruedas, con uno o dos sillines y, a veces, con sidecar". Pero, hasta ahí, paramos de contar porque es difícil encontrar algún motivo por el que alguien pueda querer que sea real y querer usarla diariamente.

Su creador, Arthur Martins, irónicamente, se ha dedicado al mundo del diseño en la automoción en marcas como Volkswagen, General Motors o Citroën. Ha hecho algún pinito en las motos como la Audi Bullcycle, pero en la Polestar SLR es donde más ha dejado que su imaginación vuele. Es una moto eléctrica que busca el minimalismo hasta el extremo hasta tal punto que solo puede ir en línea recta.

Polestar Slr 2

Martins asegura que esto que es solo un prototipo y que la versión de calle tendría algunas modificaciones. Y eso esperamos, porque si no sería ilegal conducirla. Pero seamos claro, es difícil que una moto así fuese real. Por lo menos alguna zona con cierto colchón para las posaderas hubiese estado bien... como "concepto".

Una moto hecha de bambú con 50 km de autonomía

Banatti Green Falcon

Al contrario que la Polestar SLR, al menos la Banatti Green Falcon tiene una razón de ser: recurrir al bambú como fuente de recurso natural para fabricar motos eléctricas de hasta 50 km de autonomía. El motivo de este material, un tanto desconocido en Europa y Estados Unidos, es que habrá un boom del bambú y ya se están ideando muchos tipos de objetos para aprovecharlo.

Y aquí está la cuestión negativa, no tanto el material que se ha utilizado para fabricar la Green Falcon sino el cómo la han rematado. Según su creador conducir la moto es como montar a caballo. Sin embargo, estéticamente no podemos decir que se parezcan. Será difícil ver este modelo como algo que pueda salir a producción, como mucho podrá servir de inspiración para otras motos con más sentido. ¿Tendrías esta moto en tu garaje?¿Te resultaría práctica?

La one-off casera hecha con madera de balsa

Moto Electrica Bizarra

En verano de 2019 nos sorprendió la noticia de que la Policía inglesa había parado en la autopista a un tipo que iba con una especie de moto eléctrica fabricada por él mismo. La sorpresa fue que **este engendro era legal y estaba homologado****** para circular como cualquier otro vehículo por la carretera.

Las imágenes, que asustan por una parte y nos sacan una sonrisa por la otra, muestran una especie de vehículo de dos ruedas circulando a ras de suelo y fabricado a base de madera de balsa, fibra de vidrio, cinta adhesiva, un motor eléctrico y poco más. Precisamente porque es una creación casera de dudosa seguridad será muy difícil que duerman junto a tu montura y mucho menos que la sustituya, por supuesto.

Una moto para que tu fisioterapeuta se haga millonario

Electric Revolution 1

En su día hablamos de la Racer-X como la moto que se compraría Blade, aunque ahora nos pega más para Lobezno y sus 'compis' de los X-Men. Su creador, Mark Atkinson, quiso fabricar una moto partiendo desde cero y autoformulándose una pregunta: ¿qué construiría si no tuviese una imagen de lo que es una moto?

Atkinson solo quería que fuese una moto eléctrica y que no tuviese un depósito de gasolina, que lo consideraba como un objeto "muy tonto". Tecnológicamente es una moto interesante. Por ejemplo, para manejar la dirección fabricó un servomotor controlado por arduino. Pero más allá de su diseño, solo hay que ver la postura de la chica para entender el título. Quien no diga que su fisio no se va a hacer rico es que nunca ha viajado incómodo en una moto. La conclusión de todo esto es que la moto ha acabado expuesta en un museo de Los Ángeles.

La Yamaha salida de Skynet con inteligencia artificial

Yamaha Motoroid

Nos hemos guardado la moto con más tecnología para el final. En el Salón de Tokio de hace un par de años Yamaha sacó a la luz la MOTOROiD, una moto del futuro que aún va a tardar mucho en llegar, si es que llega.

Tanto en coches como en motos ahora la tendencia es la inteligencia artificial (precisamente en el CES 2020 han anunciado el precio de la Damon Hypersport, una deportiva eléctrica que recurre a la IA). Esta japonesa venida del futuro tiene esta tecnología, lo que le permitiría conducir de forma autónoma y comunicarse con las infraestructuras que le rodean. Por supuesto, tendría un motor eléctrico y el carenador obligaría al piloto a apoyarse sobre ella. Sin duda, aún queda mucho para que lo veamos en la calle, aunque ya se sabe que el mundo de la tecnología y la movilidad avanza a acelerones y muy fuertes.

En Motorpasión Moto | Guía rápida sobre bicicletas eléctricas para saberlo todo antes de comprar una

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios