La cara B de la subida del precio de la gasolina: las bicicletas eléctricas se están comiendo los daños colaterales

La cara B de la subida del precio de la gasolina: las bicicletas eléctricas se están comiendo los daños colaterales
1 comentario

La guerra entre Rusia y Ucrania está elevando el precio del combustible a niveles nunca vistos hasta ahora. Por eso el consumidor está buscando formas alternativas de transporte que le sirvan para llevar su día a día sin dejarse por el camino todo su sueldo.

Una de las opciones por las que más se está optando para estos desplazamientos diarios son las bicicletas eléctricas. Tanto es así que las empresas dedicadas a este negocio están experimentando un incremento de ventas extraordinario. No obstante, no es oro todo lo que reluce, ya que esta subida les está proporcionando más quebraderos de cabeza que satisfacciones.

Ganancias mermadas por diferentes factores que afectan a los costes

Las Bicicletas Electricas Sufren Las Consecuencias De La Subida De La Gasolina003

El boom del transporte alternativo en las grandes ciudades es más que una realidad. Un hecho que se ha producido en un primer momento por la facilidad de conducción de este tipo de vehículos, sus múltiples beneficios y su bajo mantenimiento.

Sin embargo, la guerra entre Rusia y Ucrania ha espoleado aun más sus ventas debido a la crisis del combustible en la que ha derivado el conflicto. Y es que con unos precios que en España alcanzan de media los 1,81 euros para la gasolina sin plomo 95 y los 1,84 euros para el gasóleo de tipo A, buscar una alternativa al transporte diario se ha vuelto una necesidad.

Las Bicicletas Electricas Sufren Las Consecuencias De La Subida De La Gasolina006

No obstante, este incremento en el precio del combustible se ha convertido en un arma de doble filo para las empresas dedicadas a la venta de bicicletas y patinetes eléctricos. Según informa Inc. las compañías están experimentando pérdidas derivadas de los costes del transporte y la producción de sus materiales pese al aumento exponencial de sus ventas.

Sin ir más lejos, el director ejecutivo de Rad Power Bikes, Mike Radenbaugh, explicaba en esta revista que en el último mes el interés por sus bicicletas habían aumentado hasta en un 30% tras estallar la crisis del combustible. Bird, la empresa de alquiler de transportes ecológicos que también vende bicicletas eléctricas, había experimentado ese aumento del 30% en el tráfico de su web y hasta en un 60% en las ventas durante este período.

Las Bicicletas Electricas Sufren Las Consecuencias De La Subida De La Gasolina004

Sin embargo los costes también han subido, ofreciendo una verdad a medias de este éxito. Ely Khakshouri, fundador y director ejecutivo de Retrospec, una empresa emergente de este tipo de vehículos con sede en Perris, California contaba a Inc. que "los precios de la energía no solo impulsan a los consumidores. También afectan a nuestros costes y gastos en un momento en que los pedidos son tan impredecibles y volátiles. El entorno de la cadena de suministro es tan hostil como puede ser. Y ahora esto".

Pero no solo los costes de envío están siendo altos debido al transporte, los crecientes precios del aluminio y el cobalto también están afectando a la producción de estos vehículos, suponiendo todo un desafío por parte de las empresas mantener sus productos con precios asequibles. De hecho, esta situación está agravando las finanzas de las compañías de reciente creación.

Las Bicicletas Electricas Sufren Las Consecuencias De La Subida De La Gasolina002

Por el momento, el Gobierno español ha rebajado el precio del combustible 20 céntimos por litro para ayudar a consumidores y empresarios a apaliar una crisis que, al menos de momento, no tiene visos de terminar.

Temas
Inicio