Publicidad

La octava bola de Marc Márquez en 30 fotos y cuatro vídeos para rendirse ante el potencial del 93
MotoGP

La octava bola de Marc Márquez en 30 fotos y cuatro vídeos para rendirse ante el potencial del 93

Publicidad

Publicidad

Sin fisuras. Ayer Marc Márquez se proclamó como el campeón del mundo de MotoGP de 2019, su sexto título en la categoría máxima y la octava corona en total en una partida de billar casi perfecta que ni siquiera la brutal caída del viernes le ha podido frenar, sumando de paso la victoria 150 para Honda en MotoGP.

Márquez metió la bola ocho en Tailandia tras una nueva demostración de que pese a que quizá tiene más rivales que nunca está un paso por delante de todos ellos, sabe manejar cada situación y resolver con una precisión y contundencia que va refinando año tras año.

Esfuerzo, talento y equipo para sumar ocho mundiales

Un título en 125 cc (2010), otro en Moto2 (2012) y nada menos que seis en MotoGP (2013, 2014, 2016, 2017, 2018 y 2019). Con estas cifras Marc ha alzado como el piloto más joven que jamás haya ganado ocho títulos mundiales, con 26 años y 231 días, el más joven en disputar 200 Grandes Premios y el más joven en ganar seis mundiales en la categoría reina, con el valor añadido de conseguir seis de los campeonatos en MotoGP en siete años.

Los seis títulos de MotoGP colocan a Márquez con los mismos laureles que Rossi y le sitúan a sólo un triunfo de conseguir el mismo número de mundiales del astro italiano. Precisamente Rossi reconoció que, a excepción de Austin, Márquez ha hecho una temporada absolutamente perfecta.

La operación a la que Márquez tuvo que someterse el pasado mes de diciembre condicionó totalmente su pretemporada y también el inicio de 2019. Cuando se apagó el semáforo en Catar el 93 no llegó ni mucho menos al 100% físicamente, y fue entonces cuando anticipó que en este año que en sus días malos como mucho sería mejor que casi todos los demás pilotos en pista.

Incluso su compañero y rival Jorge Lorenzo afirmó que "un Márquez lesionado sigue siendo mejor que los demás". Esta afirmación está avalada por números rotundos, con más victorias que Mike Hailwood y más podios que Giacomo Agostini, sumando más de 2.000 puntos en MotoGP, más de 3.000 puntos en el mundial y alzándose como el piloto español con más victorias de MotoGP.

Durante toda la temporada Márquez ha sido el rey indiscutible de la regularidad. La caída de Austin liderando una carrera que ya tenía su nombre fue la única bola blanca que fue a una tronera, el resto de los Grandes Premios suma nueve victorias y cinco segundos puestos. Parece fácil, pero no lo es, e incluso con las dificultades, Márquez manifestó que "será muy difícil igualar esta temporada".

Con esta jugada a Márquez le han sobrado cuatro carreras, algo que sólo han conseguido antes que el 93 pilotos de la talla de Mick Doohan y Valentino Rossi. El reto de Márquez, la meta que se ha marcado, es mantener la tensión el resto del año y evitar caídas, algo que le ha pasado anteriormente.

Porque tal y como sostiene Alberto Puig, Márquez siempre aprende aunque gane. La madurez que ha conseguido el de Cervera esta temporada ha llevado al conjunto moto-piloto un paso más lejos, y no sólo ha sido gracias a la potencia extra que le ha ofrecido Honda en el prototipo de este año.

"Los próximos años el nivel lo pondrán mis rivales", apuntó el ahora ocho veces campeón del mundo, y es que tiene más mérito aún saber que los triunfos de Marc han sido frente a nombres de la talla de Lorenzo, Rossi, Dovizioso, Rins o Viñales. Algunos ya ven a Fabio Quartararo como el antídoto anti-Márquez, pero no estará sólo. 2020 se avecina como un año interesante.

En Motorpasión | Así afectará a las motos Madrid 360, el plan anticontaminación que sustituirá a Madrid Central en 2020 | Así era la Honda Motocompo: la fallida moto plegable que cabía en el maletero de un kei car

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir