Compartir
Publicidad

La despedida de Jorge Lorenzo: "Hay historias felices, tristes y otras inclasificables como la mía con Ducati"

La despedida de Jorge Lorenzo: "Hay historias felices, tristes y otras inclasificables como la mía con Ducati"
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se acabó. El Gran Premio de Valencia, la victoria de Andrea Dovizioso en Cheste y el atípico podio de Álex Rins con Suzuki y Pol Espargaró con KTM han cerrado la temporada 2018. Un fin de ciclo que supone el adiós de Jorge Lorenzo a Ducati.

El piloto balear no quiere irse de la marca de Borgo Panigale con sabor agridulce y ha querido dedicar una carta de despedida a la que ha sido su casa durante las dos últimas temporadas. Una carta en forma de video en la que se ha sincerado y ha confesado que sí, efectivamente, llegó a pensar en la retirada justo antes de lograr la victoria que estaba convencido que podría conseguir con la Desmosedici.

"Sería injusto que unas carreras desafortunadas empañaran estos dos años mágicos"

"Todas las habilidades que me habían permitido ser campeón del mundo hasta entonces no me iban a servir". Así es como Jorge Lorenzo arranca su narración de la que ha sido su mayor reto hasta la fecha, un reto en el que ha intentado conseguir con Ducati el título de campeón que nadie ha logrado desde Casey Stoner en 2007.

La primera vez que cogió la Ducati Desmosedici en los entrenamientos de la pretemporada 2017 se encontró con una montura completamente distinta a lo que estaba acostumbrado; una moto muy particular con una mecánica distinta, mucha potencia y un comportamiento que distaba mucho de la finura con la que se comportaba su amada Yamaha YZR-M1.

"Tocaba trabajar todas las horas que hicieran falta y aprender de todo y de todos". La pretemporada se le hizo excesivamente corta al mallorquín y se presentó en Catar sobre una moto que seguía sin entender, sobre la que sufría para llegar a final de carrera. Catar, Austin, Argentina... Un comienzo duro en el que Lorenzo apostilla que "llegaron las primeras críticas oportunistas que decían que nunca me adaptaría".

El primer destello de Lorenzo como piloto Ducati llegó en Jerez con un podio que se repitió en Aragón y Malasia durante 2017. Para 2018 las cosas comenzaron aún peor y en el Gran Premio de Francia un piloto de la calidad de Lorenzo admite que vio peligrar su carrera deportiva: "¿Me podía quedar fuera de MotoGP con 31 años y después de todo lo que había conseguido? La respuesta es: Sí".

Jorge Lorenzo Motogp Catalunya 2018 4

De esta manera tan rotunda Lorenzo detalla que incluso llegó a pensar en retirarse. El agotamiento pilotando la Ducati no sólo era físico, también era mental y sin conseguir resultados las puertas se le estaban cerrando antes de que pudiera haber dicho su última palabra sobre la Desmosedici.

"Durante unos días valoré la retirada, pero pensar en abandonar este deporte me ponía aún más triste. No era el momento; tenía que demostrar que podía volver a ganar".

Y llegó Mugello. "Una pieza nueva para el motor, un nuevo carenado, un depósito con ciertos... poderes mágicos. No iba a desaprovechar mi oportunidad el domingo". La victoria fue rotunda, casi tan rotunda como el "ya es demasiado tarde" que espetó cuando fue preguntado sobre si iba a seguir con Ducati en 2019.

Jorge Lorenzo Gp Austria Motogp 2018 5

No fue una victoria aislada. La tendencia se corroboró en Montmeló con otro triunfo y una soberbia carrera en Brno. Otra victoria en Austria batiendo al Márquez le hizo soñar hasta llegar a Aragón donde todo se estropeó: "Me lesioné dos dedos del pie y comenzó el calvario de lesiones". Unas lesiones que se incrementaron en Tailandia y le han obligado a apartarse de las carreras hasta la última cita en Valencia.

Pero Lorenzo no se queda con un mal sabor de boca y quiere cerrar este ciclo con una sonrisa. "Sería injusto que unas carreras desafortunadas empañaran estos dos años mágicos con Ducati. Gracias a la brillantez de todo el equipo hemos conseguido que a la GP18 se le considere la mejor moto de la parrilla y eso es algo que recordaré siempre con mucho orgullo".

Jorge Lorenzo Gp Austria Motogp 2018

Ahora Lorenzo emprende una nueva aventura. La aventura de dominar una Honda que hoy por hoy sólo es capaz de apaciguar Marc Márquez. Una moto a la que tendrá que adaptarse rápidamente si no quiere verse en la misma situación de la que ha salido airoso por los pelos este 2018.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio