Compartir
Publicidad
Seguimos la pista al pulgar más famoso: la Bultaco Brinco desde dentro, una moto-bike futurista
Enduro

Seguimos la pista al pulgar más famoso: la Bultaco Brinco desde dentro, una moto-bike futurista

Publicidad
Publicidad

¿Es una moto? ¿Es una bicicleta? Pues ni una cosa ni la otra. La Bultaco Brinco es, simplemente, una Bultaco Brinco. Está demostrado que las ideas que funcionan en una sociedad tan extramadamente polarizada son las que encuentran un nicho y lo explotan a muerte, y ahí es donde la renacida Bultaco empezó a fraguar su nuevo plan de negocio.

Es muy complicado explicar con unas pocas palabras cómo funciona esta Brinco porque es un compendio de soluciones y emociones distinto a lo que conocemos. No es ni una moto aunque tiene un puño de acelerador ni es una bicicleta aunque tiene pedales independientes. La propia empresa la define como una moto-bike, y te vamos a contar cómo han sido nuestras sensaciones a sus mandos.

¿Qué es una Bultaco Brinco?

Bultaco Brinco 2017 004

Vale, hasta ahora no había tenido el gusto de plantarme ante una de las nuevas Bultaco Brinco y al llegar a su lado te das cuenta que no es ni mucho menos una bicicleta de pedaleo asistido, o e-bike como las llaman ahora. Después de un pequeño briefing ya puedes intuir que es mucho más que una bicicleta, aunque conserva muchas similitudes.

Por un lado tenemos un pedalier de bici, tal cual. Por un lado tenemos un cambio en la parte trasera de nueve velocidades mientras que el propio pedalier es totalmente independiente y funciona exclusivamente con la fuerza de nuestras piernas. A modo de reductora, un tetón en la unión de las bielas actúa como "plato grande".

Bultaco Brinco 2017 023

De la otra parte, nos encontramos con un paquete de baterías colocado en la zona inferior del chasis (y que se puede desmontar en menos de un minuto de forma bastante sencilla, por cierto) que alimenta un motor eléctrico sin escobillas con una potencia de 2 kW colocado en el buje de la rueda trasera y que responde a las órdenes de nuestro puño derecho.

La capacidad de la batería es de 1,3 kWh y nos ofrece una autonomía que alcanza los 100 km en el modo Eco, 75 km en modo Tour o 50 km a fondo en modo Sport. Es decir, que dependiendo del uso que le demos podemos sacar una autonomía más que decente tirando de piernas o fundirla sin dar un solo pedal.

Adaptación y Adrenalina, ¡pulgar arriba!

Bultaco Brinco 2017 000

Se necesita una cierta experiencia para sacarle el jugo a la Brinco, pero cuando lo consigues... ¡agárrate!

Nos subimos a la brinco y empieza el periodo de adaptación. Ahora, el mundo del ciclismo y el motociclismo se tocan y deberemos aprender a coordinar manos y pies para buscar un equilibrio y encontrar el ritmo apropiado. Parece fácil pero pocas veces me había sentido tan inútil durante unos minutos hasta que te das cuenta que todo es más sencillo de lo que parece.

El truco consiste básicamente en mantener una marcha durilla para las piernas mientras que nos apoyamos con un ligero gas del puño derecho, así no habrá ruta que se resista. Todo esto sin dejar de pedalear, claro, siempre metiendo apoyo en la rueda trasera y como resultado la Brinco te recompensará con un ritmo constante y bastante animado.

Bultaco Brinco 2017 011

Obviamente también puedes llevar un ritmo mucho más tranquilo, limitándote a dar pedales y recurriendo mínimamente al motor eléctrico, usándolo sólo como apoyo en pendientes muy pronunciadas, pero no es tan divertido. Eso sí, lo que la Brinco permite más que la velocidad más o menos constante es encontrarte con que ahora puedes hacer rutas muy exigentes en ascenso sin cansarte demasiado en busca de descensos vertiginosos en los que darlo absolutamente todo.

Más allá del rendimiento del motor, la sorpresa del día vino en forma del rendimiento de la parte ciclo. Además de un chasis bien puesto a punto con unas geometrías estudiadas, el equipo de suspensiones de alta calidad tanto delante como detrás permiten bajar por tramos complicados casi sin darte cuenta.

Bultaco Brinco 2017 022

Por configuración y peso se comporta más bien como una moto de enduro, por mecánica se asemeja más a una bicicleta

El tacto de ambos trenes es perfecto y con 180 y 217 mm de recorrido delante y detrás la Brinco es capaz de digerir casi cualquier cosa sin rechistar, manteniendo la compostura y la velocidad de crucero en bajadas sin despeinarse. Y esto te lo cuenta un tío casi novel en esto de dar pedales al que no se le ocurrió otra cosa que juntarse en la ruta con el grupo de expertos y tarados de las bicicletas que debían creer que el primero se llevaba las llaves de un piso en Torrevieja.

Sí es cierto que con 39 kg de peso, a baja velocidad o en subidas muy pronunciadas se nota que la Brinco pesa y hay que procurar que no pierda velocidad en el primer tramo de subida o costará vencer la pendiente. Por el contrario, este elevado peso si lo comparamos con una bicicleta se torna una estabilidad muy superior y un tacto más de moto en bajadas y a alta velocidad.

Bultaco Brinco

Sin duda que montarse en esta Brinco es toda una experiencia divertida y adrenalínica, pero lo mejor que te podemos aconsejar es que lo experimentes por ti mismo. La marca está organizando eventos y rutas por toda España donde puedes apuntarte tú solo o con un par de amigos y probar la Brinco a mesa puesta.

Cuando te subas a una verás cómo esta moto-bike tiene más sentido del que parece sobre el papel. Lo mejor de todo es que por su peculiar concepto tiene una curva de aprendizaje muy larga y se puede usar de muchas maneras diferentes, por lo que es complicado aburrirse de ella.

Un potencial de hasta 50.000 unidades al año

Bultaco Brinco 2017 005

En Bultaco están preparados para satisfacer la necesidad de demanda con una producción que podrá alcanzar las 50.000 unidades al año

Además de pegarnos una reconfortante ruta por las montañas de Barcelona, también tuvimos la oportunidad de zambullirnos en lo que ahora son las entrañas de la marca, conociendo la factoría que tienen montada en pleno Montmeló, pegados al Circuit de Barcelona-Catalunya. Rodeados de figuras clave en la industria de las dos ruedas no podía haber un escenario mejor para el resurgir de una marca tan mítica, así que pulgar en alto nos metimos expectantes a conocer cómo es el músculo productivo de Bultaco.

Allí comprobamos de primera mano cómo, paso a paso, las instalaciones han ido ampliando. Da gusto ver cómo donde antes había poco más que una fábrica diáfana ahora las estanterías están llenas de componentes, la línea de trabajo no se detiene, los ensayos se suceden dentro del laboratorio técnico y la zona de empaquetado está repleta de Brincos embaladas y listas para su distribución.

Bultaco Brinco 2017 009

Desde la primera tirada limitada de 175 unidades colocadas a mediados de 2015 mediante pre-reserva online hasta ahora se han vendido un total de 1.500 unidades. La producción se inició en noviembre de 2015, aunque en realidad el primer año completo de fabricación ha sido 2016.

Ampliando turnos, a día de hoy Bultaco podría montar 30 unidades al día, pero ya tienen una segunda línea está preparada para entrar en funcionamiento a finales de este mismo año 2017 con la que se podría alcanzar un total de 50.000 unidades al año trabajando en tres turnos.

Bultaco Brinco 2017 006

Su mayor handicap reside en la comparación errónea con una bicicleta eléctrica y en un precio elevado

Como siempre, el tema de los puestos de trabajo siempre es un dato que nos resulta relevante, así que cabe destacar que la empresa española emplea en torno a unas 50 personas de manera directa además de otras 200 o 250 de manera secundaria entre proveedores de material y servicios.

En nuestro paseo por las instalaciones brevemente también pudimos ver algunos prototipos como la Bultaco Rapitan, un proyecto realmente interesante que, de momento, aguarda su turno en stand-by mientras la empresa se asienta y saca a delante la producción de los diferentes modelos de Bultaco Brinco.

Bultaco
Bultaco Rapitan Sport

En definitiva, la Bultaco Brinco R es un elemento de ocio puro, una forma diferente de buscar nuevas vías para la continuidad de una marca legendaria. Quizá no sea una moto como tal pero es una gran idea que a medida que vaya conociéndose irá ganando adeptos. De hecho, el que se hace con una luego acaba por llevar a nuevos clientes.

La R tiene la contrapartida de no ser matriculable (algo necesario para utilizar en vías públicas o por caminos transitables). Para eso están otras tres versiones que sí pueden circular bajo el mismo reglamento que regula los ciclomotores y que requiere la homologación, matriculación y seguro.

Bultaco Brinco 2017 020

Los precios de la gama se estructuran en 5.180 euros para la Brinco R, 5.800 euros para las matriculables RE, S y C (todas con catadriópticos, faros, retrovisores, sensores...) y 5.330 euros para la versión limitada Discovery en colaboración con Land Rover.

Bultaco Brinco R - Ficha técnica

Motor
Tipo Eléctrico AC sin escobillas
Potencia 2 kW
Modos de conducción Sport, Tour, Eco
Velocidad máxima 60 km/h
Batería Iones de litio de alta durabilidad
Capacidad 1,3 kWh
Cargador 8 Ah
Tiempo de recarga 3 horas
Autonomía Hasta 100 km
Chasis
Bastidor Monoviga y basculante de aluminio
Suspensión delantera Horquilla invertida regulable, 180 mm de recorrido
Suspensión trasera Monoamortiguador regulable, 217 mm de recorrido
Freno delantero Disco de 203 mm con pinza de cuatro pistones, accionamiento hidráulico
Freno trasero Disco de 203 mm con pinza de dos pistones, accionamiento hidráulico
Transmisión Nueve velocidades + overdrive
Rueda delantera 24x3"
Rueda trasera 24x3"
Dimensiones y pesos
Altura asiento 1.164,2/1.061 mm
Anchura 760 mm
Distancia entre ejes 1.200 mm
Longitud 1.848 mm
Peso 39 kg
Precio 5.180 euros
Nota:

Los gastos para acudir a la presentación de la Bultaco Brinco R han sido asumidos por Bultaco. Para más información, consulte nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos