Compartir
Publicidad
Publicidad
Welbike, el parascooter que saltó de la guerra a los circuitos y originó las pit bikes
Clásicas

Welbike, el parascooter que saltó de la guerra a los circuitos y originó las pit bikes

Publicidad
Publicidad

El origen del término para referirnos a las pequeñas mini motos que existen hoy se remonta a la década de los años 50, cuando profesionales y aficionados a las carreras empezaron a usarlas como medio de transporte para los pilotos en sus desplazamientos por el pit lane, donde resultaron ser muy prácticas. De ahí se acuñó el nombre de pit bike.

Pero para conocer su origen hay que remontarse unos cuantos años atrás, concretamente a 1942. A nadie se le escapa que el progreso de nuestra sociedad ha estado estrechamente ligado a los conflictos bélicos, al peso de ingeniería aeronáutica y a la industria automotriz en general. La primera mini moto, la Welbike, no es una excepción, se originó en la Segunda Guerra Mundial.

Welbike, el origen de las pequeñas pit bikes

Image South Africa Johannesburg Military Museum002

El pequeño engendro mecánico tiene su origen en el Reino Unido. El prototipo fue gestado por un miembro del cuerpo de operaciones especiales británico: Harry Lester, sobre la idea y el diseño original del Teniente Coronel John Dolphin. La Welbike fue ideada para ser usada por el mismo cuerpo militar durante su despliegue en la Segunda Guerra Mundial.

las Welbike fueron a menudo abandonadas por las tropas, que encontraban más fácil continuar a pie por el campo de batalla

Pequeña y plegable, estaba fabricada para ser lanzada en paracaídas y desplegarse sobre el campo de batalla como se hacía con la mayoría de suministros militares. Por este motivo también fue conocida como parascooter. Construida atendiendo a las premisas de sencillez de manejo y montaje (en teoría un soldado podía desplegarla en 11 segundos) su objetivo era facilitar el transporte de las tropas por el campo de batalla.

Welbike2

Aunque llegó incluso a debutar en el desembarco de Normandía con la Sexta División Aerotransportada, nunca llegó a tener mucho éxito por los inconvenientes que presentaba en el propio campo. Encontrarlas en los barrizales, donde las Welbike aterrizaban, o la imposibilidad de transportar a un soldado totalmente equipado de forma eficaz, por el peso y por la poca potencia de la que disponían, eran algunos de esos inconvenientes.

Aunque los primeros modelos entraron en acción, a menudo fueron abandonados por las tropas, que encontraban más fácil continuar a pie. Finalmente su uso fue otro y acabaron siendo utilizados por la RAF, la Real Fuerza Aérea Británica, como medio de transporte en los extensos campos de aviación.

La mini moto en un frasco

cle-canister

Las Welbike se lanzaban desde los aviones en un recipiente cilíndrico que desplegaba un paracaídas. El CLE Canister era el contenedor con el que se lanzaban toda clase de suministros a las tropas en aquella época sobre el campo de batalla. Los frascos contenían de todo, desde alimentos y municiones hasta armas u otro tipo de equipo técnico como radios o las pequeñas mini motos.

La Welbike fue expresamente diseñada para encajar en uno de estos frascos CLE. El contenedor estándar para su lanzamiento en paracaídas empleado por la logística militar de entonces media 130 cm de largo y tenía un diámetro de 40 cm.

La mini moto en cuestión

Welbike

Fabricada por la Excelsior Motor Company, la Welbike estaba propulsada por un motor monocilíndrico de dos tiempos refrigerado por aire. El motor era de la marca Villiers con 98 cc y 1,5 cv de potencia. La idea era que su montaje fuese lo más rápido posible para no ser detectado por el enemigo, por eso carecía de suspensión, luces y sólo incorporaba un freno trasero.

Por el contrario tenía una lata adherida a modo de depósito presurizado (con el carburador a la misma altura no podía ser alimentado por la gravedad) con una pequeña bomba manual. Tenía una autonomía de 150 km y podía alcanzar una velocidad de 48 km/h.

X 59109ce3

Hubo tres versiones de producción de la Welbike por la introducción de las mejoras para subsanar esos inconvenientes con los que se encontraban en el campo de batalla. La primera fue reajustada por la poca potencia del motor en el segundo modelo, dotándola con 6 cv potencia.

Esta a su vez fue mejorada en un tercero con la adición de un guardabarros trasero y un tanque de combustible. En total se produjeron cerca de las 4.000 unidades, repartidas casi equitativamente en cada una de sus tres versiones.

welbike-3

Tras el conflicto llega la oportunidad

Brockhouse Corgi

Muchos de los modelos de la Welbike nunca vieron la acción y al final de la guerra fueron recuperados, exportados y vendidos a los estadounidenses. Al carecer de freno delantero no se podían usar en la vía pública, y muchos fueron comprados para uso agrícola.

para no presentar una imagen tan british, fueron repintadas en color rojo oscuro y se le añadió el logotipo de Indian Motorcycles

La exportación y venta tras la guerra abrió el camino a su creador John Dolphin, quien vio la oportunidad y desarrolló la Welbike más allá de su idea inicial creando la marca Corgi y cambiando el grado de Teniente Coronel por el de Director General para extender la pequeña mini moto a la sociedad civil. Fue una evolución de la misma.

Corgi Scooter

El scooter Corgi, denominado por Dolphin por una raza de perro galés, fue accionado por un motor Excelsior Spryt de ciclomotor, muy similar a su pariente y estuvo en producción entre 1947 y 1954. Se diferenciaba básicamente en que este tenía una mayor solidez en su marco ya que el peso ya no era un problema, y en que tenía un depósito de combustible normal. De ella se fabricaron poco más de 27.000 unidades que sufrieron el mismo destino: la exportación a tierras yankees.

Indian Papoose

Para su venta en los EE.UU, los modelos exportados fueron rediseñados para no presentar una imagen tan british, para lo que fueron repintados en color rojo oscuro al que se le añadió el logotipo de Indian a cada lado del tanque de combustible y se la rebautizó como Indian Papoose. Pocos años después, en 1958, la marca del ala dorada sacaría su mítico Honda Cub cambiándolo todo, uno de los vehículos más vendidos de la historia del motor, por no decir el que más.

Fotos | Wikimedia Commons, Silodrome

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos