Publicidad

Siete trucos prácticos para sacar mejores fotos con el móvil a la moto
Conducción

Siete trucos prácticos para sacar mejores fotos con el móvil a la moto

¿Quién no se ha puesto alguna vez a buscar localizaciones para poder hacer la mejor de las fotos a su moto? Es una cosa que todos, antes o después, hemos hecho y da igual si vamos en una montura nueva, en una que nos han dejado o en una con la que llevamos toda la vida rodando.

Lo normal cuando salimos con la moto es que como mucho tengamos el móvil encima, así que será la herramienta que utilicemos para capturar ese momento (siempre y cuando no seas un friki de la fotografía y vayas a cuestas con una reflex). En esta lista podrás seguir una serie de consejos que te guiarán a la hora de fotografiar tu moto y sacar su mejor perfil.

Dedica tiempo a elegir la localización

Bmw R 1250 Rt 2019 Prueba 026

No hay una regla escrita a la hora de escoger cuál es la mejor localización que sirva de fondo para nuestra moto. Piensa qué tipo de moto tienes y en función de eso vete a buscar lugares. Por ejemplo, si tienes una Honda CRF1100L Africa Twin, su terreno es el campo y no tanto la ciudad, así que tiene más sentido que busques caminos y montaña. Lo mismo para un scooter: su terreno es la ciudad así que no la lleves a un campo lleno de cuervos. Aunque insistimos, para gustos, colores, y la fotografía puede dar mucho juego, siempre que se haga con cabeza.

A la hora de escoger un fondo, has de pensar que lo realmente interesante es la moto, no lo que hay detrás de ella. Así que hay que evitar elegir algo que desvíe la mirada de nuestra montura. Aquí los colores también son importantes así que, si por ejemplo tu moto es verde, no vayas directo al césped y busca el contraste con un fondo que tenga un color diferente, para que resalte más.

Estudia bien la composición de cada foto

Triumph Street Triple Rs 2020 021

La tecnología que lleva el móvil hace que nos resulte muy fácil sacar una foto en muy pocos pasos. Sin embargo, debes tener unas nociones básicas de dónde colocar cada elemento a la hora de hacer una foto. En fotografía existe la regla de los tercios: imagina que dividimos una imagen en nueve cuadrados iguales y fotografiamos la moto en las esquinas del cuadrado central. Es ahí donde por norma general se nos va la mirada.

Ayúdate de los objetos que te rodeen para que guíen a nuestros ojos hasta el objetivo final, que debe ser nuestra moto. Por ejemplo, si estamos en mitad de dos edificios, estos pueden ayudarnos a encuadrar la moto para que nuestra atención se vaya a ella. Es lo que se conoce como punto de fuga en una imagen.

La luz es fundamental en fotografía

Rieju Tango 125 2 0 2019 Prueba 018

En la fotografía una parte fundamental es la iluminación y según la hora del día, si estamos en exteriores, tendremos una luz más cálida y suave o más dura. Si buscas lo primero, la hora del amanecer o del ocaso puede ser muy interesante para encontrar un plano más suave. Eso sí, ten en cuenta que tendrás más sombra sobre el suelo al tener el sol sobre el horizonte.

Si haces la foto a las horas con más calor del día, entre las 14:00 y las 17:00, es cuando el sol estará más encima de nosotros y por tanto las sombras irán directamente contra el suelo y la luz será mucho más dura. Si lo que pretendes es hacer hincapié en los contornos de la moto, mejor escoge las primeras o últimas horas del día.

Limpia la lente antes, enfoca y dispara

Yamaha Xtz700 Tenere 2019 Prueba 044

Aunque puede resultar algo de perogrullo, el móvil lo usamos para infinidad de cosas y no siempre con las manos limpias, así que antes de hacer cualquier foto limpia primero la lente (recuerda, mejor en círculos). Con el móvil podemos seleccionar un objeto con el dedo para que éste se quede enfocado. Siempre es mejor hacerlo para que la cámara entienda qué es lo que se quiere fotografiar.

Existe un modo manual en las cámaras de los móviles donde podemos seleccionar qué parámetros podemos ajustar como la ISO, el balance de blancos, la apertura del diafragma o la velocidad de obturación. A partir de ahí podemos jugar con el enfoque y la profundidad de campo. A la hora de hacer una foto a tu moto, es interesante que ésta esté enfocada y así el fondo quede en un segundo plano.

El encuadre puede hacer a nuestra moto más poderosa

El fotógrafo Mike Browne dedica parte de su tiempo a plasmar en imágenes los mejores ángulos de motos que van pasando sobre sus manos. Y una de las conclusiones a las que ha llegado es que hacer fotos a una moto estando completamente de pie es aburrido.

Un buen truco es agacharse para que la cámara esté a la altura del depósito de la moto. De esta forma la montura adquiere más presencia. De hecho, cuando más contrapicado hagas, más poderosa parecerá tu moto. Es una norma que se utiliza también en el cine, cuando se quiere destacar a un personaje con carácter.

Bmw R 1250 Gs Adventure 2019 Prueba 042

No olvides tampoco que por norma general es mejor no hacer fotos en vertical. Así seguirás las líneas horizontales que ya de por sí tienen este tipo de vehículos de dos ruedas. El mismo Browne aconseja que las motos quedan muy bien si se fotografían en tres cuartos, es decir, que se vea tanto el faro como el lateral de la moto. También se puede aprovechar una piedra o una lámina de madera para posar la pata de cabra sobre ella y que no quede tan inclinada nuestra montura.

Prueba diferentes sitios y planos

Royal Enfield Interceptor Int 650 2019 Prueba 001

En el lenguaje fotográfico existen muchos más planos que el general, así que no tienes por qué hacer todas las fotos dando varios pasos hacia atrás. Igual hay algún elemento de la moto que quieras destacar. Es ahí cuando podrías recurrir al primer plano, enfocando la parte que más te interesa de la moto.

Si lo que buscas es LA FOTO, no te quedes solo con una instantánea. Haz muchas, es lo bueno que tiene el formato digital, que no solo nos tenemos que limitar a un carrete de 36 fotos. Tampoco te quedes solo en una localización. Si a lo largo de la ruta ves más zonas interesantes, párate y dedícale unos minutos, si es que tienes tiempo. La experiencia también nos ha hecho entender que muchas veces los lugares más espectaculares no están a simple vista. Tienes que buscarlos.

Retoques finales

Este último punto es por si quieres rematar la foto para que te quede todavía mejor. El retoque fotográfico es algo muy común que utilizan todos los fotógrafos para mejorar las imágenes. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el Lightroom y el Photoshop (por decir dos programas) no son mágicos y no todo se puede arreglar fácilmente. Por ejemplo, si en una imagen había una señal de tráfico de fondo, podíamos haberla tapado con el espejo de nuestra moto, así nos ahorraríamos mucho tiempo de edición.

En los retoques finales, si solo tienes unos pocos minutos para dedicar céntrate en destacar los colores de tu moto, mejorar algo las luces y las sombras para resaltarla más y meter algo más de contraste si es necesario. Con todos estos consejos ya tienes una guía básica de cómo empezar a sacar más partido a tu moto y fardar de ella en las redes sociales.

En Motorpasión Moto | Hasta 2.000 euros de rebaja: así te hacen la boca agua las marcas para que quieras cambiar de moto

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios