Compartir
Publicidad
Los arrastrones de Yamaha, los Michelin delanteros y la navaja de Márquez
MotoGP

Los arrastrones de Yamaha, los Michelin delanteros y la navaja de Márquez

Publicidad
Publicidad

En las carreras sólo puede ganar uno, y en los campeonatos también, que al final suele ser el que más carreras gana. Y siguiendo con los topicazos está esa frase que siempre me ha parecido cruel pero no es poco cierta de que "el segundo es el primero de los perdedores". El Campeonato del Mundo de MotoGP 2016 lo ha ganado Marc Márquez, y la clave ha sido que es el que mejor ha sabido entender los neumáticos Michelin.

Con tres carreras por delante, los planetas alineados a su favor, un gato de la suerte en el casco y seguro que algún amuleto más escondido, Márquez materializó las pocas posibilidades de conseguir la corona con una victoria en casa de Honda y ante la desgracia de todo el equipo Movistar Yamaha MotoGP. Una debacle que ha mermado considerablemente los ánimos en el garaje de Iwata y que deja su confianza de la misma manera que terminó su fin de semana, en la grava.

El lamento azul

Valentino Rossi Motogp Gp Japon 2016

Los dos pilotos oficiales de Yamaha se habían mostrado rapidísimos en entrenamientos con un primer y segundo puesto en parrilla, y empezaron la carrera de la misma forma. Márquez no se dejó intimidar y recuperó posiciones, se colocó en primera plaza y tiró a muerte sin que nadie pudiera plantarle cara para conseguir la victoria. Por detrás, el cuento fue muy distinto.

Valentino Rossi rodaba en segunda posición, y cuando intentó reducir la distancia que le separaba del piloto de Honda para mantener viva la llama del campeonato, sin aviso ninguno perdió la rueda delantera de su Yamaha y ambos quedaban tendidos en la puzolana de Motegi.

Valentino Rossi Jorge Lorenzo Motogp Gp Japon 2016

Márquez ha sido el único piloto que ha puntuado en todas las carreras, una estadística irrefutable que se ha vuelto en contra de Yamaha

El italiano se mostraba claramente contrariado, "ha sido una lástima porque he permanecido fuerte y tenía un buen ritmo para la cerrera. Desgraciadamente mi comienzo de carrera no ha sido el que esperaba y he perdido la posición, dando paso a Jorge Lorenzo y Marc Márquez. Después de ello, Márquez ha sido un poco más rápido que Lorenzo y yo, aunque el ritmo era bueno".

Como tantas otras veces, cuando un piloto intenta forzar un poco más el neumático delantero encuentra el límite sin aviso y cae, "he sido capaz de empujar intentando alcanzar a Márquez, pero desafortunadamente he perdido el tren delantero. Sinceramente, no he sentido ningún problema en la curva, no entiendo qué es lo que ha pasado, pero perdí el neumático delantero y lógicamente he cometido un error que nos ha apartado del podio y del campeonato".

Valentino Rossi Jorge Lorenzo Motogp Gp Japon 2016

Con Márquez rodando destacado en solitario, Lorenzo heredaba la segunda posición. Una plaza que de haber terminado así la carrera impediría la proclamación prematura del dorsal 93 y que además le daría el subcampeonato al mallorquín. Pero no iba a ser tan sencillo, porque Lorenzo estaba siendo incapaz de mantener un ritmo competitivo y Andrea Dovizioso se le echaba encima.

Entonces Lorenzo forzó una rueda delantera con la que ya no se sentía a gusto desde el comienzo de la carrera y el resultado fue el mismo que hemos visto en otras ocasiones este 2016 y que sólo unos minutos antes se cobró la carrera de Rossi: el suelo.

Desde el otro lado del box azul, Jorge Lorenzo comentaba sobre la caída que "ha sido muy suave, pero estoy muy decepcionado porque a falta de cinco vueltas hemos perdido la oportunidad de estar segundos en el campeonato con seis puntos de ventaja después de la caída de Rossi".

Jorge Lorenzo Motogp Gp Japon 2016

Michelin tiene que mejorar claramente sus gomas, pero los equipos tienen que saber cómo sacarles todo el rendimiento igual que han hecho en el box de Marc

Pero en realidad el piloto balear mas que con él, estaba decepcionado una vez más con los neumáticos Michelin, y volvía a señalar con el dedo a quien él cree que son los responsables porque "hay muchas caída por los neumáticos y deberían de mejorarlos para evitar esto. Nos hemos equivocado con la elección del neumático delantero porque todo el fin de semana hemos tenido vibración, tan sólo en la FP4 no lo hemos notado, pero en carrera hemos vuelto a notarlo".

"No he podido marcar la diferencia en aceleración que siempre puedo marcar y no he conseguido seguir el ritmo de Márquez incluso Dovizioso me estaba cogiendo, he apretado un poco más y ha sido suficiente para perder la rueda delantera y no poder ni intentar salvarla. Hay que mejorar el grip del neumático trasero y delantero, de los dos, hay mucho trabajo porque hay muchas caídas y son todas por culpa del neumático", continuaba Lorenzo.

Un año de caídas y filos de navaja

Marc Marquez Motogp Gp Japon 2016

Lo cierto es que ha sido un año de caídas para todos, incluso con neumáticos muy defectuosos como el delantero que se le desintegró a Dani Pedrosa en el Gran Premio de Aragón. Todos los pilotos se han ido al suelo en mayor o menor medida, pero con una salvedad que es clave para entender la coronación de Márquez en Motegi.

Mientras que Valentino Rossi y Jorge Lorenzo han terminado con cuatro y tres ceros respectivamente en sus casilleros (dos para Lorenzo si descontamos el de Montmeló, que no fue su culpa), Márquez no ha hecho ninguno, ha sido el único piloto de la categoría capaz de puntuar en todas las carreras. Incluso cuando se fue al suelo en Le Mans, se levantó, cogió su moto y acabó décimo tercero.

Quienes mejor han hecho el trabajo para entender los neumáticos Michelin y comprender hasta dónde se puede llegar han sido Márquez y su equipo. El de Cervera se ha caído mucho este 2016, pero lo ha hecho en entrenamientos, buscando el límite y salvando caídas cuando parecía imposible recuperar la moto. De esta manera, Marc ha sido el único piloto con posibilidades de saber hasta dónde se podía llegar con unos neumáticos delanteros que no avisan cuando van a perder agarre.

Marc Marquez Motogp Gp Japon 2016

Hasta en la carrera de Motorland le vimos cómo casi se iba al suelo en los primeros compases al cerrarse la dirección de su moto, pero una vez más salvaba la caída y ganaba la carrera. Ésto sólo lo puedes hacer cuando comprendes dónde está el filo de la navaja y ruedas constantemente haciendo malabarismos sobre él.

Las Yamaha eran las favoritas al inicio de esta temporada, pero no han sabido comprender hasta dónde llegar con los Michelin sin caerse

Sobre el papel, a principio de año había más papeletas en el garaje de Yamaha para que las motos de los diapasones se hicieran con el título. Motos más equilibradas que podían adaptarse mejor al cambio de neumáticos Bridgestone a Michelin. Por eso nos sorprendió aún más enterarnos entre los garajes de Honda en Motorland que habían tenido que seguir dos vías de desarrollo diferentes: una moto con una configuración muy rígida y radical para Márquez y otra más convencional, más Yamaha, para Pedrosa y el resto de pilotos de la marca. Más rígida y radical significa que castiga más los neumáticos, y aun así ahí lo tienes, ningún cero.

Ahora ya podemos empezar a pensar en 2017, y más vale que todos los equipos se pongan las pilas o, mejor, que quien hace las gomas empiece a hacer neumáticos a la altura del Campeonato del Mundo de MotoGP.

Fotos | Repsol Media, Yamaha MotoGP
Más información | MotoGP
En Motorpasión Moto | GP Japón

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos