¿Es Dorna el amigo de Valentino Rossi o su propio amigo?

Sigue a

The Doctor, Mugello 2012

Cuando Carmelo Ezpeleta dijo hace unos meses que Valentino Rossi tendría una moto competitiva en 2013, buena parte de la afición se escandalizó de las palabras del CEO de Dorna. Incluso muchos lo señalaron como la mano negra detrás de los contratos millonarios que maneja el piloto italiano. Pero pocos tuvieron la suficiente sangre fría para analizar lo que realmente estaba pasando. El pasado día 6 de agosto publicaron en Motomatters un interesante articulo que aporta un nuevo punto de vista sobre lo que ha pasado entre las bambalinas de esta temporada y que voy a intentar trasladaros aquí.

El articulo es bastante extenso y primero analiza la situación de Valentino Rossi en estas dos últimas temporadas dentro de Ducati. También analiza y señala los puntos fuertes y los débiles de la escudería de MotoGP. Algo que os recomiendo encarecidamente que leáis, aunque sea utilizando el traductor de Google. La parte que nos interesa nos presenta a Carmelo Ezpeleta y a Dorna como actores principales en el tema del fichaje de Rossi por Yamaha ¿Pero qué lleva a involucrarse en un fichaje así a la empresa que gestiona los derechos de imagen del Mundial de MotoGP?

Ducati Corse Box, Indianapolis 2012

La respuesta es sencilla, con Valentino Rossi fuera de los puestos delanteros de la categoría Dorna las audiencias televisivas estaban iniciando un peligroso descenso. Y como Dorna vive de esos derechos era la primera interesada en que las audiencias remontaran. Tras leer esto seguro que hay muchos que dicen que Valentino Rossi ya no es tan interesante par la televisión. Puede que así sea, pero si así fuera no creo que Dorna se hubiese preocupado tanto por el piloto italiano.

Quizá la explicación que se nos escapaba a algunos es que Valentino es a MotoGP lo mismo que Tiger Woods en golf o Bjorn Borg en tenis. Todos son deportistas que aunque no te interés lo más mínimo el deporte que practican si los ves por televisión te paras a mirar un rato qué es lo que está haciendo. Y esta audiencia “ocasional” es mucha más que la audiencia de los “expertos” aficionados que ven las carreras porque les gustan. Corra quién corra acaban sentados delante del televisor y su vida orbita alrededor de estas competiciones. Esta gente no falla, pero la cifra final de la audiencia baja mucho si no hay una estrella mediática en los puestos de cabeza.

Una opción es conseguir estrellas locales que sean capaces de atraer a esos telespectadores ocasionales. Pero con el dominio español del mundial en general, y con lo difícil que está conseguir una moto competitiva en MotoGP para un piloto de cada país en los que se venden los derechos televisivos, la solución es sencilla. Hagamos todo lo posible para que el piloto más mediático se siente en una moto ganadora de nuevo y se deje de desafíos.

Valentino Rossi, Laguna Seca 2012

La otra opción de Dorna es que los reglamentos ayuden más a la hora de igualar las mecánicas y que esto haga más entretenidas las carreras. Algo que ya ha pasado con Moto2 y Moto3, pero que en MotoGP se está complicando porque las grandes marcas han invertido mucho dinero en crear los actuales prototipos de 1.000 cc. Así que la apuesta se tiene que hacer a futuro para que nadie se sienta discriminado ni se quede con la sensación de que su inversión se haya ido por el desagüe. Así que el plan de Dorna roza casi la perfección.

Con Valentino Rossi en Yamaha se aseguran al menos dos años más de espectáculo porque tienen la certeza de que el piloto italiano volverá a estar delante ofreciendo espectáculo. Mientras tato Dorna tiene dos temporadas para negociar con las marcas, principalmente Honda, Yamaha y Ducati, para que acepten un reglamento que imponga la centralita única, limitación de rpm y limitación de ayudas electrónicas. Incluso Suzuki y BMW podrían estar esperando a ese nuevo reglamento antes de seguir con el desarrollo de las CRT y su electrónica. Algo que se ha demostrado que es demasiado complicado.

De esta manera todos parecen ganar. Por un lado Yamaha gana un piloto que junto con Jorge Lorenzo puede ser la apuesta más segura de la marca en mucho tiempo para asegurarse el mundial en 2013. Valentino Rossi puede aprovechar los buenos resultados para “tapar” estas dos desgraciadas temporadas en Ducati. Ducati puede aprovechar para volver a su filosofía original de pequeña fábrica que compite contra los gigantes asiáticos con su propia filosofía. Por otro lado si Andrea Dovizioso no triunfa la explicación seguirá siendo que nadie excepto Casey Stoner es capaz de domar la Ducati y si triunfa demostrará que ha sido capaz de hacerlo mejor que Valentino Rossi, la estrella de MotoGP. Arriesgando un poco el resultado puede ser espectacular para Andrea.

Valentino Rossi, Indianápolis 2012

Pero quien más gana con todo esto es Dorna, que nos tiene entretenidos durante al menos dos temporadas. Pueden seguir vendiendo los derechos televisivos a buen precio y mientras tanto tienen margen de maniobra para seguir negociando el nuevo reglamento de una categoría reina que languidece poco a poco. Aunque el final de toda esta historia sólo lo conoceremos cuando se inicie la temporada 2015 del Mundial de MotoGP. Si todo va bien, veremos una parrilla con cinco o seis marcas de motos (o motores) con material lo suficientemente igualado como para garantizar el espectáculo. Quizá en esa temporada ya no veamos a Valentino Rossi en la parrilla, pero con la cantera que se está labrando en estos momentos puede que vuelvan a encontrar otro diamante como el italiano para que brille en en motociclismo de los años veinte del siglo XXI. Habrá que tener paciencia.

Vía | Motomatters
Fotos vía | Ducati Press

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

23 comentarios